6 restaurantes para los amantes del vino – GENTE Online
 

6 restaurantes para los amantes del vino

La bebida insignia de los argentinos tiene restaurantes donde los vinos se presentan como un invitado especial para los platos de su carta. Aquí los mejores lugares para comer rico maridando, experimentando y conociendo nuevas etiquetas.
Gastronomía
Gastronomía

El vino es nuestra bebida nacional, ya lo sabemos, y a todos nos gusta salir a comer disfrutando de una buena botella en la mesa. Pero hay restaurantes que hacen de la vinicultura un ritual, prestando especial atención a lo que tiene que ver con esta costumbre tan arraigada entre nosotros. Salimos a descubrirlos y te contamos lo mejor que tienen en sus cavas.

Las Divines, Palermo

El lugar: Es un wine bar descontracturado y joven, ideal para ir con amigos. El salón tiene una cocina abierta que permite ver cómo se elaboran los platos y un local anexo que funciona como tienda boutique de vinos. Su carta es acotada, con tres platos principales y algunas tapas, pero muy bien pensada para maridar con las etiquetas que ofrecen.

La selección de vinos: Se especializan en vinos orgánicos de pequeños productores locales y cuentan, además, con 16 etiquetas propias desarrolladas junto al enólogo Alberto Cechin. Todo está a cargo del sommelier Juan Francisco Tula, quien trabajó nada menos que junto al multipremiado chef y escritor Thomas Keller (7 estrellas Michelin). Proponen catas para muy pocas personas los dias miércoles, y distintos eventos de yoga y vino o tarot y vino, originales y concurridos. Todo con reserva previa. Probamos un Carignan sin sulfitos acompañado por una tabla de charcuterie con una selección de quesos y aceitunas marinadas en especies. Para el postre reservamos un Malpensado extra brut, de torrontés chardonnay riesling

Dónde: Araoz 1392, Palermo

Cuándo: Martes a sábados de 18 a 1 hs.

Contacto: @lasdivines.envero

Doc bar de vinos, Palermo

El lugar: DOC es un winebar palermitano que se distingue de otras propuestas por su espíritu joven y relajado. En un ambiente moderno y con un menú que hace foco en picadas, tapas y sándwiches, se pueden probar vinos blancos, rosados, tintos y hasta algún que otro naranjo (blancos elaborados como tintos) de pequeños y medianos productores nacionales. El espacio cuenta con salón y patio, además de un cómodo deck exterior acondicionado para afrontar el frío invernal.

La selección de vinos: La bodega del lugar se va renovando constantemente y siempre cuenta con 45 opciones de las cuales 33 se ofrecen solo en botella y 12 se pueden probar también por copa. Estas últimas son las que tienen mayor rotación, dando la posibilidad de descubrir más variedades. En la carta se pueden encontrar vinos no tan populares de distintas regiones del país, gran variedad de cepas y diferentes estilos. Si hay que elegir una dupla, desde el bar recomiendan su picada Argenta o la tabla DOC que, al incluir distintos tipos de quesos y chacinados, encuentran en un vino rosado como el Funckenhausen Dry Rose, a un compañero versátil, ligero y fresco. Para tener en cuenta: DOC organiza periódicamente catas especiales con la sommelier de la casa, dueños y clientes para elegir las etiquetas que ingresarán al menú.

Dónde: José A. Cabrera 4977, Palermo.

Cuándo: Martes a jueves de 8 a 00 hs, viernes y sábados de 10 a 01:30 hs, y domingos de 10 a 00 hs.

Contacto: @docbardevinos

Hierro, Nordelta

El lugar: Hierro es una moderna parrilla ubicada sobre la hermosa Bahía de Nordelta, que acaba de abrir una sucursal en Palermo. Allí, este restaurant de atractivo diseño se especializa en carnes maduradas en la casa y cocidas a las brasas, pero también destaca su original propuesta de cocina con vegetales orgánicos de estación, pastas caseras y otros platos elaborados que tientan por su frescura y calidad artesanal. Todo esto se acompaña de una interesante coctelería de autor y una muy cuidada carta de vinos.

La selección de vinos: Proponen entre 45 y 50 etiquetas, mayormente de bodegas de renombre y algunos proyectos pequeños que vale la pena conocer. La oferta por copa se renueva periódicamente. Detrás de la gestión de la cava hay un sommelier experto que cada cuatro meses realiza una cata conjunta con los socios del lugar para elegir nuevas incorporaciones. De esta manera logran mantener un equilibrio entre opciones tradicionales y vinos que son tendencia. Para armonizar con sus carnes maduradas, recomiendan el clásico D.V. Catena Malbec Malbec cuya intensidad y acidez lo convierten en el compañero ideal de, por ejemplo, el exclusivo ojo de bife Wagyu (un gran favorito del menú).

Dónde: Boulevard del Mirador 220, Nordelta y Costa Rica 5602, Palermo.

Cuándo: Lunes de 12 a 19 hs; martes a domingos de 12 a 00 hs.

Contacto: @hierronordelta

Canta el gallo, Tigre

El lugar: En una casona de estilo campo, Canta El Gallo rinde culto a la parrilla argentina y a esos platos tradicionales de nuestra cocina. Su menú incluye cortes de novillos seleccionados y piezas maduradas en seco, además de minutas porteñas y preparaciones más elaboradas. La propuesta de vinos es para destacar ya que cuentan con una gran cava gestionada por Francisco Pidal, dueño del restaurante y gran apasionado por la viticultura.

La selección de vinos: Actualmente, su menú ofrece 80 etiquetas de prestigiosas bodegas nacionales con una sección especial dedicada a recomendaciones de la casa, un apartado de blends clásicos, una mayoría de varietales tradicionales y algunas propuestas especiales como tannat, bonarda, merlot y cabernet franc. Para los cortes magros favoritos, como bife de chorizo o el T-bone (parte de lomo y parte de bife de chorizo), Pidal aconseja vinos de complejidad moderada y taninos menos marcados; y para piezas más grasosas (como la entraña o el asado) se puede optar por vinos potentes, de mayor estructura y complejidad de variedades como cabernet sauvignon y tannat.

Dónde: Av. de los Lagos 7010, Tigre.

Cuándo: Todos los días de 12 a 16 y de 20 a 00 hs

Contacto: @cantaelgallo

Aldo´s Wine Bar, Palermo

El lugar:  Aldo’s Restorán y Aldo’s Wine Bar son dos grandes lugares para descubrir los vinos más interesantes del país de la mano de un gran conocedor como es Aldo Graziani. Particularmente el bar, ubicado cerca del Jardín Japonés, es ideal para probar variedades y acompañar con platitos de impronta mediterránea, raciones de quesos o chacinados artesanales y vegetales de estación. El local tiene aires clásicos con mesitas de estilo bistró que se reparten en un salón de iluminación tenue y un cuidado deck sobre la vereda.

La selección de vinos: Cada día ofrecen más de 300 etiquetas de “vinos puros, con carácter y profundidad creados por destacados productores de la escena actual que trabajan con un gran sentido del lugar, expresando la identidad de cada terroir”, explican desde el local. Un equipo de sommeliers está dispuesto a guiar a los clientes en la elección. Para probar por copa, cada semana se sirven numerosos vinos tintos (de cepas populares y otras poco convencionales), variedades blancas (con alternativas frescas y ligeras o más complejas y encorpadas), algún vino dulce y un espumoso. Una sugerencia de la casa es combinar sus cavatelli amatriciana (pasta seca con salsa pomodoro y panceta) con una bonarda como la de Asa Nisi Masa 2021, cuya frescura, intensidad y peso en boca ayudará a equilibrar los sabores del plato.

Dónde: República Árabe Siria 3037, Palermo.

Cuándo: Martes a domingos de 12 a 24 hs .

Contacto: @aldoswinebar

Viejo patrón, Liniers

El lugar: Viejo Patrón es un imponente restaurant en el barrio de Liniers creado por uno de los pocos sommeliers de carnes del país, quien presenta platos de impronta mediterránea y la especialidad: cortes de novillos alimentados a pastura y achuras de altísima calidad a las brasas. Con esta propuesta el maridaje no podía quedar librado al azar y es por eso que cuentan con una selecta carta de vinos diseñada por un sommelier profesional.

La selección de vinos: Se ofrecen 30 etiquetas entre espumantes, vinos blancos, rosados y tintos de bodegas grandes y productores boutique que representan a diferentes regiones del país. De esta manera pueden llegar al público general como así también a paladares expertos y curiosos que buscan novedades. Una dupla imperdible, dicen, es el ojo de bife patagónico (con croûte de hongos, arvejas en manteca cítrica y portobellos) con un Chañarmuyo Gran Vino Malbec, “un vino riojano con buena concentración de frutos rojos y taninos dulces” explican desde el restorán. Cabe destacar que todos sus cortes se pueden pedir en el punto de preferencia: casi crudo, jugoso, a punto o bien cocido. Al tratarse de animales libres de estrés, la carne tierna está asegurada.

Dónde: Av. Larrazábal 502, esq. Patrón, Liniers.

Cuándo: Todos los días de 10 a 00 hs.

Contacto: @viejopatronrestogrill

Martin Gimeno / [email protected]

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig