“Lo que pasó conmigo en Chile fue mágico” – GENTE Online
 

“Lo que pasó conmigo en Chile fue mágico”

Actualidad
Actualidad

De no ser por ese acento venezolano que todavía remite a la inoxidable Abigaíl, podría decirse que Catherine Fulop (44) es una argentina más. Lleva quince años en el país. Tiene marido (Osvaldo Sabatini, claro) e hijas (Oriana y Tiziana) bien argentinos. Suma varias temporadas de éxito en la televisión local. Además, trabajó en calle Corrientes y tuvo roles protagónicos en el cine nacional. Sin embargo, cuando todos comenzábamos a aceptar esta nacionalidad mixta, compartida entre Argentina y Venezuela, se suma un tercero en discordia: la República de Chile. Ocurre que del otro lado de la Cordillera de Los Andes ya la coronaron reina y la incorporaron a uno de los ciclos más exitosos de su televisión.

El romance trasandino (con el público, se entiende) empezó en febrero, cuando Cathy Fulop recibió una invitación para participar como jurado en Viña del Mar. La química con la platea –conocida por ser tan exigente como impiadosa– fue contundente. Y Cathy pasó, sorpresivamente, de jurado a reina del festival. “Por la calle me saludaban, me gritaban: ‘¡Mi reina!’. Me aplaudían tanto que no lo podía creer. Fue agotador, tuve diez días de mucho trabajo, pero fue algo mágico”, cuenta. Desde entonces, no paró. La marca Caffarena la convocó para un desfile que se vio en toda Latinoamérica. Catherine pasó volando con un arnés sobre la pasarela, haciendo olvidar la ausencia de Cecilia Bolocco. Días después, la cadena de tiendas Ripley la llamó para convertirse en su imagen.

La televisión tampoco se hizo esperar. El conductor del famoso programa Animal nocturno, Felipe Camiroaga, se cruzó con la venezolana en Viña del Mar. Compartieron una cena y no lo dudó: “Hagamos algo juntos, Cathy”, le propuso. En la segunda emisión del ciclo, Catherine fue una invitada de lujo, con una súper producción que la llevó a las imponentes Torres del Paine. Ahí, en la inmensidad de la Patagonia chilena, Cathy soltó en una entrevista sus confesiones íntimas. Ahora, de regreso en la Argentina, dice: “En un momento nos perdimos en la montaña, y Felipe me preguntó por mis dolores, por las cosas que me dolieron del desarraigo… Tuvimos una conversación muy profunda. Me sentí como rejuvenecida, ese lugar me hizo acordar a cuando era joven. De chica, en Venezuela nos íbamos a las cascadas, a acampar a la playa con mis hermanas, éramos bien malandras…”.

–¿Te soltaste a hablar por el lugar en el que estabas?
–El lugar es increíble, yo no conocía el Sur. Pero él me preguntó por la pérdida de los seres queridos. Y yo hablé sobre la muerte de mi padre (hace dos años), de cómo fue esa gran pérdida. Es algo que te impacta de tal manera que hay un quiebre en tu vida. Te quedaste huérfano, el gran amor se fue. Empecé a hablar sin parar y terminamos todos llorando.

–Hablabas del desarraigo, ¿todavía extrañas Venezuela?
–¡Muuuuucho! Es mi tecla nula, pero no la toquemos porque lloro. Para mí el desarraigo es muy fuerte. Es difícil a la distancia, enfrentar la muerte de tus padres, las enfermedades de tus seres queridos, los eventos importantes en los que no estás. Yo, desde que vivo en Buenos Aires, salvo cuando cumplí 40, nunca festejo mi cumpleaños.

–¡Y en Chile ahora sos furor!
–Si, la verdad es que estoy muy contenta. Aparte, acá no tenía trabajo. Pero para los argentinos soy extranjera. Voy a Chile y también soy extranjera. Y cuando regreso a Venezuela, también me consideran extranjera porque dicen que hablo argentino. Acá llevo 15 años, yo siento que la Argentina es mi otra tierra. El extranjero nunca tiene una sola patria. Y ahora también me identifico con Chile. Ese es el lado positivo del desarraigo. Pero después, sucede que el tema del acento me limita mucho con el trabajo ¿Dónde me ubican? ¿En qué papel? Siempre tengo que ser una especie de paracaidista. He pensado en estudiar y sacarme el acento, pero…¡mi marido me mata!

–Sin embargo, en Argentina el público te quiere y en Chile te recibieron como una reina. ¿Cuál es el secreto?
–Creo que tiene que ver con una cosa de mi energía, de lo que trato de transmitir, mi simpatía, mi forma de ser. A veces la gente puede pensar que soy lejana, pero en realidad soy cercana. Supongo que está relacionado con mi educación, vengo de una familia de mujeres y mis hermanas son mis mejores amigas. Siempre aprendí a compartir.

–¿Será que a las mujeres les gusta que digas que tenés celulitis? Ahora mismo pediste que tus fotos no se retoquen…
–Tenemos que empezar a darle a la gente cosas más reales. Descubrí un poco de eso estudiando fotografía. Tengo muchas fotos en mi álbum familiar, de los cumpleaños de mis hijas. Pero también tengo fotos de cuando tienen fiebre, de la primera vez que Oriana se cayó y se destrozó la cara… Basta de cirugías, basta de quitarnos lo que nos pasa en la piel, en los ojos, en el pelo. Basta de tapar la vida, ¿no? Así estoy descubriendo otra belleza. Tengo 44 años, no soy modelo, soy actriz y mamá de dos hijas. No tengo que esconder nada de eso. De la calidez de Venezuela, a las aguas heladas. En Torres del Paine, Cathy se le animó al frío y mostró su mejor sonrisa… y algo más, claro. “Casi me muero”, confesó riendo.

De la calidez de Venezuela, a las aguas heladas. En Torres del Paine, Cathy se le animó al frío y mostró su mejor sonrisa… y algo más, claro. “Casi me muero”, confesó riendo.

En las cascadas, se sintió como cuando era adolescente y se iba a acampar a las playas de Venezuela con sus hermanas.

En las cascadas, se sintió como cuando era adolescente y se iba a acampar a las playas de Venezuela con sus hermanas.

La venezolana ahora es la cara de una cadena de tiendas trasandina y le sacó parte del protagonismo a la Bolocco. “Cecilia es la gran diva chilena”, aclara ella. Sin embargo el público cayó rendido a los pies de la venezolana.

La venezolana ahora es la cara de una cadena de tiendas trasandina y le sacó parte del protagonismo a la Bolocco. “Cecilia es la gran diva chilena”, aclara ella. Sin embargo el público cayó rendido a los pies de la venezolana.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig