«Lula rompió la fórmula de los 90: votar priviligiando la estabilidad económica» – GENTE Online
 

"Lula rompió la fórmula de los 90: votar priviligiando la estabilidad económica"

Actualidad
Actualidad

-Más allá de la segunda vuelta, ¿es posible considerar a Lula como el nuevo presidente del Brasil?
-Sí. Es cierto que en política no hay imposibles, pero la historia indica que si alguien lleva más de veinte puntos de ventaja sobre su adversario, es muy difícil que pierda en la segunda vuelta.

-Lula presidente. ¿Qué significa?
-Como dato (o como fenómeno) general para la región, un brusco giro respecto de la relación que hubo, en los 90, entre política y economía. La ruptura de un modelo.

-¿Cómo era esa relación?
-Llevaba al poder al candidato menos riesgoso para la economía, al que generaba menos incertidumbre económica. Las dos victorias de Cardoso y las reelecciones de Menem y
de Fujimori son manifestaciones muy claras de ese esquema. Pero la victoria de Lula demuestra que hoy puede ganar alguien que no inspire confianza en materia económica.

-¿Por qué?
-Por la voluntad de cambio político. El caso Lula es un mensaje claro: "Con tal de lograr un cambio político, no importa correr el riesgo de una economía incierta".

-Lo contrario, a Lula le costó tres derrotas…
-Sin duda. Cuando sucedieron esas tres derrotas había total coincidencia entre los mercados y la tendencia de los votantes. Se apostaba a la estabilidad, y por eso ganaban los candidatos que preferían los mercados. La combinación capitalismo de mercado-democracia aparecía como única fórmula universal. Sin embargo, Lula está primero. A pesar de que, desde junio pasado, había señales muy claras de que no era el candidato predilecto de los poderes económicos.

-Sí lo era el candidato oficialista Serra, sin duda. ¿Por qué perdió, y por qué por tanto margen?
-Justamente, porque afirmó su campaña en el pasado. Repitió el esquema. Creyó que la gente no era capaz de votar por una economía de incertidumbre. Con ese esquema, Cardoso venció dos veces a Lula. Entonces, ¿por qué dudar? Pero los vientos habían empezado a
soplar desde otro cuadrante, y el esquema no funcionó.

-¿Eso significa que en la Argentina podría suceder algo similar?
-Sí. Según ese cambio, podrían ganar Rodríguez Saá o Carrió. Cuidado: digo podrían, no que ganarán… Del mismo modo, este nuevo esquema puede influir en las muy cercanas elecciones presidenciales de Ecuador y de Paraguay. Y si hoy hubiera elecciones en el Uruguay, el Frente Amplio podría ganar en la primera vuelta. La ecuación
es clara: Brasil, por población, Producto Bruto y territorio, es la mitad de América del Sur, y por lo tanto su influencia es muy poderosa.

-Lula es un hombre de izquierda. ¿Su triunfo puede abrirle una ancha puerta a otras izquierdas?
-Hay que ver de qué hablamos cuando decimos izquierda. Lula, comparado con Serra, es de izquierda. ¡Pero está a la derecha de Rodríguez Saá o de Carrió!

-La mayoría de los políticos argentinos celebraron el triunfo de Lula. ¿Hay motivo? ¿Lula le conviene a la Argentina?
-Depende de los resultados de su gestión. Pero no hay que engañarse ni tejer fantasías: si a Brasil le va bien, a nosotros nos irá bien, y si le va mal, si fracasa, nosotros tendremos muchos más problemas.

-¿Cómo piensa Lula? ¿Qué clase de política puede llevar adelante?
-Habrá que ver. Puede inclinarse hacia un socialismo pragmático, como Lagos en Chile. Puede ser un populista a la manera del venezolano Chávez. O puede ser como
la Alianza que llevó a De la Rúa al poder.

-Es de esperar que no termine como la Alianza…
-Ese es uno de sus grandes desafíos. Porque la Alianza, como el <>Partido Trabalhista de Lula, era pragmática. Más que cambiar un modelo, quería reformarlo. Y sin embargo, fracasó.

-Usted dijo uno de sus grandes desafíos. ¿Cuáles son los otros?
-Demostrar que Brasil no caerá en el default, como la Argentina. Que la deuda externa no será capaz de arrastrarlo a una crisis tan profunda como la de nuestro país.
Que una devaluación no llevará a Brasil al colapso del sistema financiero, como ocurrió aquí. Que su desocupación (Nota: 7,5 por ciento en 2001) no llegará a nuestros
topes, hoy mayores del 20 por ciento.

-Bueno, si de la Argentina se trata, Lula tiene un duro espejo en el que mirarse y del cual aprender…
-Sin duda. Además, no controla el Congreso ni la mayoría de los gobernadores.

-En todo caso, su máximo desafío será el social: Brasil tiene 170 millones de habitantes, y dos tercios de ellos viven con un dólar diario.
-En alguna medida, el actual presidente Cardoso logró avances importantes en materia social y educativa. Por ejemplo, bajó el analfabetismo del 23 a menos del 10
por ciento. En realidad, el mayor escollo que tendrá que vencer Lula es la parálisis del crecimiento: Brasil lleva cinco años sin mover ese índice, y en ese marco es muy difícil
mejorar la distribución de la riqueza y mitigar las grandes desigualdades sociales. Sin embargo, Brasil es un país con enorme capacidad para administrar esas desigualdades
y los conflictos que derivan de ellas.

-¿No es capaz de tener un 19 y 20 de diciembre a la manera argentina, con muertos y caos en las calles?
-Y si tuviera dos días semejantes, no tendrían las mismas consecuencias políticas que en la Argentina. Brasil es muy flexible. Puede absorber desde los estados más pobres del nordeste hasta las peculiaridades de Porto Alegre o Santa Catarina. Logró una increíble fusión de razas y culturas. Hasta sus grandes crisis son ordenadas…

-¿Cómo será la relación Brasil-Estados Unidos-Lula?
-Sin duda, para los Estados Unidos, Lula no es el candidato ideal. Su relación con Lula será más compleja que su relación con Cardoso.

-¿Los Estados Unidos lo ven como un Chávez?
-Lula no será un Chávez. De ninguna manera lo veo estableciendo un eje La Habana-Caracas-Brasilia-Buenos Aires (un Buenos Aires bajo Rodríguez Saá, digo…). Será mucho más pragmático. Tal vez tenga una relación más distante con los Estados Unidos, pero no lo imagino confrontando con Washington, ni mucho menos…

-Los aspectos románticos, digamos, de Lula, ¿lo ayudan? Viene del pobrísimo nordeste, llegó apenas a quinto grado, fue obrero metalúrgico…
-Cada pueblo tiene sus anclajes. No se olvide de que Chávez es zambo: mezcla de indio y afro. Caribe puro. Eso, en Venezuela, tiene más peso que un pasado en el Colegio Militar o en una fábrica metalúrgica. Pero Brasil es un país mucho más complejo.

-¿En qué sentido?
-Después de la última derrota de Lula, hace cuatro años, se decía: "El problema es que los pobres nunca van a votar a un pobre". Y de pronto, mire…

-¿Cómo lo ven ahora, después de ser votado por los pobres?
-Así como en Chávez ven el triunfo del origen racial, en Lula ven un símbolo del ascenso social. La representación de un Brasil más industrial.

-Vuelvo a Lula y a la Argentina. ¿No cree, como algunos políticos y analistas, que el fracaso de Brasil pueda ser favorable para nuestro futuro económico?
-No. De ninguna manera. Y no sólo por el futuro del Mercosur. Simplemente, porque Brasil es un país extraordinario. Piense: por su origen racial y muchos otros factores,
pudo ser como Haití. Pero se convirtió en uno de los diez mayores productores del mundo.

-La Argentina, en cambio, pudo ser como Australia o Canadá, pero a veces parece Haití…
-Esa es la parte más triste de esta historia.

Triunfante por el 47 por ciento de los votos (más de 20 puntos sobre su rival, el candidato oficialista Serra), y aunque obligado al ballottage, el ex obrero metalúrgico celebra su boom electoral junto a su mujer Marisa.

Triunfante por el 47 por ciento de los votos (más de 20 puntos sobre su rival, el candidato oficialista Serra), y aunque obligado al ballottage, el ex obrero metalúrgico celebra su boom electoral junto a su mujer Marisa.

El gran desafío de lula es lograr el crecimiento. Económico de Brasil, que lleva varios años de estancamiento. Pero su triunfo demostró que el electorado piensa más en las reformas políticas que en la economía"
">

"El gran desafío de lula es lograr el crecimiento. Económico de Brasil, que lleva varios años de estancamiento. Pero su triunfo demostró que el electorado piensa más en las reformas políticas que en la economía"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig