Juana Viale y Ámbar de Benedictis: las costumbres ecológicas que llevarán a París – GENTE Online
 

Juana Viale y Ámbar de Benedictis: las costumbres ecológicas que llevarán a París

En diálogo con GENTE, la actriz y conductora reflexionó sobre su vínculo con la tierra y contó cómo aplica sus prácticas ecológicas en sus tres hijos: Ámbar, Silvestre y Alí.
LifeStyle
LifeStyle

En la edición de mayo de la revista GENTE, Juana Viale (39) fue protagonista de la campaña PRINCIPIOS donde la actriz y conductora se convirtió en la referente de #HonrarLaTierra. En ese sentido, habló de su fuerte compromiso ecológico que lo replica en su hogar y en la crianza de sus tres hijos.

En estos días, la presentadora acompañará a su hija mayor, Ámbar de Benedictis (18), a París ya que la joven se instalará en la capital francesa para estudiar cine en una prestigiosa escuela de arte.

Consultada por el origen de su "romance con la tierra", la artista aseguró que "viene desde siempre. Creo que mi felicidad es proporcional a la cantidad de tiempo que estoy descalza. Entrás a casa, y me ves en patas. Si me voy a un campo, adonde sea, siempre estoy descalza. Piso la tierra, piso las piedras, ¡me pincho! –a veces más, a veces menos–, pero siempre en patas. Lo necesito. Desde chiquita anduve con los pies cortados, las plantas machacadas: tengo callo. Me parece fundamental el contacto con la tierra.

"Yo fui mamá de bien joven, a los 20 años, y nunca hice un curso de preparto ni nada. Llegué a parir pensando: ‘Bueno, las cosas se van a ir mostrando naturalmente’", detalló sobre el fuerte vínculo que siente con la Pachamama.

Y continuó: "Tengo mi bandera, soy vegetariana, pero no fundamentalista. Al principio dejé de comer
animales porque me daba lástima, por el tema de la industrialización del alimento. Luego empecé a
sentir que hay un dolor inconmensurable que va bastante más allá. No puedo desligarme de la vida, de lo natural, no puedo. Tanto cuando veo que voltean un árbol, matan a un animal o se tiran desechos al agua. ‘¡Si van al río!, ¡¡al mar!!, ¡¡¡si siguen un ciclo!!!’No logro entenderlo"
.

Más adelante habló de las costumbres ecológicas que lleva adelante en su hogar y también se lo inculca a sus hijos: "Por ejemplo, divido los residuos. Es divertido, ya que en casa hay varios tachos grandotes de basura de distintos colores. Para cartón, para plástico, para vidrio, etcétera. Y uno chico, para el resto, que –y a la gente le puede servir el dato– ni imaginan lo que tarda en llenarse, ya que, al dividir la basura en distintos materiales, disminuye un toco su cantidad; en una proporción de un millón".

Madre también de Silvestre (13) y Alí (9), contó qué les enseña sobre el tema a sus hijos. "Si voy al tacho chico, el de la cocina, y descubro plástico, les consulto: ‘¿Quién tiró esto? Porque hay que lavarlo y llevarlo al que corresponde’. Los he retado. Igual es sistemático, la repetición los lleva a separar. Para ayudarlos (porque quizá una se obsesiona, y la obsesión no es buena), los invito a que dejen el plástico arriba de la mesa, ‘que yo me encargo‘. Se aprende a través del ejemplo. Si toda la vida te vieron tirar el chicle por la ventana (¡Volví al chicle!), lo más probable es que los niños te imiten… Ah, ellos también andan el día entero descalzos", desarrolló convencida.

Y añadió: "Es maravilloso, lo más lindo del mundo para mí. Poder alertar que no hay limón en la mesa y pedir: ‘¿Quién va a buscar?’. Aún no llego a hacer una comida sin contar con algo comprado, porque somos muchos y mi espacio no me da, pero ojalá alguna vez… Ámbar y yo somos vegetarianas, y Alí últimamente elige vegetales y granos. Silvestre es el único que pide carne. La demanda es enorme, pero a la hora de comer, sobre la mesa siempre hay algún productito proveniente de nuestra porción de tierra".

Por otro lado, develó qué opina Mirtha Legrand, su abuela, sobre su devoción por la naturaleza. "La de ella es una generación que no está muy al tanto. Igual, así como le digo a mis amigos, a conciencia, sepan esto o lo otro, también se lo menciono a mi abuela. Conoce cómo soy, y lo respeta. El respeto frente al otro y ante todo. Lo que sí, Chiqui, en patas nunca", expresó entre risas.

En última instancia, Juana Viale citó su frase favorita a tono con la temática del reportaje: “Una persona sabia es la que planta un árbol sabiendo que no va a disfrutar su sombra”.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig