Luli Fernández nos da los mejores tips bajo cero – GENTE Online
 

Luli Fernández nos da los mejores tips bajo cero

Actualidad
Actualidad

A pesar de ser bastante friolenta, amo la nieve. La paso muy bien, porque me distrae de mi trabajo. La conocí de grande, a los 18 años. Me acuerdo que fue para una producción de GENTE. Cuando me quedé parada frente al Cerro Catedral dije: ‘¡Guauuuu!’”, recuerda emocionada Luli Fernández (22), modelo de la agencia Multitalent y conductora de Hombre al agua (por El 13).

No es para menos. El Catedral es el centro de esquí más importante de Latinomérica y recibe a cientos de miles de turistas cada invierno. A 1.634 kilómetros de Buenos Aires, se puede llegar en avión (casi 150 vuelos internacionales y 1.200 vuelos de cabotaje) y ómnibus. Tiene 600 hectáreas esquiables y 120 kilómetros de pistas, sin contar los casi cuarenta medios de elevación (entre sillas y pomas) y treinta cañones de nieve. En esta época es el paso obligado para los brasileños (que tienen un mes de vacaciones) y también –obvio– los grupos de egresados.

“Mi viaje de fin de curso es una asignatura pendiente. Como empecé a trabajar desde muy chica en el modelaje, tuve que rendir libre y me quedé sin la despedida de quinto año en la nieve”, relata la modelo.

NON STOP. “No soy una profesional del esquí, pero me defiendo.... Llevo dos años practicando snowboard y me divierto mucho haciendo slalom. Cada vez que estoy en las pistas gano mayor confianza”, reflexiona Luli.

El Cerro llega hasta los 2.180 metros y tiene pistas para beginners (principiantes) y también para expertos. Y por supuesto, los fuera de pista, tan de moda entre los snowboarders. Para los que se encuentran por primera vez con la nieve, la escuela Condor Fly tiene 30 profesores para enseñar el ABC del esquí, o bien del snowboard. También hay clases para aquellos que quieran mejorar su técnica y estilo. ¿Precios? Una hora de clase individual, 200 pesos. La clase de a tres vale 600 y dura dos horas. Los clientes de Personal gozan de un 15 por ciento de descuento.

PRIVILEGIOS. Por séptimo año consecutivo, Personal desarrolla un intenso programa de actividades de invierno. Quienes visiten Cerro Catedral podrán sentirse parte del universo de We Are Chusmas, la exitosa campaña que incentiva el uso de las redes sociales a través del celular. Los visitantes podrán participar de juegos y actividades y asistir a la particular peluquería de Nilda Nicolás en la nieve.

En el Honda Meeting Point hay un espacio para los clientes, donde recibirán toda la info de lo que sucede en el Cerro. También podrán participar del Honda Snow Tour: pequeños grupos organizados según el nivel de esquí, que hacen recorridos por caminos inexplorados. Los clientes de la firma Arnet pueden tomar chocolate caliente (sin cargo) en Mamushka.

¿QUE COMEMOS HOY? “Siempre que viajo a Bariloche vuelvo con un par de kilitos de más. Es imposible evitar comer miles de chocolates. Hay con frutas, blancos, negros, en rama... ¡y los pruebo toooodos!”, admite Luli. El lugar imperdible del circuito para almorzar es Mute, en la base del Cerro. ¿Precios? Una chocolatada, 15 pesos; sopa del día, 20; sugerencia del chef, 40. Otro hit es Puntobase, un espacio con capacidad para 270 personas en el interior y otras cien más en el deck con vista al Cerro.

Los precios son accesibles para la gran mayoría, con pastas caseras que arrancan en los 25 pesos. Muchos hacen base en Ski Ranch, habilitado para 230 personas (desde las 9 hasta las 19 horas). Allí, la especialidad de la casa es el pollo, en todas sus versiones. MODA WINTER. “La moda en la nieve es bastante difícil y poco sentadora. Hay que saber elegir, para no quedar como un muñeco inflable. Para mí, los accesorios son súper importantes. Los gorros de lana o de piel están buenísimos. Las antiparras y anteojos con bordes coloridos son importantísimos. Y el after ski es el momento ideal para mostrar a la mujer que se esconde detrás de todo el equipo abrigado”, dice nuestra host, experta en moda.

Este invierno, las mujeres marcan tendencia con los pañuelos de algodón al cuello. Además del equipo técnico de nieve, cada persona adecua su estilo en los detalles, como guantes, remeras térmicas y cinturones. “Los hombres están cada vez más lookeados. Las camperas pueden ser neutras en cuanto a diseño y color, para que perduren en próximas temporadas. Los pantalones para snowboard son más zarpados: ahora están de moda los prints con comics, por ejemplo”. Algunos riders se animan al Oxford, que existen ¡hasta en estampado animal!

TIEMPO DE DESCANSO. Para los que disfrutan del buen vivir, El Casco Art Hotel es un cinco estrellas lleno de historia. A quince minutos de la ciudad de San Carlos de Bariloche, ofrece 33 habitaciones con cuadros de firma. Se puede dormir en la suite Fader, la de Bertani, la de Quirós o la de Raúl Soldi, esta última la más grande (110 metros cuadrados, con terraza privada sobre el lago). En temporada alta, los valores pican en los 420 dólares.

En la city, el hotel Panamericano –el cinco estrellas con más capacidad de la Patagonia– tiene 300 habitaciones y suites, equipadas con TV, cajas de seguridad, wi-fi y mini bar. El casino del hotel cuenta con más de 500 máquinas de azar y 35 mesas de juegos, con espectáculos en vivo. Y Tinto Bistró (de Martín Zorreguieta, el hermano de nuestra princesa holandoargentina) es su restó vedette y un point a destacar en la gastronomía del Sur. ¿Precios? Desde 313 dólares. El Mineral Spa de Montaña (también en el mismo hotel), con todos los chiches y tratamientos, es altamente recomendable para el post esquí. Como para terminar con un mimo.

En el Refugio Lynch, a 1.930 metros sobre el nivel del mar, Luli le hace frente al frío con su look Stone: shorts, bucaneras, tachas, guantes sin dedos y chaleco de piel. “Me encanta el glam rock de altura”, desafía.

En el Refugio Lynch, a 1.930 metros sobre el nivel del mar, Luli le hace frente al frío con su look Stone: shorts, bucaneras, tachas, guantes sin dedos y chaleco de piel. “Me encanta el glam rock de altura”, desafía.

Los accesorios son obligatorios para marcar la diferencia. Gorros, cascos y bonetes tienen asistencia perfecta en la pista. En cuanto a las texturas, vuelven los tejidos, naturales y sintéticos. Valen los detalles de piel o de tachas. Los cascos –cada vez más livianos y tecnológicos– y las antiparras son vitales.

Los accesorios son obligatorios para marcar la diferencia. Gorros, cascos y bonetes tienen asistencia perfecta en la pista. En cuanto a las texturas, vuelven los tejidos, naturales y sintéticos. Valen los detalles de piel o de tachas. Los cascos –cada vez más livianos y tecnológicos– y las antiparras son vitales.

“El fashion bajo cero es bastante difícil: hay que tener buen ojo para elegir camperas y pantalones, porque siempre corrés el riesgo de parecer un muñeco inflable. La noche helada es más libre: es el momento para mostrar a la mujer que se esconde detrás del equipo de esquí térmico. A mí me gusta el look sexy rockero”, dice Luli.

“El fashion bajo cero es bastante difícil: hay que tener buen ojo para elegir camperas y pantalones, porque siempre corrés el riesgo de parecer un muñeco inflable. La noche helada es más libre: es el momento para mostrar a la mujer que se esconde detrás del equipo de esquí térmico. A mí me gusta el look sexy rockero”, dice Luli.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig