Luego del brevísimo impasse Rulo y Gaby probarán la convivencia – GENTE Online
 

Luego del brevísimo impasse Rulo y Gaby probarán la convivencia

Actualidad
Actualidad

El termo y el mate; un disco sonando suave; un mazo de cartas españolas para una partida de truco; los rollers al atardecer, como buenos deportistas que son; la ruta, con sus diversos paisajes, para cortar con la rutina...

Rulo (33, cuyo nombre, como se sabe, es Darian Schijman) y Gabriela Sari (34) no necesitan demasiado para pasarla bien. “El solo hecho de estar juntos ya nos basta. Nos divertimos un montón... ¡Ojo, que ella es un personaje, eh! Nos reímos muchísimo de nuestras ocurrencias. A veces hasta lloramos de risa”, dice Darian), quien desde su irrupción en CQC, hace ya un lustro, se transformó en una de las personalidades más alegres de la televisión. Su novia, bella y versátil actriz (además de artista plástica), no se queda atrás.

El agudo sentido del humogaby r es una de las tantas cualidades que comparten desde hace un año y nueve meses, cuando comenzaron su apasionada relación. Y desde Punta del Este, lugar donde
recibieron el 2016, apuestan por más: “Este año, por primera vez, nos vamos a vivir juntos”, anuncian Rulo y Gabriela, totalmente consolidados como pareja. El mejor augurio para ambos en esta nueva etapa, entonces.

El año pasado, los medios se hicieron eco de una separación... que no fue tan así. Hubo, es cierto, una pequeña tormenta. Pero se trató de una peleíta insignificante, que no hizo peligrar la continuidad del noviazgo. Y ahí andan, pegaditos y de la mano, bajo el sol esteño. Aunque no por mucho tiempo. “¡Nos vamos de viaje!”, anuncia Gaby, entusiasmada por el descanso que se impone tras un 2015 agotador.

Disfruté mucho de hacer La casa de Bernarda Alba y salir de gira. Ahora necesitaba relajarme y cumplir con una meta que el año pasado tuvimos que dejar de lado: viajar a un destino exótico y lejano”, agrega Sari a punto de preparar las valijas. Rulo devela el misterio: “Nos vamos al Sudeste asiático en onda aventurera. En 2015 estuvimos a punto de hacerlo. Es más: teníamos comprados los pasajes y todo. Pero, bueno, viste cómo es el medio: surgió la chance de hacer Zapping y no podía decir que no. Lo suspendimos a nueve días de tomarnos el avión. Nos devolvieron la plata, pero nos quedamos con las ganas. Ahora sí, decidimos que era el momento y... ¡esta vez no nos para nadie!”, asegura él. Las expectativas están por las nubes, después de una amplia búsqueda por Internet y un plan de viaje muy detallado.

A CONVIVIR SE HA DICHO. Desde aquel impacto inicial –cuando Rulo quedó flechado al momento de hacerle una nota para CQC– a este presente, muchas cosas han pasado. “La pareja atraviesa su mejor momento, sin dudas. Estamos súper bien, felices, aprendiendo uno del otro todos los días. Por eso no queríamos que el laburo se interpusiera en las cosas que tenemos ganas de vivir juntos. Muchas veces, el ritmo vertiginoso de estos tiempos te va llevando y no te permite disfrutar. Y uno se pregunta: ‘¿A dónde quiero llegar? La verdad, no pretendo que mi carrera me maneje la vida’. Así que está buenísimo tener este break y pasarla bien”, afirma Rulo.

A propósito de esta armonía que supieron lograr, ambos están listos para dar el gran paso: la plena convivencia. “Ojo: aunque cada uno vive en su casa, prácticamente dormimos juntos todos los días. Pero ya teníamos ganas de hacerla completa y, sí... éste es el año”, confirma Darian. Y define a la pareja como una dupla “muy dinámica”, que ama salir, divertirse en fiestas, visitar y recibir amigos y, sobre todo, viajar. “Las mejores postales de nuestra relación están ahí, en esos viajes que compartimos. Nos encanta”, coinciden.

Cultores del bajo perfil, Gaby y Rulo se prodigaron los más tiernos arrumacos en la playa del hotel Las Olas (Parada 50 de La Brava), y gozaron del sol y el mar (siempre con el termo y el mate a mano). “Como te dijimos, no necesitamos mucho más. Cada minuto que pasamos juntos lo vivimos a pleno”, remarcan a dúo. Y este año, más que nunca, tendrán la chance de seguir disfrutando

Darian y Gabriela disfrutan a puro mimo de la playa del hotel Las Olas (Parada 50 de La Brava), donde se relajaron tras un año intenso.

Darian y Gabriela disfrutan a puro mimo de la playa del hotel Las Olas (Parada 50 de La Brava), donde se relajaron tras un año intenso.

“El solo hecho de estar juntos ya nos basta... Nos reímos muchísimo de nuestras ocurrencias; a veces hasta lloramos de risa”, cuenta Darian.

“El solo hecho de estar juntos ya nos basta... Nos reímos muchísimo de nuestras ocurrencias; a veces hasta lloramos de risa”, cuenta Darian.

“Las mejores postales de nuestra relación tienen que ver con los viajes que compartimos. Es algo que nos encanta”, coinciden a dúo.

“Las mejores postales de nuestra relación tienen que ver con los viajes que compartimos. Es algo que nos encanta”, coinciden a dúo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig