Los peligros del cigarrillo electrónico: Hace siete meses empezó a vapear y ahora está internado – GENTE Online
 

Los peligros del cigarrillo electrónico: Hace siete meses empezó a vapear y ahora está internado

Actualidad
Actualidad

El paciente está internado en una clínica privada de Avellaneda. Tiene una lesión pulmonar asociada al uso del producto.

Tiene 30 años y durante los últimos 15 fumó cigarrillos. Hace siete meses dijo basta: pudo dejar este hábito y optó por empezar a vapear con un dispositivo electrónico. Sin embargo, en los últimos tres meses comenzó a tener cada vez más dificultad para respirar.

Se sintió tan mal que acudió a una clínica de Avellaneda. "Cada vez que daba una pitada, se sentía cada vez peor, que le quemaba el tórax", contó la médica tratante, Roxana Berenguer, neumonóloga y broncoscopista. Finalmente quedó internado en terapia intensiva con asistencia respiratoria debido a una complicación pulmonar grave asociada con el uso del cigarrillo electrónico. Recién esta semana pudo volver a comer por su cuenta.

Los resultados de los estudios revelaron que padece proteinosis alveolar pulmonar, una afección que se produce por la acumulación de proteínas y lípidos en los alvéolos pulmonares. Aunque no es una enfermedad nueva, es la primera vez que se detecta asociada con el consumo del cigarrillo electrónico, un dispositivo que está prohibido en el país por las autoridades regulatorias.

El vapor que se inhala puede llegar a contener sustancias cancerígenas o tóxicas para el pulmón.

El vapeo sumó así su primera víctima en la Argentina. Cuando en Estados Unidos ya son 33 los muertos confirmados por el cigarrillo electrónico, y al menos 21 países restringen su venta como en Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Costa Rica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Nueva Zelanda, Portugal, Suiza y Suecia, en la Argentina se encienden las alarmas ante el primer caso registrado de un paciente internado con una lesión pulmonar asociada con el uso del cigarrillo electrónico (EVALI, por sus siglas en inglés).

Cómo funciona. El cigarrillo electrónico presenta por lo general unos cilindros de 3 cm por 10 cm, dependiendo del modelo, una batería que calienta el líquido que se introduce para inhalar. Esto produce un vapor, que puede llegar a contener sustancias cancerígenas o tóxicas para el pulmón, como la nicotina, algunos aparentemente inofensivos como los saborizantes, glicol propileno, glicerina vegetal y hasta en algunos casos algunos contienen delta-9-tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente psicoactivo de la marihua

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig