“Lo importante en un romance es la pasión, no la diferencia de edad” – GENTE Online
 

“Lo importante en un romance es la pasión, no la diferencia de edad”

Actualidad
Actualidad

Calienta la pantalla. Y es consciente de ello. Todo en base a curvas, sensualidad, estilo audaz, atrevimiento, seducción, encanto... Digamos que la venezolana Catherine Fulop (48) es una de las mujeres de nuestro ambiente que más suben los decibeles eróticos de los hombres. Ahora protagoniza en la tele a una MILF –del inglés, “Mothers I’d Like to Fuck”–, que traducido suavemente al español significa algo así como “mamitas con las que me gustaría tener sexo”. El término abarca a íconos sexuales del planeta, de cuarenta y pico para arriba, que, dicho en criollo, “rajan la tierra” y despiertan en jóvenes que podrían ser sus hijos fuertes deseos eróticos. ¿Nombres? De afuera, Sharon Stone, la mismísima Madonna, Michelle Pfeiffer, Courteney Cox, Uma Thurman, Julia Roberts, Cameron Diaz, Sandra Bullock. ¿Locales? Araceli González, Andrea Frigerio, Bárbara Durand, Flavia Palmiero, Valeria Mazza, y siguen los nombres...

Cathy protagoniza Taxxi, amores cruzados, en Telefe, de lunes a viernes a las 15.30 horas, con producción de Martín Kweller para Endemol. Ahí es Lucía Linares, una directora de publicidad, dueña de una productora, madre soltera de Ema –Micaela Vázquez–, libre, arrolladora, exitosa, que se enamora de un joven taxista –Nico Riera– veinte años menor que ella, que estudia Medicina –con cuyo padre (Gabriel Corrado) también vivirá un romance–, que a su vez está comenzando a salir con su hija. Todo bien complicado, como corresponde. “Estoy súper-enganchada con esta historia de amor”, se sincera Fulop.

–¿Te pasó alguna vez algo así? No me lo ocultes, porque es vital para la nota.
–La verdad es que no... Veo que Madonna anda con un péndex y para ella es normal, pero es un tema que en general las mujeres mantenemos bastante oculto. No es fácil contarlo. En cambio, sí es corriente lo del hombre grande con una chica. Me parece feo eso de “dejó a la mujer por una mucho más joven”. Y todo está bien. El hombre lo tiene permitido. En cambio, si lo hace una mujer, “es una vieja loca”. Acá personifico a una mina grande, que se ve tentada a vivir un amor con un chico que puede ser su hijo. Nos llevamos 20 años con Nico. A veces me choca, me siento como extraña. Es una lucha que tiene la mujer con la actriz. Me resulta raro que un chico tan chico de repente se me acerque para darme un beso, me agarre. Es como que tengo ganas de decirle: “Esperá, ya va, jajaja”.

–Y después vendrán las escenas de pasión, de sexo, inevitables, Cathy.
–Por ahora de sexo no, sí muy apasionadas. De repente él me tiene que besar muy sensual, y lo hace en el cuello...

–¿Y...?
–Divino, ¿qué quieres que te diga? (ríe).

–Parece que lo disfrutás bastante.
–Me pongo nerviosa. Tiene que ver con lo que es correcto. Como siento que no lo es, me pasan cosas. También Corrado es un desconocido para mí. Como actriz te pasan cosas. La que diga que no y se haga la superada, miente. Siempre que se da un acercamiento con alguien, es algo fuerte que hay que superar. Encima, Nico es muy joven, podría ser mi hijo. Como nunca lo viví ni me lo planteé, me resulta raro; es como un desafío.

–Hay mujeres que fantasean con salir con alguien bastante más joven.
–A mí nunca me pasó. Pero me estoy divirtiendo muchísimo. Tuvimos escenas en las que él me agarra, me aprieta. Y empiezo a transpirar. Este niño me hace transpirar. Con Corrado es diferente, somos grandes. No estoy con el rollo de que no se me tiene que ver la panza ni la arruguita.

–Aparecen y desaparecen los prejuicios.
–La mujer madura sabe que hay prejuicios. “Me veo más vieja, se me ven las arrugas, él está fresco y lindo. Yo me voy a ver gorda y grande”. Hablo de “vieja” porque exagero. En realidad, soy una mujer grande que me siento divina, plena y que no me veo en el final de nada, sino en el principio de todo. Estoy en la mitad de la vida, con toda la experiencia. Lo que pasa es que un péndex te sacude.

Leé la nota completa en la edición 2519 de Gente.

La actriz luce divina y está orgullosa de sus curvas. “Me han dicho que soy una de las maduras más deseadas por los chicos... pero no soy la única”.

La actriz luce divina y está orgullosa de sus curvas. “Me han dicho que soy una de las maduras más deseadas por los chicos... pero no soy la única”.

“Si la mujer madura se saca el rollo mental, puede disfrutar a un joven, claro. Yo lo pensaría. El hombre puede seguir procreando y eso siempre lo hace poderoso”.

“Si la mujer madura se saca el rollo mental, puede disfrutar a un joven, claro. Yo lo pensaría. El hombre puede seguir procreando y eso siempre lo hace poderoso”.

Catherine Fulop cuida su cuerpo en Bace, Estética y Belleza, con tratamientos corporales y faciales. Allí recibe atención personalizada, coordinada por médicos especialistas en nutrición, deportólogos y esteticistas.

Catherine Fulop cuida su cuerpo en Bace, Estética y Belleza, con tratamientos corporales y faciales. Allí recibe atención personalizada, coordinada por médicos especialistas en nutrición, deportólogos y esteticistas.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig