“Los hijos son los que eligen a sus padres” – GENTE Online
 

“Los hijos son los que eligen a sus padres”

Actualidad
Actualidad

Seguramente va a salir rockero y tocará la guitarra”. La ¿premonición? de Natalia Oreiro (37) la pronunció tres años atrás, cuando el pequeño Merlín Atahualpa revoloteaba dentro de su panza como lo hace ahora en su casa, con ya dos añitos y medio. Un espacio en el que, ella misma admite, hay más guitarras que juguetes dando vueltas por el living. Lo que explica la notoria atracción que el benjamín de la familia evidencia por las cuerdas, aunque, admitámoslo, no alcanza para justificar el “oficio”, o mejor dicho, la naturalidad que Merlín muestra para moverse sobre el escenario. ¿Virtud genética? Posiblemente.

Como sea, el jueves 21 de agosto su papá, Ricardo Mollo (57), lo presentó en sociedad nada menos que en el Luna Park, donde su célebre banda, Divididos, tocó a estadio lleno. Allí, lejos de achicarse, Merlín, con taponcitos en los oídos, se sentó sobre el regazo de su padre y, lookeado para la ocasión, con botitas negras, pantalón oscuro y una remera blanca más el nombre de la banda en el pecho y el suyo (aparte del 38 –número emblemático de La Aplanadora del Rock–) en la espalda, se puso a jugar. ¿Cómo? Comenzó a rasgar la guitarra paterna con una llamativa tranquilidad, logrando algunos acordes, al punto que el propio Mollo puso cara de sorpresa, en lo que fue el preámbulo del tema Ala delta.

Mamá Oreiro siguió el momento desde la platea, claro. Mientras el público aplaudía el inesperado apéndice del show y la imagen de Mollo y su hijo se reproducía en la pantalla gigante del estadio, dejó escapar algunas lágrimas. “Somos los padres que eligió nuestro hijo. Estoy convencida de que los hijos son quienes eligen a sus padres, con todo lo bueno y lo malo que tenemos como papás”, sostendría la bellísima actriz y cantante a GENTE durante la semana, en una acción promocional con la firma de bebidas Terma.

A Natalia ya le había tocado vivir en primera persona la emoción de compartir el escenario con su hijo. Fue en diciembre de 2013, en medio de un recital en la lejana Rusia, donde la uruguaya es ídolo desde que desembarcó con la tira televisiva Muñeca brava. En la última ocasión, Merlín (que cumple los dos años el 26 de enero) apareció en escena repentinamente con una pequeña guitarra de juguete color rojo, para acompañar a su mamá mientras entonaba el tema Me muero de amor: lo mismo que le sucedió a Nati al verlo junto a ella, con gorrito cosaco y una remera roja que decía “Joey Ramone” (ex líder y vocalista de la banda Ramones). Allí también la multitud despidió a Merlín coreando su nombre.

Si algún día llegará a reunirse la familia completa sobre un mismo escenario, es todavía una incógnita. En los más de doce años que el matrimonio lleva unido, Mollo ha producido varios temas de películas protagonizadas por su esposa, como ocurrió con Infancia clandestina o Miss Tacuarembó, y de cortinas de novelas, como las de El deseo (Telefe) y Sos mi vida (El Trece). Sin embargo, todavía no hubo un proyecto musical en común en forma de disco. Aunque Natalia se haya encargado varias veces de aclarar: “La música está presente en nuestra vida cotidiana”. ¿Será Merlín capaz de concretar el tan mentado trío? Pese a que su carrera ya parece en ciernes, habrá que aguardar hacia dónde rumbea en el futuro. “Va a dedicarse a lo que quiera –dijo su mamá tiempo atrás–. Ahora, de elegir yo, prefiero que sea músico en lugar de actor. El actor está más pendiente de su imagen, y el músico, es más espirituoso con lo que crea desde el instrumento y no desde la cara.”, reafirmó entonces.

Por el momento, se sabe que Divididos volverá el 19 de septiembre al Luna Park y que Natalia regresará a Rusia a fines de este año. La pregunta del millón es: ¿para cuándo Merlín de nuevo en escena? Si fuera por él, seguro que en breve... ¡Si ya es un pichón de rock star!

Merlín a upa de su papá, felices por igual. La aplanadora del rock convirtió a Ala delta en una de sus canciones más dulces.

Merlín a upa de su papá, felices por igual. La aplanadora del rock convirtió a Ala delta en una de sus canciones más dulces.

Natalia Oreiro acercó a Merlín hasta el escenario, donde su papá lo presentó ante el fiel público de la banda. El bajista Diego Arnedo fue otro de los sorprendidos por la naturalidad con que se movió el pequeño sobre las tablas.

Natalia Oreiro acercó a Merlín hasta el escenario, donde su papá lo presentó ante el fiel público de la banda. El bajista Diego Arnedo fue otro de los sorprendidos por la naturalidad con que se movió el pequeño sobre las tablas.

Merlín parece despedirse del público, y su papá, desbordar de orgullo. Luego, en su cuenta en Twitter, Mollo subió una foto de ambos en la noche del Luna.

Merlín parece despedirse del público, y su papá, desbordar de orgullo. Luego, en su cuenta en Twitter, Mollo subió una foto de ambos en la noche del Luna.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig