«Los 40 son perfectos, tenés curvas y experiencia» – GENTE Online
 

"Los 40 son perfectos, tenés curvas y experiencia"

Actualidad
Actualidad

¿Cuál es el secreto para llegar a los 40 como Catherine Fulop? La carcajada de Cathy Fulop retumba en los camarines de la fundación Konex. Con su desenfado latino, dice que nunca tuvo reparos a la hora de confesar sus claves para verse como se ve (N. de la R: increíble a los cua-ren-ta). Y arremete: "Si no tenés nada que hacer por el resto del día, te cuento todas y cada una de las cositas que me hago…", exagera.

Mamá de Oriana (9) y Tiziana (6). Esposa de Osvaldo Sabatini desde hace once años. Actriz desde su adolescencia en Venezuela. Sex symbol nacional desde que se instaló en la Argentina para siempre. Hoy, además, dueña de su propio programa de gym, que se ve de lunes a viernes por Fox Sport en toda Latinoamérica. "La Fulop", como le dicen, acomoda sus largas piernas sobre la mesa de maquillaje, y mientras se unta aceite ("para humectar la piel y que se vea más brillosa en las fotos", aclara) revela el último de sus misterios:

-Ahora me estoy haciendo algunas cositas en la cara con el cirujano Federico Zapata -confía.

-¿Va a pasar por el bisturí?
-No. Hoy las mujeres estamos tratando de evitar el quirófano. Lo que me hace Zapata es un tratamiento llamado Thermage, una especie de lifting sin cirugía. Voy una vez a la semana, pero todo el año. Jamás falto.

-Habla como toda una experta.
-¡Ay, sí, soy como un detective de la belleza! Me encanta investigar cuáles son las mejores opciones para cuidar la piel y el cuerpo sin invadirlo, sin agredirlo.

-Suena obsesiva. ¿Lo es?
-No, chica. Juro que de obsesiva no tengo nada. Yo siento que los 40 son perfectos, tenés curvas y experiencia. Además, soy muy relajada con todo lo que tenga que ver con el cuerpo. Tuve, tengo y tendré celulitis. Y lo digo. Trato de evitar esos pocitos con cremas, con cuidados, pero no reniego de ellos. Están. Casi todas las mujeres los tienen. La clave para verse bien, para mí, ante todo, es aceptarse como una es: con sus zonas bellas y sus zonas feas. Si podés hacer algo para mejorar lo que no está bien, genial. Si no, aceptalo, aceptate y sé feliz.

-¿Contra qué lucha usted?
-Contra lo que luchamos todas: el paso del tiempo. Trato de cuidar mi piel todos los días. Para mí, encremarme el cuerpo después de la ducha es una rutina. Lo tengo tan incorporado como el lavado dental de la mañana. Cuando te acostumbrás a comer bien, a hacer gimnasia todos los días, deja de ser un sacrificio y pasa a ser una necesidad.

-¿Qué replanteos le llegaron con los 40?
-El típico: "¡¿Y cuándo me voy a ocupar de mí?!" Con la familia armada, las chicas grandes, el trabajo organizado, me llegó la hora de disfrutar otras cosas. Como de mi vocación. Por darte un ejemplo, hasta el año pasado estuve buscando otro hijo. No vino. Dios sabrá por qué. Por ahí viene después y ¡me tocará ser una mamá más vieja! Pero para este 2005, como las chicas no están en casa desde la mañana, porque las dos tienen su doble jornada escolar, busqué crecer profesionalmente en mi tiempo libre. ¡Quise estudiar!… y me anoté en todo: estoy cursando canto, danza, actuación y dirección. ¿Ves? Hay etapas en la vida para todo. Antes no lo hacía, porque grababa catorce horas en la tele, porque tenía niñas chicas que dependían de su mamá, porque, porque, porque… Con los 40 me llegó el planteo del "¿por qué no?".

-¿Preparándose para un modelo "Fulop 2006"?
-¡Ay, ojalá, Dios te oiga! La verdad es que tengo muchos proyectos para el año que viene. Alguno va a tener que salir. Cris Morena quiere hacer algo conmigo, también tengo una oferta muy interesante de Quique Estevánez, Jorge Guinzburg me ofreció hacer algo en teatro también. A fin de año decidiré.

-Canto, baile… ¿Lo suyo no será el teatro de revistas?
-No, es lo último que quisiera para mí…

-¿No le van las plumas?
-Me quedarían geniales, no digo que no. Pero si hacés revista, enseguida te tiran encima el mote de vedette y yo no quiero caer en lo obvio. No me molesta mostrar mi cuerpo, no reniego de eso. Mi cuerpo está, no lo voy a andar escondiendo. Pero ahora estoy trabajando para vender otra cosa. En teatro me encantaría hacer Chicago, Victor Victoria… ¿Me entendés? Una comedia musical me vendría bárbaro. Quiero hacer algo interesante, algo que me haga crecer como actriz. Si no, me quedo en casa, que tengo bastantes cosas para hacer…

-¿Por ejemplo…?
-Bañar al perro, que está lleno de pulgas y duerme en mi cama…

-Y yo, que le iba a preguntar cómo hace para mantener la pasión dentro del matrimonio.
-Sacar al pichicho del cuarto no sería una mala idea (risas).

-Más allá del can, hay que estar once años durmiendo todos los días con el mismo hombre…
-Ah, pero yo no duermo todos los días con mi marido.

-¿…?
-Los miércoles él se va al cuarto de huéspedes.

-¿Qué? ¿Se toman sus noches sabáticas?
-Sabatináticas, diría yo. Es el día de la semana en que Ova va a jugar al fútbol y sale con sus amigos, y yo me llevo a Oriana y a Tiziana al cuarto y dormimos las tres juntas. Pero la pasión se mantiene si conservás la individualidad. Si sos de esas parejas que andan juntitos de acá para allá todo el día acaramelados, en un momento te empalagás y no querés saber más nada. Nosotros tenemos nuestra vida: Ova tiene sus actividades, sus amistades, y yo las mías. Así, es mucho más placentero el reencuentro en casa. Por ahí no te matás contra una pared, pero al menos tenés de qué hablar (Risas).

-¿Se anima a confesar los tips imprescindibles para llegar "10" a los 40?
-Quitarse el maquillaje todas las noches, por favor. Sobre todo les digo a las más jóvenes: inviertan ese tiempo, es la clave para tener un cutis fresco el día de mañana. Si no empezaron con la gym, ¡comiencen ya! No sean vagas, vamos, que si yo pude, ustedes también. Encrémense bien después de la ducha. Hidratar y humectar el cuerpo es la clave primordial. Coman sano. No se priven de nada, pero coman muchas verduras, cereales y frutas. Y recuerden: cuanto más cerca de la tierra estén los alimentos que ingieran, más saludables se verán. Pregunten cuáles son los profesionales más serios si quieren hacerse algún tratamiento en el cuerpo. Como pasa con todo, hay mucho chanta, chicas. Háganse un baño de crema en el pelito cada tanto. Vamos, que no cuesta nada. Una vez por semana es ideal para tenerlo bien sano, brilloso, y evitar esas puntas feas. Un pulidito en el cuerpo y en la cara una vez a la semana también está muy bien. Para eso hay cremas exfoliantes que pueden comprar en cualquier farmacia o perfumería. Y recuerden: hoy no hace falta pasar por el quirófano para estar bellas. Existen nuevos métodos para verse más jóvenes, para borrar manchas y arrugas, para quitar celulitis y grasas localizadas sin pasar por el bisturí.

-Si lo dice usted…
-Lo digo yo, que hago todo eso y mucho más.

Su último secreto: el <i>Thermage</i>, un revolucionario procedimiento que logra el rejuvenecimiento facial. Lo hace una vez a la semana en rostro y cuello para reactivar el colágeno y la elastina de la piel. El resultado, a la vista.

Su último secreto: el Thermage, un revolucionario procedimiento que logra el rejuvenecimiento facial. Lo hace una vez a la semana en rostro y cuello para reactivar el colágeno y la elastina de la piel. El resultado, a la vista.

Lucho contra lo que luchamos todas: el paso del tiempo. Pero tuve, tengo y tendré celulitis. Y lo digo. Trato de evitar esos pocitos en mi cuerpo con cremas, con cuidados, pero no reniego de ellos. Están"">

"Lucho contra lo que luchamos todas: el paso del tiempo. Pero tuve, tengo y tendré celulitis. Y lo digo. Trato de evitar esos pocitos en mi cuerpo con cremas, con cuidados, pero no reniego de ellos. Están"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig