«Los hombres no se acostumbran a que yo sea independiente» – GENTE Online
 

"Los hombres no se acostumbran a que yo sea independiente"

Actualidad
Actualidad

Bajita, menuda, pero de mirada inquietante, así llegó Sabrina, vestida íntegramente de negro, luego de una jornada de diez horas de grabación de Una familia especial, que la tiene "agotada, pero feliz", dice ella. Callada y misteriosa -como su personaje- la joven actriz siente que tiene todo el tiempo por delante, y lo tiene. Y no sólo de televisión vive Sabrina. El año pasado tuvo su primer protagónico en el cine, bajo la dirección de Luis Pietro, director español, y muere por volver a experimentar esa sensación.

-Cuénteme quién es usted.
-Tengo veintitrés años, soy de Ramos Mejía, canceriana, y la del medio de cinco hermanos. Fui al colegio Don Bosco y era buena alumna. Tenía ocho de promedio, pero era fácil de distraer.

-¿Y por qué se transformó en actriz?
-La actriz estuvo siempre en mí, pero quise cumplir todas las etapas. Hasta que no terminé el colegio, no me dediqué en serio a mi profesión. A los quince años empecé a buscar, e hice castings y publicidades.

-Usted se hizo famosa con la publicidad de una cerveza.
-Lo raro es que yo ya había hecho alrededor de treinta comerciales. Fue una etapa muy divertida, con la que además viajé mucho. Ahora ya no me interesa tanto, pero si me ofrecieran algo que me gustara, lo haría.

-¿Y cómo apareció Selene?
-El año pasado trabajé en Culpable de este amor y había hablado con Villarruel de quedarme en Telefe, pero me llamó Adrián (Suar) para ofrecerme a Selene. Estuve pensándolo mucho, no podía dormir a la noche. Pero supe que era un momento importante en mi vida, me decidí y cambié de canal.

-¿Cómo es Selene?
-Es misteriosa.

-¿Y usted?
-Yo también. Selene es la personificación de la luna y es misteriosa como la luna. Yo soy de Cáncer y mi astro regente es la luna, y además, yo estoy todo el tiempo en la luna. Hay una parte mía que nadie conoce. Es nada más que mía, y allí nadie entra.

-Chica brava. ¿Y qué más?
-Soy romántica, una persona muy fiel. Creo en el amor, en la familia.

-Y en estos tiempos modernos, ¿puede poner en práctica sus máximas?
-Sí, hay poco compromiso, y los hombres no se acostumbran a que yo sea independiente, a que las mujeres en general tengamos nuestra independencia y seamos autónomas. Hay mucho machista dando vueltas. Igual no me ha ido mal en el amor. Necesito mis espacios, pasar un día entero sin hablar, por ejemplo, pero estoy de novia, con Pepe Monje. Yo no dejo de creer, creo en el alma enamorada. No me enamoro de lo que tiene un hombre, sino de su alma.

-Qué desprendida. ¿Cree en el amor para toda la vida?
-Si miro a mis papás, creo. Me gustaría que eso me pasara a mí. Yo me entrego a quien confío y en quien creo.

-¿Siente la presión del medio con la cuestión física?
-Todavía estoy muy relajada con el cuerpo. Hago gimnasia cuando tengo ganas. La imagen es importante pero no es todo. Entiendo que las modelos se presionen, pero yo soy actriz y lo importante está en otro lado. Pero sí, me cuido en la alimentación, como sano y todo eso. Imaginate que vivo en una casa donde eso es la prioridad. Mi papá es bioquímico y mi mamá, dentista.

-¡Pero cuánto delantal blanco! ¿Con qué jugaba cuando era chiquita?
-Yo no jugaba con muñecas. Armaba obras de teatro con mis primas, y bailábamos. Por suerte me crié en un barrio y andaba en la calle cuando todavía se podía. Mucha bicicleta. Teníamos un tobogán y una calesita en el jardín. Igual, a veces me ponía los tacos de mi mamá y me maquillaba.

por Florencia Canale
fotos: Santiago Turienzo
producción: Stefanía Allende
Peinó: Christian Blasetti. Maquilló: Priscila Bureau para Sebastián Correa. Agradecemos a Mariana Maggi, Anteprima, Converse, Timodella y al Espacio Blasetti Peluqueros.

Sabrina duerme poco, pero no le importa, y cuando termina las grabaciones, lee. Para preparar su personaje, se inspiró en el libro <i>El mundo de Sofía</i>.

Sabrina duerme poco, pero no le importa, y cuando termina las grabaciones, lee. Para preparar su personaje, se inspiró en el libro El mundo de Sofía.

Hay poco compromiso y los hombres no se acostumbran a que nosotras tengamos nuestra independencia. Hay mucho machista dando vueltas", asegura Sabrina.

">

"Hay poco compromiso y los hombres no se acostumbran a que nosotras tengamos nuestra independencia. Hay mucho machista dando vueltas", asegura Sabrina.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig