Ahora leyendo
Las Tesis: “Ahora somos miles las que alzamos la voz”

Las Tesis: “Ahora somos miles las que alzamos la voz”

Karina Noriega

Desde que el 25 de noviembre pasado (Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer), las activistas chilenas intervinieron las calles de Santiago, su acción fue replicada en todo el mundo. La trastienda de una acción colaborativa que hizo historia. 

El Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer (25 de noviembre; se conmemora las militantes dominicanas Mirabal fueron asesinadas en 1960 por órdenes del dictador Rafael Leónidas Trujillo), cuatro “artivistas” (activistas artísticas) de Valparaíso, Chile, organizaron una performance en la que presentaron por primera vez la canción Un violador en tu camino, inspirada en textos de la antropóloga argentina Rita Segato.

En la letra, el colectivo interdisciplinario bautizado Las Tesis (integrado por Paula Cometa, Daffne Valdés, Sibila Sotomayor y Lea Cáceres, de 31 años) señala y cuestiona al Estado, la justicia y los medios de comunicación y alza la voz, la lucha común y el trabajo transversal del feminismo. En América Latina, según las estimaciones de Cepal, más de 3500 mujeres fueron asesinadas en 25 países por razones de género

Nunca imaginaron que una acción organizada en las calles, en la que más de diez mil mujeres vestidas de negro y con una venda que cubría sus ojos bailaron y cantaron “Y la culpa no era mía, ni donde estaba ni cómo vestía… el violador eres tú” iba a llegar tan lejos. No sólo fue replicada en diversas lenguas y por mujeres de todos los continentes: la semana pasada sonó por primera vez en el Parlamento de Turquía.

Estremecedor: las mujeres se hicieron oir en el Parlamento turco. Las legisladoras cantaron la canción El violador eres tú (todo un himno reivindicativo) y golpearon sus bancas para denunciar los femicidios y la injusta detención de siete activistas por haber representado la intervención en las calles de Estambul.

“Si bien es esperanzador, también es devastador porque aquello que nos une es una lucha que sigue siendo transversal a múltiples realidades y culturas”, cuenta Cometa, aún shockeada por el alcance global de una intervención que representa “las violencias que se ejercen sobre las mujeres y las minorías desde aparatos estatales”.  

En Buenos Aires, el sábado 30 de noviembre y en Parque Centenario fue el primer ensayo para acompañar y replicar la performance de las compañeras chilenas “en su lucha contra la violencia”. La gran perfo porteña reunió el 6 de diciembre a cientos de mujeres frente a Tribunales (señalado por las activistas como “el templo del patriarcado”), cuya acción fue registrada por el colectivo Cobertura Colaborativa.
La convocatoria de una acción que fue replicada por mujeres en todo el mundo.

Este colectivo (integrado por especialistas en vestuario, arte visual, historia y pedagogía) surgió el año pasado, cuando dos de las fundadoras idearon trabajar tesis de teóricas feministas para llevarlas a la práctica. “Queríamos trabajar a modo de collage, vinculando sonidos, proyecciones visuales, texto, vestuario y el cuerpo mismo”, contaron las feministas autogestionadas que estudiaron durante más de un año la tesis de Segato acerca del mandato de violación y pusieron sobre el tapete cómo los medios de comunicación cubren las noticias que tienen que ver con femicidio, acoso y abuso sexual, que sólo el 8% de las denuncias por violaciones sexuales llegan a concretarse en un proceso judicial, y la denuncia a la justicia patriarcal que deja impunes a los femicidas y violadores.   

En todos los idiomas: de Madrid a París, de Buenos Aires a Londres, México (foto) y Amsterdam, miles de mujeres copiaron la coreografía que representa “las violencias que se ejercen sobre las mujeres y las minorías desde aparatos estatales” en lugares icónicos de esas ciudades. Recordemos que, según cifras del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), desde el inicio de las protestas masivas en Santiago se han presentado más de 79 querellas por abuso sexual. 

“Lo que más nos sorprende de las réplicas de la perfo es la capacidad de poder transformar este mensaje en distintos lenguajes”, dicen Las Tesis, que sienten que el impacto que tuvo su acción es una suerte de “respuesta reparadora para muchas mujeres que aún no se han atrevido a denunciar” y un llamado de atención para que los gobiernos implementen políticas públicas efectivas para prevenir y extirpar la violencia machista.

Fotos: gentileza Cobertura Colaborativa y redes sociales.

Ir Arriba