Las subastas online de relojes de lujo baten récords por la pandemia – GENTE Online
 

Las subastas online de relojes de lujo baten récords por la pandemia

Internacional
Internacional

Las tradicionales casas de remates –una actividad que mueve millones– no fueron ajenas a los problemas de la cuarentena, pero se aggiornaron y aumentaron considerablemente sus ventas, con compradores que ahora son más jóvenes.

Aun cuando la pandemia de Covid-19 puso en jaque a gran parte del planeta, con una crisis sanitaria y económica sin precedentes, en la “nueva normalidad” sigue habiendo personas dispuestas a pagar 3,6 millones de dólares por un reloj pulsera usado, 9,2 millones de dólares por un anillo de diamantes, 84,6 millones por una pintura o 795 mil dólares por una botella de un muy particular whisky. Y 615 mil dólares por un par de zapatillas Nike utilizadas por Michael Jordan en 1984. 

Mientras las cuarentenas decretadas por los gobiernos obligan a muchos comerciantes a cerrar sus puertas o a paralizar rubros enteros –como el turismo–, las casas de subastas de artículos de lujo se han aggiornado rápidamente a los nuevos tiempos, ofreciendo remates online, vistas previas de los objetos subastados a través de Zoom y visitas por videoconferencia para potenciales compradores. 

Un exclusivo y raro Patek Philippe vendido por 3,6 millones de dólares

En ese marco, según publicó recientemente la agencia norteamericana de noticias financieras Bloomberg, los relojes de lujo están causando furor en las subastas online de las principales casas especializadas. 

Sotheby's, una tradicional casa del rubro fundada en Londres en 1744, con sedes en todo el mundo, aseguró días atrás que en lo que va del año aumentó en un 30% el número de nuevos postores y compradores en sus subastas remotas en todas las categorías , y añadió que a su vez un 30% de ellos son personas de menos de 40 años. En lo que va de 2020, las subastas online superaron los 285 millones de dólares, triplicando el monto alcanzado durante todo 2019. La categoría que atrajo la mayor cantidad de nuevos clientes, con un 42%, son los relojes de pulsera.

Un Urwerk UR202 en oro blanco de la subasta de Phillips, vendido por 45 mil dólares.

Solo en julio, Sotheby's vendió un Rolex Daytona John Player Special por más de 1,5 millón de dólares, un precio récord para ese modelo, y Christie's –también con sede en Londres, fundada en 1766– vendió un Patek Philippe por 1,95 millón de dólares. En junio, Phillips, en asociación con Bacs & Russo, recaudó 3,6 millones para un Patek de la colección de Jean-Claude Biver, relojero luxemburgués, director ejecutivo de la marca de relojes de lujo TAG Heuer.

En esa subasta online celebrada en Ginebra, siete relojes se vendieron por más de un millón de dólares, incluido otro John Player Special, por 1,1 millón. Este modelo es un Rolex Daytona poco común, en oro amarillo con esfera negra, fabricado por Rolex entre los años 60' y los 80' para conmemorar el patrocinio que por entonces John Player & Sons hacía de la escudería de Fórmula 1 Lotus. El precio récord de un reloj vendido en subasta es de 31 millones de dólares. 

Según el jefe de relojes de Sotheby's Ginebra, Mikael Wallhagen, los remates online permitieron a muchos clientes nuevos acceder a este tipo de compras de lujo. “Para ser honesto, pujar en subastas puede ser una adicción, explicó Wallhagen. Para quien tiene una cuenta bancaria rebosante de dólares, participar de un remate virtual puede ser un pasatiempo para sobrellevar la cuarentena. “Bajo la situación de confinamiento global, la gente ha tenido más tiempo para explorar nuevos campos de interés y pasar más tiempo detrás de la pantalla para pujar en subastas”, sostuvo. 

Patek Philippe calendario perpetuo con marcadores de rubíes, con un valor estimado de poco menos de un millón de dólares

Además, los clientes más jóvenes se sienten bastante cómodos haciendo sus ofertas por Internet, incluso por artículos de alto precio. 

Otro factor que ha influido en el auge de las ventas de relojes de lujo, según Aurel Bacs –director del departamento de relojes de Phillips– es que durante el confinamiento los coleccionistas han tenido más tiempo para reflexionar y repensar sus colecciones. De ese modo, muchos han decidido ser más selectivos con los relojes que quieren tener, saliendo a la búsqueda de algunos modelos más raros, y han puesto a la venta otros más "comunes”.

En junio, Phillips organizó un remate online desde Ginebra que fue un éxito rotundo: con ventas por 31,7 millones de dólares, fue la subasta de relojes más alta en la historia, y tuvo a más de 2.000 personas registradas para ofertar, y aun más vieron la venta en vivo.

Un Rolex Daytona John Player Special vendido en Sotheby’s. Se trata de un modelo producido por Rolex entre los años 60' y 80'.

¿Está tratando de aprovechar alguna “oferta” para invertir sus ahorros? Lo mejor tal vez sea enfocarse en piezas raras de fabricantes independientes o marcas más jóvenes. Por ejemplo, pueden conseguirse algunos relojes Greubel Forsey Signature 1 por 66 a 133 mil dólares, o el Audemars Piguet Royal Oak Equation of Time –ahora discontinuado– por 27.500 a 50.000 dólares. Otras “gangas” que pueden encontrarse en las subastas online que Sotheby's realiza semanalmente son Rolex de 18 mil a 31 mil dólares. Entre ellos un “Hulk” (como se conoce al Submariner con esfera y bisel verdes), que se vendió por 22.500 dólares; un “Batman” (un GMT-Master II con bisel de cerámica azul y negro) por 17.500 dólares y una “Batgirl” (un Batman más nuevo con un brazalete de Jubilee más elegante) por $ 18.750. 

En la subasta online que se lleva a cabo por estos días en Nueva York está a la venta un raro Audemars Piguet de oro amarillo de 1975 estimado en un precio entre 4.000 y 6.000 dólares.

Para octubre, Sotheby’s ofrecerá relojes de la colección de David Salomon, industrial británico de principios del siglo XX y autoridad de renombre mundial en relojes Breguet. 

Un reloj Resonance de doble movimiento fabricado especialmente para el príncipe regente y luego rey Jorge IV de Inglaterra, con un valor estimado que roza los 800 mil dólares en Sotheby’s.

A la cabeza entre los relojes más codiciados que saldrán a la venta hay un Resonance de doble movimiento hecho para el príncipe regente (luego rey Jorge IV del Reino Unido), con un valor estimado entre 514.000 y 778.000 dólares; un viejo repetidor de minutos (un antiguo y sofisticado mecanismo) hecho para el duque francés de Praslin, con un valor estimado que va de los 324.000 a los 455.000 dólares, y un reloj termómetro hecho para la princesa Caroline Murat, hermana de Napoleón Bonaparte, cuyo precio se estima que oscila entre los 260.000 y los 390.000 dólares. 

Los tres fueron realizados por el propio Abraham Louis Breguet durante su período más activo, desde 1790 hasta su muerte en 1823. 

En Christie’s, entre fines de septiembre y principios de octubre, saldrán a la venta un Patek Philippe Reference 570G, un Audemars Piguet “Super VZ” y un Rolex Cosmograph de la leyenda de las carreras de autos Carroll Smith. 

Otra subasta que tiene interesado al mundo de los collecionistas es la Colección Ruby, que tendrá lugar el 30 de noviembre en Hong Kong. Se trata de una colección privada de relojes Patek Philippe de un solo propietario, que se destaca porque tiene un par de modelos posiblemente únicos, jamás vistos: un calendario perpetuo y repetidor de minutos/tourbillon, ambos con marcadores de hora de rubíes, que se estima que no se venderán por menos de un millón de dólares cada uno. La colección también incluye relojes astronómicos, incluido el ultracomplicado Sky Moon Tourbillon, con 12 complicaciones, que se estima que podría alcanzar el millón y medio de dólares.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig