Algarrobo del Águila: el pueblo de La Pampa atravesado por el Río Atuel que tiene 800 habitantes y se convirtió en una fuerza turística y económica – GENTE Online
 

Algarrobo del Águila: el pueblo de La Pampa atravesado por el Río Atuel que tiene 800 habitantes y se convirtió en una fuerza turística y económica

Algarrobo del Águila, Turismo, Argentina, La Pampa
Es uno de los departamentos más reducidos de La Pampa. Cuando en 1947 le cortaron el acceso al Río Atuel, que baja desde la de Mendoza, la localidad entró en un período de sequía y de 7 mil habitantes solo quedaron 100. Ahora gana popularidad como uno de los sectores turísticos más relevantes de la provincia.

Son 320 los kilómetros que separan a Santa Rosa, la capital de La Pampa, de Algarrobo del Águila. El camino más directo es por la ruta 151, un poco más de tres horas de llanura verde, amarilla y marrón. Al finalizar el recorrido se habrá cruzado la provincia de Este a Oeste. Algarrobo es uno de los pueblos más reducidos de la provincia, tiene 800 habitantes, 123 años de historia y es una ciudad en vías de desarrollo cultural, turístico y económico. 

Árido y casi zonda, así es el clima y el viento en una mañana de noviembre en Algarrobo del Águila. La entrada a la localidad se da a través de un arco que cruza de lado a lado la ruta y que le da la bienvenida a los turistas. Los autos que pasan hoy, un viernes de principio de mes, por la ruta son pocos. Allá, un poco más lejos, se escucha el mugido agudo de las vacas. Un cielo gris y tormentoso cubre al pueblo esta mañana. 

La historia fue hostil con el pueblo: en 1947 el acceso al Río Atuel fue interrumpido y de un período de esplendor ganadero y agricultor pasó a tener solo 100 habitantes. 

Oscar Gatica asumió la conducción política de Algarrobo en 2011. Entre los logros de su gestión destaca un dato: se generaron puestos de trabajo para más de 50 familias contando el área privada y gubernamental. La principal actividad económica que tiene lugar en la zona es la ganadería, pero es difícil llevarla adelante por las condiciones climáticas del lugar: para alimentar a una vaca se necesitan 15 hectáreas y el agua es poca.

El despacho en el que Gatica recibe a gente.com.ar está cubierto en su totalidad por pintura color cian. Adentro hay cámaras que monitorean cada espacio del edificio, un escritorio, un cuadro de Juan Domingo Perón, un modular con regalos y recuerdos que recibe el intendente. Durante los 40 minutos de entrevista hablará sobre el crecimiento cultural y económico del pueblo y de cómo se convirtieron en un polo turístico.

“Esta zona, a principios del siglo pasado, era un oasis. Teníamos al Río Atuel corriendo permanente, con diez mil hectáreas bajo riego y mucho ganado bovino. A partir de 1947, cuando se cierra por 25 años la represa, se genera un desastre ambiental, social y económico. Se vuelve a abrir en 1972, pero vuelve interrumpido: cada tres o cuatro meses se corta”, dice Oscar. 

Algarrobo del Águila se fundó en 1899 y su nombre tiene origen a raíz de un águila que se situaba en uno de los árboles del lugar. De acuerdo a la información oficial que brinda el gobierno de La Pampa, la localidad tiene 539 habitantes (datos del CENSO realizado en 2010). Pero según Gatica y los relevamientos municipales más recientes hay cerca de 800 personas viviendo en Algarrobo. 

En el pueblo hay escuelas, una posta sanitaria, áreas para realizar deporte (es un espacio ideal para realizar trekking en nivel moderado) y se fomenta la creación de espacios verdes. Una de las grandes inauguraciones que tuvo la localidad en el último tiempo fue la estación de servicio en la ruta 151, que conecta a La Pampa con Mendoza, por la que pasan 1500 autos por día.

La interrupción del Río Atuel es la causa más importante de unión entre los pampeanos. El paso permanente del río por el lugar indicaría un clima más ameno, pero también una mejora en la actividad ganadera y, por ende, en las finanzas de la localidad.  

El atardecer de Algarrobo del Águila.

Gatica, que nació y se crió en Algarrobo, hace al respecto la siguiente comparación: “Con ese corte se sufrió mucho, estos pueblos hubiesen sido otros si la historia era distinta. Dejó de ser una zona para vivir, no había agua para la ganadería y mucho menos para la agricultura. Es como si hoy dejará de llover en la provincia de Buenos Aires”. 

En 1972, tras una resolución nacional, se habilitó el paso del Atuel de manera momentánea, solo algunos meses al año. En noviembre el espacio por donde pasa el Atuel está seco, apenas queda un charco de agua bajo el puente que todavía no absorbió la tierra y que el sol aún no secó. 

Relax y encanto natural: el turismo en Algarrobo del Águila 

Dentro de La Pampa se trata de la última localidad para los turistas que tienen como destino final la ciudad de San Rafael, en Mendoza. Durante los meses de verano e invierno se registra un incremento en la cantidad de vehículos que pasan por el lugar y deciden aprovechar algunos días de relax en Algarrobo del Águila: es la ciudad perfecta para disfrutar del silencio y la naturaleza. 

Todos los años, en el mes de abril, se lleva a cabo la Fiesta del Río y la Barda, un festejo de alcance provincial que celebra las raíces pampeanas y reúne a referentes de la cultura y la música popular. 

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig