“Los escándalos me rodean y siempre les saco el mayor provecho posible” – GENTE Online
 

“Los escándalos me rodean y siempre les saco el mayor provecho posible”

Actualidad
Actualidad

Asomó a la fama como la sobrina rebelde de Ramón Palito Ortega. Luego mantuvo un promocionado encuentro con Luis Miguel y su carrera cobró un nuevo impulso. Entonces viajó a Miami y descubrió su escote frente a cámaras. “¿No te parece cool hacerlo durante la entrega de los MTV?”, se defiende aún hoy Luciana Salazar (24). Fue su primer destape vía satélite, para toda Latinoamérica. Después impuso sus curvas en la televisión argentina. Y patentó su propia muletilla: “Soy una puerquita”. ¿Conoció íntimamente a Robbie Williams? Cruzó los Andes y revolucionó Chile. La consagraron reina de Viña del Mar y junto a su cortejo de cámaras invadió una conferencia que ofrecía el músico Juanes. ¿Qué pasó con Diego Torres? Se hizo protagonista de las producciones fotográficas más audaces y pronto trepó a la prestigiosa pasarela de Roberto Giordano. Aunque sólo para las pasadas de apertura o cierre, por supuesto. Dolores Barreiro pone distancia: “No todas las que desfilan son modelos”, sentencia. Luciana Salazar está en boca de todas: ya interpuso tres recursos judiciales para acallar a sus detractoras. No tiene novio. Aunque jura que durante sus últimas vacaciones sedujo a la máxima estrella de la NBA, Shaquille O’Neal, a pesar de los 2 metros 16 del basquetbolista. Y jura que alguien que se hace llamar Marcelo Matador Salas la llama insistentemente a su celular. Hoy es protagonista e ícono de la tevé hot.

–Dicen que usted enciende la pantalla, Luciana.
–¡Tampoco salgo desnuda! Una vez por semana desfilo en ropa interior, quizá un poco más audaz que en un desfile de Giordano. Es lo que vende, lo que consume mucha gente. Será que gusta, ¿no? El hombre nos mira para activar sus ratones, mientras que la mujer se engancha desde el punto de vista estético. Piensa: “¿A ver cómo es realmente?”. “¿Cómo tiene la cola?”…

–¿Tiene buena devolución de parte de las mujeres?
–Excelente. Aunque la mujer, por naturaleza, mira los desfiles desde el lado crítico. El hombre no va a los detalles: se babea y listo.

–También es protagonista de su cámara oculta, adonde comparte jacuzzi con un hombre que termina indefectiblemente desnudo…
–¡Pero yo estoy con traje de baño! Y a la víctima ni la miro, te juro. Las cámaras ocultas del año pasado eran más hot. Mi papel era más jugado, porque yo provocaba a la víctima.

–¿Le ofrecieron participar en algunas de estas nuevas ficciones calientes?
–Sé que me buscaron para una participación en Doble vida, pero yo tengo un contrato de exclusividad con Ideas del Sur y no creo que Marcelo Tinelli me hubiese permitido hacerlo. Si no me dejó hacer un especial para Playboy

–¿Se animaría a protagonizar una escena de sexo frente a cámaras?
–Sí, pero depende de en qué novela y para qué canal. Hay que ver si es algo nacional o internacional. No tengo pudores, pero el día que me decida quiero hacerlo con todo. Ojo: pornografía no haría nunca en mi vida.

–¿Su carrera se basa en el escándalo?
–Los escándalos me llegan solos. Me rodean. Cuando suceden, intento sacarles el mayor provecho posible. Pero yo no los provoco, ¿eh?

–Su relación con Luis Miguel hoy parece el escándalo fundacional de su carrera.
–Yo trabajaba en Poné a Francella cuando lo conocí. Y nunca grité frente a cámaras: “Me acosté con Luis Miguel”. Fue la prensa quien lo insinuó y me buscó.

–Usted nunca los desmintió, Luciana.
–Yo fui honesta: dije que lo conocí. ¿Qué más puedo decir? ¿Cuántas personas dicen: “Estuve con tal, es el mejor amante, me hizo tal cosa”? Yo dije que es un dulce, una buena persona, encantador… Pero si pasó algo o no, eso es parte de mi intimidad. La segunda vez que lo vi me ofrecieron plata por dejarme sacar una foto con Luis Miguel. Pero no acepté. Admito que en esa época me llamaron de distintos programas, pero yo tampoco desfilé por los canales hablando de Luis Miguel. Además, escándalo sería si Luis Miguel fuese un tipo casado…

–¿Qué opina hoy de su destape en la entrega de los MTV?
–Eso sí fue un escándalo. Pero yo no lo busqué: vinieron, me lo ofrecieron y casi no tuve tiempo de pensarlo… Recién tomé conciencia de lo que había pasado cuando llegué a Ezeiza y me dijeron que me estaban esperando los periodistas.

–Luis Miguel, Diego Torres, Marcelo Salas… ¿Semejante rosario de romances no atenta contra su reputación?
–Ese es otro escándalo. Pero también está generado desde los medios… ¡Me inventan romances y me hacen quedar como una cualquiera! ¿Alguien me sacó una foto con todas estas parejas que dicen que tuve? O hago muy bien los deberes o no todo lo que dicen es verdad…

–Desde que las bombas sexy invadieron las pasarelas, las modelos remarcan las diferencias…
–(Interrumpe) A mí no me convocan a los desfiles como modelo, sino como personaje. Yo no me voy a comparar con una chica que desfila alta costura, porque es otra pasarela. No creo que ninguna modelo haya dicho jamás: “Me molesta desfilar con Luciana”. ¡Si la mayoría de las top ya pasaron por la pasarela de ShowMatch! Algunas modelos piden no trabajar cuando van determinadas chicas, pero conmigo no creo que pase eso.

–¿Y usted tampoco tiene reparos en desfilar con cualquiera?
–En ShowMatch yo tengo derecho a no ir cuando desfilan algunas chicas que hablaron mal de mí gratuitamente. Yo no pido que las saquen, me bajo sola. Son tres chicas con las que no tengo ganas de compartir mi trabajo. No voy a decir quiénes…

–Hay quienes la señalan como la más escandalosa del ambiente, Luciana.
–No creo que haya un ránking… Hay chicas más escandalosas que yo. Yo no soy la culpable de todo lo que pasa a mi alrededor, pero debo reconocer que me divierten los escándalos. Pero si yo fomentase los escándalos, todavía podría estar dando vueltas por la tele diciendo que Luis Miguel es el amante perfecto.

–A propósito, la última vez que nos vimos coqueteaba con un príncipe austríaco, un tal Frederich von Brown…
–(Ríe) Andamos por el mismo camino, cada vez más cerca.

–Sin embargo, el noble aún vive en San Pablo.
–Ahora está en Austria. Justamente ayer estuvimos chateando...

–Usted sabe, Luciana: no sólo del chat vive el hombre.
–Teléfono, chat y camarita. Tal vez venga a la Argentina en julio o agosto. Pero no quiero dar más detalles para no alentar las guardias fotográficas.

–¿Tiene fines serios don Brown?
–Está el conocimiento y todo parece bien encaminado. El único problema es que es el mejor amigo de un chico con el que ya estuve. ¿Quién? Mario, el músico brasileño.

–¿Y qué pasa en su vida mientras tanto?
–¡Tengo a todos mis chicos afuera! Quiero decir que mis dos “amigos” más cercanos están en el exterior. Y yo soy muy fiel… No a ellos, porque no son mis novios, sino que soy fiel a mis sentimientos. Yo no puedo estar con alguien sólo por estar.

–Evidentemente, no practica el “touch and go” que propone Moria Casán.
–Me harté del touch and go. El año pasado, como no tenía tiempo para empezar una relación, mi vida sentimental era más bien un toco y me voy. Pero no sirve. Y tampoco quedo bien yo después de eso. Prefiero quedarme unos días tranquila y esperar que llegue la persona que me guste.

Luciana no tiene pudores con su cuerpo. “<i>El hombre nos mira para activar sus<br />
ratones, mientras que la mujer se engancha desde lo estético. Piensa: ‘¿A ver<br />
cómo es realmente?’. ‘¿Cómo tiene la cola?</i>’”, asegura.</p>
<p>

Luciana no tiene pudores con su cuerpo. “El hombre nos mira para activar sus
ratones, mientras que la mujer se engancha desde lo estético. Piensa: ‘¿A ver
cómo es realmente?’. ‘¿Cómo tiene la cola?
’”, asegura.

“¡<i>Me inventan romances y me hacen quedar como una cualquiera! ¿Alguien me saco una foto con todas estas parejas que dicen que tuve? O hago muy bien los deberes o no todo lo que dicen es verdad</i>…”

“¡Me inventan romances y me hacen quedar como una cualquiera! ¿Alguien me saco una foto con todas estas parejas que dicen que tuve? O hago muy bien los deberes o no todo lo que dicen es verdad…”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig