Las Superdiosas – GENTE Online
 

Las Superdiosas

Actualidad
Actualidad

Una es la imbatible. La top indiscutida. La que el público ovaciona en todas las pasadas. La que todos aman. La gran diosa nacional. La segunda, rubia escultural de medidas perfectas es desde que fue tapa de GENTE a comienzos de año, la chica del verano 2004. La tercera, se lleva todas las miradas. Aún en las playas de Punta del Este sus curvas impresionantes hacen que todos se pregunten: ¿Quién es esa morocha?

Las tres son las superdiosas indiscutidas: las más deseadas por los hombres, y las admiradas y envidiadas -sana y buena envidia, si es que existe- por las mujeres (que, obviamente, quieren conocer todos los secretos para tener esos cuerpos increíbles).

LA IMBATIBLE. ¿Hace falta decir quién es? Nuestra castaña, oriunda de las pampas argentinas, se instaló con un microbikini desde la tapa de GENTE en el verano del 2001. Y llegó para quedarse. Esa temporada todo Punta se preguntaba quién era esa chica divina. Hoy, instaladísima como la top, es la que se lleva todos los aplausos en cada pasada. Sucedió en el desfile que hizo Pancho Dotto en su playa, la de Cipriani Lido. También, la ovacionaron a rabiar en la pasarela que Kosiuko montó en el parador de Movicom La Brava de José Ignacio. Y, por supuesto, en el desfile número 25 de Roberto Giordano que dejó sin voz a los 5000 que corearon: "¡¡Pampitaaaa, Pampitaaaa!!".

Sí, es ella. Carolina Ardohain (tal cuál la bautizó su madre), o simplemente Pampita (como la apodó GENTE), es definitivamente la número uno. Hoy, nada ni nadie logra opacarla: su amplia sonrisa, su frescura a la hora de caminar sobre las pasarelas o de posar para las producciones más osadas, la han convertido en "la elegida". Sobre los celos y envidias, opina: "No me interesa hablar sobre competencias. Yo trato de llevarme bien con todas las chicas porque éste es un ambiente muy pequeño y siempre somos las mismas". No tiene la altura de Ingrid Grudke, tampoco las piernas de Dolores Barreiro, pero tiene ese algo más que hace que la amen por igual los diseñadores más sofisticados del mundo y la gente común. "Es única", coinciden.

Algunos la ven como la futura Susana Giménez. ¿Qué dice ella? Escúchela: "Ojalá logre hacer una carrera tan exitosa como la suya. A Susana la adoro, la respeto y quiero mucho. Ella empezó así, como modelo. Pero ambas detestamos las comparaciones. Lo único que te puedo contar es que cuando salgo a la pasarela y siento los aplausos, aunque lo disimule porque en ese momento estoy trabajando, me emociono mucho. Siempre es lindo sentirse querida, aceptada".

23 años, 90-58-90 centímetros de curvas muy bien distribuidos en su 1,67 metro de altura, y la cabellera larga hasta la cintura le alcanzaron y sobraron para conquistar el mundo fashion. Casada desde hace un año con el modelo y empresario Martín Barrantes, sigue provocando tantos ratones como antes de llevar alianza en el anular.

LA RUBIA DEL VERANO. Se llama Rocío Guirao Díaz y es la chica del momento. Rubia, de medidas perfectas, se transformó casi de la noche a la mañana en una integrante más del olimpo de las diosas. ¿Sus medidas? Infartantes 85-58-90 que luce con total frescura en su mini tanga. Por el Este, dicen que podría ser, en el futuro, la heredera de Pampita. Una coincidencia: al igual que nuestra gran diosa nacional, explotó en el verano desde la tapa de ondas de GENTE.

A la hora de seducir, Guirao Díaz juega con su simpatía. Ella confía: "Me considero muy alegre. Para mí, una buena sonrisa provoca mucho más que una cara perfecta o un cuerpo escultural. Lo ideal es ser espontánea y fresca. ¿Qué me pasa al sentirme deseada? Y… es un mimo para el ego. ¿A quién no le gusta que le digan cosas lindas por la calle? Eso sí, si me pongo a pensar que los hombres se ratonean conmigo cada vez que piso la pasarela o poso con poca ropa ¡me muero!". Cuando desfiló para GENTE este verano, los comentarios masculinos se dejaron oír: "Mirá... Es un bombón... De las rubias, sin duda, la más linda". Por algo, Pancho Dotto, hacedor de casi todas las número uno de los últimos quince años en la Argentina, le echó el ojo. Hoy es una de las diosas de su staff y en poco tiempo consiguió ser la imagen de la gráfica de Paula Cahen D'Anvers.

Nació hace 19 años en San Isidro, no tiene novio, estudia Hotelería y sueña con comprarse un lote junto al mar para abrir su propia hostería. Respecto a ser la sucesora de una top, dice: "No me gustaría quitarle el lugar a nadie. Pero tengo muy claro que quiero ser una nueva diva. Eso sí, sin imitar a ninguna: no tengo celos ni envidias porque confío en mí misma. A la hora de soñar, suelo llegar muy, muy, muy lejos".

LA QUE SE VIENE.
Es morocha, tucumana, y tiene sangre brasileña (de parte de su madre) y árabe (por su padre). Habla tan bien el italiano como el castellano. Es que a los 17 años recién cumplidos viajó a Roma y se instaló con la idea de quedarse ahí para siempre. Enamoró y mantuvo una relación con el cantante Eros Ramazzotti. Ahora, sola y soltera, veranea en Punta, donde captura todas las miradas.

"No bien la vi en nuestra playa, dije: 'Esta chica es espectacular, tiene algo especial'. Y así fue. La presenté y todos la pidieron", confía Gabriel Alvarez, el RR.PP. de Movicom La Brava de José Ignacio. Esa misma tarde, Silvana Lastenia Meija (así se llama esta sagitariana de 23 años que cautiva con sus impresionantes 90-62-90 centímetros de curvas) desfiló para GENTE, Roberto Giordano y Ricky Sarkany.

En el Este aseguran que es la top que se viene. ¿Qué opina ella? "Me pidieron desfilar y lo hice. Pero yo sueño con la actuación. Me gustaría poder estudiar arte dramático para trabajar en la televisión. Igual, en febrero regreso a Italia. Acá estoy de vacaciones. Todos los diciembres vuelvo a la Argentina para pasar mi cumpleaños en familia (nació el 3), paso las Fiestas, y después me vengo un mes a Punta. Esto de ser modelo surgió acá y lo aprovecho". No son pocos los que la quieren tentar para que vuelva al país para probarse en el mundo de las top. ¿Las posibilidades? Algunas. Ella lo explica así: "Aunque no gano fortunas, cualquier trabajo en Italia te lo pagan en euros. Igual, no descarto nada. Quizá surja algo impresionante en Buenos Aires y me instale allí, nunca se sabe… Además, siempre me juego por los cambios fuertes, soy muy impulsiva". Un dato: ya consiguió su primer contrato como modelo de la agencia Multitalent. Buen comienzo para alguien que sólo fue a Punta a pasar un verano.

Las tres tienen más de una razón para ser las elegidas.

Pampita, es la única: sexy y fresca, es imposible no adorarla. Rocío mata con su desenfado y su microbikini más micro que ninguno. Silvana, deslumbra con su cuerpo de guitarra y su audacia.

Las tres, qué duda cabe, son las superdiosas de un verano que quema. Vale la pena dejarse arder en este fuego (si es hombre). O dejarse iluminar por esa llamarada (si es mujer). Lo cierto es que ninguna de ellas lo deja afuera. Entren, entonces, señores y señoras, al mundo de las diosas.

Están invitados.

por Mariana Montini
fotos: Santiago Turienzo.
producción: Fini Bencardini.
agradecemos a Ricky Sarkany y Hersilia Valentini Accesorios.

Esta rubia de 19 años, sin novio, fue la chica de tapa  de Las ondas del verano de GENTE este 2004. Desde ese  instante, su vida cambió. Modelo de Pancho Dotto, ya es la cara y el cuerpo de una gráfica y va por más. Ella dice: Tengo muy claro que quiero ser una nueva diva. Eso sí, sin imitar a ninguna: no tengo celos ni envidias porque confío en mí misma. A la hora de soñar, suelo llegar muy, muy, muy lejos".">

Esta rubia de 19 años, sin novio, fue la chica de tapa de Las ondas del verano de GENTE este 2004. Desde ese instante, su vida cambió. Modelo de Pancho Dotto, ya es la cara y el cuerpo de una gráfica y va por más. Ella dice: "Tengo muy claro que quiero ser una nueva diva. Eso sí, sin imitar a ninguna: no tengo celos ni envidias porque confío en mí misma. A la hora de soñar, suelo llegar muy, muy, muy lejos".

Es la gran diosa nacional. 23 años, cuerpo perfecto, y un carisma que puede arrasar con la maravillosa altura de Ingrid Grudke o las piernas fantásticas de Dolores Barreiro. Pampita confiesa: Me emociona sentirme tan querida. Me encantaría hacer una carrera como la de Susana Giménez, a quien adoro, ya que ella también empezó como modelo".">

Es la gran diosa nacional. 23 años, cuerpo perfecto, y un carisma que puede arrasar con la maravillosa altura de Ingrid Grudke o las piernas fantásticas de Dolores Barreiro. Pampita confiesa: "Me emociona sentirme tan querida. Me encantaría hacer una carrera como la de Susana Giménez, a quien adoro, ya que ella también empezó como modelo".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig