Murió Tomisaku Kawasaki, descubridor de una rara enfermedad cuyos síntomas fueron asociados al COVID-19 – GENTE Online
 

Murió Tomisaku Kawasaki, descubridor de una rara enfermedad cuyos síntomas fueron asociados al COVID-19

El doctor Rubén Cuttica junto a Tomisaku Kawasaki en un simposio sobre la enfermedad descrita por el japonés.

El pediatra japonés falleció a los 95 años unas semanas después de que la enfermedad que lleva su nombre fuera asociada por algunos profesionales a COVID-19.

Aunque el SARS-CoV-2 no se manifiesta con frecuencia en niños, a nivel mundial se han detectado casos de menores con este virus. Debido a que los síntomas son similares a los de Kawasaki, una enfermedad rara que afecta principalmente a niños menores de tres años, algunos profesionales sostienen que habría alguna relaicón entre ambas.

El doctor Rubén Cuttica, reumatólogo pediátrico y jefe de la unidad de reumatología del Hospital Pedro de Elizalde fue uno de los profesionales invitados por Tomisaku Kawasaki al simposio en el que detalló síntomas, tratamiento y consecuencias de este mal que, excepcionalmente, puede afectar a niños mayores de tres años.

Si bien se trata de una enfermedad rara (especialmente en sociedades occidentales) la misma tomó relevancia en las últimas semanas adquirió protagonismo por su posible relación con COVID-19.

El doctor Rubén Cuttica es reumatólogo pediatra, Jefe de unidad del Hospital de pediatría Pedro de Elizalde aclara las dudas al respecto: “Hace unos años el doctor Kawasaki me invitó a un simposio sobre el síndrome que lleva su nombre en Japón. Al mismo asistieron médicos de diversos países y con diferentes especialidades pediátrica. Es que esta enfermedad rara la maneja aquel a quien le interesa", comenta.

El doctor Cuttica es reumatólogo pediátrico y desde hace años estudia la enfermedad de Kawasaki que afecta principalmente a niños menores de tres años, aunque su icidencia es muy baja y por ello es considerada una enfermedad rara.
El doctor Cuttica es reumatólogo pediátrico y desde hace años estudia la enfermedad de Kawasaki que afecta principalmente a niños menores de tres años, aunque su icidencia es muy baja y por ello es considerada una enfermedad rara.

A partir de entonces, Cuttica siempre tuvo especial interés en esta peculiar enfermedad. "¿Por qué un reumatólogo pediatra tiene mucha relación con esto? Porque se dice que en los pacientes hay una tormenta de citoquinas que inflaman al pulmón y por eso es tan inflamatoria. Como los reumatólogos manejamos la inflamación es muy común que estemos cerca de este síndrome”, explica. Agrega que “los cardiólogos están interesados porque la complicación más seria es de su área y a los infectólogos porque probablemente el origen sea infeccioso”. 

¿Qué es la enfermedad de Kawasaki?

Lo primero que hay que decir es que se trata de una enfermedad anterior al coronavirus. Es una vasculitis que se da fundamentalmente en niños de hasta 3 años de edad”, dice Cuttica sobre la enfermedad rara que en Argentina afecta a unos de 5 niños cada 100 mil. “Inflama los vasos sanguíneos y tiene predilección por las arterias coronarias. Esto puede llevar a que se genere una trombosis y condicione la aparición de un infarto de miocardio en niños muy pequeños”, afirma el doctor haciendo referencia al peor desenlace del síndrome. 

Cuttica enfatiza que si bien la incidencia de la enfermedad es baja, “es importante por la complicación que puede causar”. En este sentido, asegura que es clave la detección temprana del síndrome. “Cuando la fiebre se prolonga más allá de cinco días sin que haya un foco y sin una explicación el profesional debe extremar los métodos diagnóstico para descartar infecciones".

La preocupación del reumatólogo por promover el diagnóstico rápido tiene que ver con el impacto del tratamiento. "La única forma de prevenir el desarrollo de aneurismas en las arterias coronarias es suministrando una alta dosis de gammaglobulina hasta 9 días después de iniciado el cuadro. Pasado ese tiempo, la ausencia de tratamiento aumenta el riesgo para el paciente”, detalla. 

Este es el sarpullido característico de la enfermedad de Kawasaki. Aparece acompañado por inflamación en los ojos y en la boca, además de fiebre alta sostenida.
Este es el sarpullido característico de la enfermedad de Kawasaki. Aparece acompañado por inflamación en los ojos y en la boca, además de fiebre alta sostenida.

Agrega que, aunque se desconoce el origen de la enfermedad, se cree que es infecciosa por su brusca aparición. "Hasta ahora no se ha podido relacionar con un agente infeccioso en particular y se considera que probablemente el origen no sea uno solo sino que debe haber muchos agentes que pueden estimular el sistema inmune y en un paciente que es susceptible a padecerlo por una predisposición genética eso lleve al desarrollo de la misma”.

La intervención genética aparece en juego debido a que la incidencia del síndrome es mucho mayor en la sociedad japonesa que en otras. “Incluso en Argentina, del escaso número de casos, habíamos detectado que un 2 por ciento correspondía a personas de esa filiación”, señala Cuttica. 

Kawasaki tiene síntomas típicos de una infecciosa

Según el doctor Cuttica, “esta enfermedad empieza con fiebre muy alta, mayor a 38 o 39 grados”. Otros síntomas asociados al síndrome son: erupción en la piel, ojos inflamados -rojos, como si tuvieran conjuntivitis, pero sin secreciones-, la boca muy roja e inflamada, fisuras en los labios y un ganglio en el cuello. “Por esto es que originalmente la enfermedad era conocida como síndrome linfomucocutáneo: tenía el ganglio linfático, las mucosas inflamada y la piel con una erupción”, concluye el reumatólogo. 

Los ojos inflamados y sin secreción so uno de los síntomas que permiten reconocer el síndrome de Kawasaki.
Los ojos inflamados y sin secreción so uno de los síntomas que permiten reconocer el síndrome de Kawasaki.

¿Qué relación hay entre Kawasaki y COVID-19?

El coronavirus es un agente infeccioso y como tal puede, como cualquier otro agente infeccioso, estimular el sistema inmune y en un paciente que esté predispuesto desarrollar la enfermedad de Kawasaki”, sostiene Cuttica.

El especialista agrega información sobre el escaso número de niños que se infectaron con el SARS-CoV-2. “Hay comunicaciones que indican que hay unos 150 pacientes europeos que tuvieron manifestaciones similares a las del síndrome”, indica

Pero de estos, alrededor del 20% tuvieron las características típicas de la enfermedad de Kawasaki, otro porcentaje tuvo manifestaciones no completas de la misma y un último grupo ha tenido manifestaciones más severas con compromiso hemodinámico y del estado general asociados al COVID-19”, continúa Cuttica.  

Probablemente no es que el coronavirus o la pandemia haya un aumento de la enfermedad de Kawasaki. Pienso que la incidencia del síndrome no cambia demasiado. Es algo que se va a ir viendo en la medida en que esto vaya evolucionando, pero se va a analizar a posteriori si la cantidad de pacientes que hubo con determinadas características tiene relación con coronavirus o es un hallazgo casual”, considera Cuttica.

Por otro lado, vale remarcar que Kawasaki se observa principalmente a fines del invierno y principio de la primavera, o sea que tiene una cierta estacionalidad. Y en Europa coincidió con el brote de COVID-19. Y, por último, también se supo que algunos de esos pacientes con síntomas de la enfermedad de Kawasaki tuvieron hisopados negativos para coronavirus”, alertó el doctor. 

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig