Los personajes del año – GENTE Online
 

Los personajes del año

Actualidad
Actualidad

Y le llegó el turno al superclásico: la tapa de los personajes del año de GENTE. La cita fue en el Alvear Palace. Como siempre, reunimos a las figuras que más se destacaron, para homenajearlas en una foto única y consagratoria. Ciento cinco fueron los elegidos para este 2006. Pase, lo invitamos. A partir de ahora, el personaje 106 es usted...

Apasionados. Susana, como toda diva, es la última en llegar. Sin embargo, existe alguien más divo que ella: Roberto Pettinato, que viene a zancada limpia tras los pasos de la rubia. Ella gira su melena, como en los tiempos del famoso “shock” que la lanzó a la fama. Y dice: “¡Petti! Me enteré que tenés novia. ¡Qué rápido enganchaste!…”. Pettinato: Ahora entiendo cuando decís que no podés estar sin compañía. Susana: ¿Viste? Y aprovechá la etapa, porque los primeros meses son los mejores, los de mayor pasión. Pettinato: En eso estoy. Y si me llegara a cansar, ya sé qué hacer: le tiro un cenicero por la cabeza… Susana: A vos te voy a revolear un cenicero si se te ocurre cargarme cuando vuelva a la tele...

Chistes de salón. Pacho O’Donnell, Pepe Eliaschev y Joaquín Morales Solá ven llegar a Susana (una hora y media después que ellos). Entonces, Pacho propone una adivinanza: “¿Saben cuál es la diferencia entre una diva y tres escritores? Que las divas saben a qué hora llegar a un cóctel de éstos y no esperar la foto dos horas…”. Roberto Pettinato agrega su humor: “¿Esta es la tapa de los personajes? ¿Me parece a mí o se olvidaron de invitar a la abogada de mi ex…?

Primos modelo. Ella, rubia infernal, diosa de la agencia Multitalent y con perfectos 90-60-90 de curvas. El, ¿cómo decirlo…? Las mujeres juran que de tan lindo hace mal. También fue modelo, pero hoy abandonó por completo las pasarelas y las gráficas para ser actor y sedujo a todas con su personaje de jardinero en Amas de casa desesperadas. Son Rocío y Rodrigo. Ella, de apellido Guirao Díaz; él, sólo Guirao. Cuestión: los primitos por parte de sus papás se reencuentran después de un buen tiempo, acá, en el Alvear. El tema de conversación: Navidad y Año Nuevo. Ella le cuenta que, una vez más, no estará para las Fiestas. El dice que sí, que lo pasará en Buenos Aires, porque se queda trabajando. Entonces, recuerdan un 24 de diciembre que compartieron en sus más tiernas infancias, en familia. Parece ser que un pariente (nunca supieron quién) se disfrazó de Papa Noel y… “Exageró tanto el ‘¡Jo, jo, jo!’ que nos largamos a llorar…”. Eran tan chicos…

Periodista indiscreto. Lo lleva en la sangre. Jorge Guinzburg, un verdadero grande: además de conductor, guionista y humorista, es periodista de sangre. No bien se encontró con Mariana Fabbiani, quiso saber… Guinzburg: ¿Seguís con Mariano? (refiriéndose a Chiade, el productor de Mandarina, con quien la conductora de RSM sale desde hace cinco meses). Fabbiani: Sííí, claro. Guinzburg: Me parece muy bien. Me encanta ese chico. Fabbiani (muerta de risa): A mí, por suerte, también…

Consejo mediático. “¿Alguien sabe cuánto vendió mi tapa de GENTE…? No suelo preguntar esas cosas pero hay que saberlas. Debería averiguar también el minuto a minuto de Bailando…, para ver qué rating tengo, ¿no?”. La frase pertenece a la señorita Laura Fidalgo. Y aquí la respuesta de Catherine Fulop, su interlocutora: “No, Laurita. Hacé las cosas para vos, no por los demás. Si no, el día que te vaya mal te vas a deprimir. Yo te doy un consejo: disfrutá la felicidad que te da la ignorancia, porque en estos casos es una locura ser sabio”.

Palabra santa y sana. La mesa de Mirtha. Ya es una tradición hecha costumbre. La diva de los almuerzos elige una mesita, un sillón, y se acomoda en un rincón del salón para saborear algunos bocados con total comodidad. Como un derecho divino y adquirido, Mirtha convierte su sillón en el trono real, con besamanos incluido. Esta vez se le acerca Florencia Peña. “¡Qué linda estás, Florcita! ¡Mirá la figura que tenés! Ese vestido te sienta muy bien. Te felicito, querida. Te merecés todo el éxito que tenés con Sweet Charity y en tu vida personal”. Nadie lo discute. Y menos si lo dice la Señora de los Almuerzos. Bah, de la cena.

Libro de oro. Oscar González Oro tira un adelanto: va a editar un libro con las entrevistas más importantes que realizó desde que está en la radio. Dice que tiene las cintas de cientos de charlas que realizó a lo largo de su carrera, tanto en Tarde pero temprano –Radio del Plata–, como en El oro y el moro –Radio 10–.

–¿Y cuáles lo conmovieron más?
–El que le hice a José Saramago, el de Paco Jamandreu, el del fotógrafo Alejandro Kuropatwa, el de Guillermo Brizuela Méndez. Pero sin duda, el más, más emotivo de todos, fue el de Mirtha Legrand, cuando me reveló detalle a detalle la reconciliación con su hijo Daniel. Y eso que era amigo de Borges.

Antonio Carrizo lleva a Boca en el alma. Tanto, que se la pasó haciendo lobby para el equipo de sus amores. “Belluschi, ¿qué pasó? Tenías que doblar para la Boca cuando venías en la autopista Rosario… ¡Y fuiste para Núñez!”. Después fue el turno de Juan Sebastián Verón: “¡Brujita! ¡Cómo te equivocaste! Te esperábamos con los brazos abiertos”. Y, antes de irse, por fin se encontró con Fernando Gago, que le pidió una foto: “Cuando se me acercó Gago casi me pisho encima”, dijo Toni, que después agregó: “Qué pinta tiene Gago. Nunca tuvimos un número cinco tan elegante”.

Imbatible. Esta ahí, a casi 62 de edad, en su silla de ruedas, debido a una extraña complicación neurológica. Lo saludan unos comprovincianos –Amílcar Brusa, el trío Midachi–, después, Roberto Pettinato, y Liniers –autor de la genial tira Macanudo, que le tiene afecto de sobra–. Lo acompañan su mujer, Gabriela, y su hijo, Franco. Ahí, hablando despacito, pero firme. A tantos años de Boogie el aceitoso, de Inodoro Pereyra, no para. No baja los brazos. Un grande de la historieta, del pensamiento futbolero nacional: Roberto Fontanarrosa.

–¿Cómo se siente?
–Bien, bien. Mientras trabaje voy a estar bien. Y gratificado por todo el cariño que la gente me demuestra.

–Mucho caos en el fútbol este año. ¿Qué opina?
–Me da bronca, y mucha pena. Nos vamos a tener que poner serios todos. Hay que defender el fútbol, una cosa hermosa…

Solo me falta arbitrar a mis hijos”. Alto, de porte que impresiona, aunque no tanto como los pergaminos que luce, Horacio Elizondo (43), el recién retirado árbitro internacional argentino, recorría con su memoria y en una frase su trayectoria: “Dirigí el primero y el último partido de una Copa del Mundo (Alemania 2006), dirigí en todos los continentes, en una cárcel, en una villa… Creo que no me queda nada por dirigir. O sí: a mis dos hijos varones, Joaquín (4) y Agustín (1), pero como son tan chicos me parece que lo voy a hacer con bastón”.

¿El mejor del Clausura? Al lado de su mujer, Florencia, con sandalias franciscanas en sus habilidosos pies, Juan Sebastián Verón le cuenta a GENTE que “volver a mi país después de jugar una década afuera me llenó de alegría. En la decisión de regresar también pesó la familia. Está bueno que mis hijos (Deian, de 6 e Iara, de 7) puedan echar raíces acá”, admite.

–¿Quiénes te parecieron los mejores jugadores de este increíble torneo recién definido en partido desempate?
–Me parece que no salen de Pavone, Palacio, Higuaín y Gago. “Gracias, Bruja”, se suma Gago, recién llegado con otro Fernando, Belluschi.

–Y para ustedes, ¿quiénes fueron los mejores del Torneo Apertura que acaba de convertir a Estudiantes de La Plata en campeón, luego de 22 años sin títulos? Respondan sin presiones, de corazón.
Gago: Para mí, El Cata Díaz y Rodrigo Palacio y él (Belluschi).
Belluschi: Gago, Palacio, Verón y Zárate, sin dudas. “No se olviden de mí, che”, entraba de repente en escena Diego Maradona, provocando carcajadas de aprobación e inspirando una reflexión en Susana Giménez: “Lo único que falta entre tanto talento es una pelota…”.

Francella, Pampita y las sitcoms. “¿Habrá Casados con hijos 3, Guillermo?”, le pregunta Pampita a Francella.
–No. Ciclo cumplido. Igual, prometo sorpresas.

–¿Cuáles, por ejemplo? –lo apuró Carolina Ardohain.
–El 15 de enero empezaremos a ensayar con Dady Brieva, ya que vamos a rodar una película de aventuras y humor que se llamará Incorregibles. Será nuestro primer trabajo juntos.

–¡Qué buena noticia! Pero volviendo al tema, no te creo, Guille. ¡Vas a abandonar las sitcoms?
–Me agarraste. ¿Sabés que no creo? Las amo. Y vengo estudiando algunas que me gustaría llevar adelante.

Secreto de alcoba. Amílcar Brusa, el ex entrenador de Monzón, le recuerda a un periodista de GENTE (quien terminaría sosteniéndole la copa para que coma torta) que en la época en la que Carlos era campeón mundial de boxeo de los medianos y al mismo tiempo el novio de Su Giménez, “Lectoure le tenía celos a ella. Pero Tito estaba equivocado, porque Carlitos era un profesional enorme. Cuando debía afrontar una pelea, se metía a pleno y no lo distraía nada ni nadie. Susana lo sabía y lo respetaba. Por eso la adoro, y recién le di un gran abrazo, a pesar de la cantidad de años que pasaron sin que nos viéramos”, cerró la frase mirando a su nuevo pupilo, Carlos Baldomir. “¡Un profesional enorme como él”, compara a los Carlos.

–¿Se retira o sigue adelante, tras haber perdido semanas atrás la corona welter contra Floyd Mayweather? –le consultamos al boxeador santafesino.
–De ninguna manera voy a retirarme así. Buscaré otra chance mundialista.

–¿No le pesan sus 35 años?
–Quiero irme como campeón. ¿Te contesté?

Un lujo del rock. Charly grabó este año en Nueva York –y para colmo, con Andrew Loog Oldham, el gran productor de la primera etapa de los Stones– el ya afamado Kill Gil, el disco número 22 de su carrera solista, que saldrá no sabemos cuándo. Al respecto, sintetizó: “A Nueva York la odié. Pero Oldham es un monstruo, je, je”. Y Charly pasa por el salón Versailles del Alvear, riéndose bajito, mostrando un CD cualquiera. Un periodista de GENTE lo intercepta.

–Ahí está la premezcla de Kill Gil, me imagino.
–Sí, acá está.
–Bueno, vamos a escucharlo.
–Dale, dale. Te lo hago escuchar. ¿No tenés un discman?
–Nada de discman, Charly. Que sea para todos.
–Uh, bueno, ¡OK! Entonces, Say No More le indica al DJ: “Poné el tema 3”.

Entra el bombo de la batería, el teclado, la voz marcada a cigarrillo. El tema se llama In the city that never sleeps, I never sleep alone. O sea: en la ciudad que nunca duerme, Charly nunca duerme solo. El dice, algo inseguro: “’ta bueno, ¿no?” Lógico, suena a puro Charly. Todos los presentes se ponen a escuchar. Premières así no son cosa de todos los días.

Como cada año, el divo de la música coqueteó con las divas del espectáculo: Susana Giménez y Nacha Guevara. Brindó, se divirtió con ellas, y le pidió a Su que lo invitara a su primer programa del 2007.

Como cada año, el divo de la música coqueteó con las divas del espectáculo: Susana Giménez y Nacha Guevara. Brindó, se divirtió con ellas, y le pidió a Su que lo invitara a su primer programa del 2007. "No te olvides que traigo suerte", le aseguró a la rubia.

Adrián Suar, Marcela La Tigresa Acuña, su marido, Ramón Chaparro, y Natalia La Monita Oreiro hablaron de los éxitos de Sos mi vida y Showmatch, dos de las joyas de este año de Canal 13.

Adrián Suar, Marcela La Tigresa Acuña, su marido, Ramón Chaparro, y Natalia La Monita Oreiro hablaron de los éxitos de Sos mi vida y Showmatch, dos de las joyas de este año de Canal 13.

Marcelo Tinelli charló con dos ex integrantes de Bailando..., Gerardo Sofovich y Emilia Attias, y les contó cómo será Patinando por un sueño en el 2007.

Marcelo Tinelli charló con dos ex integrantes de Bailando..., Gerardo Sofovich y Emilia Attias, y les contó cómo será Patinando por un sueño en el 2007.

Diego Maradona lució impecable con un traje negro de corte netamente italiano. Elogió a las dos bellezas de Casados con hijos, Luisana Lopilato y Florencia Peña, y posó con ellas.

Diego Maradona lució impecable con un traje negro de corte netamente italiano. Elogió a las dos bellezas de Casados con hijos, Luisana Lopilato y Florencia Peña, y posó con ellas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig