«Las operadas e hiperflacas ya fueron» – GENTE Online
 

"Las operadas e hiperflacas ya fueron"

Actualidad
Actualidad

Los hijos de Inés y Eduardo Grudke nacieron para trabajar la tierra de sus plantaciones de yerba mate, allá en su Misiones natal. Hoy dicen que fue el destino quien cambió los planes de la familia porque sólo el menor de los cuatro descendientes, Freddy (el único varón, de 24 años), siguió el legado. Las mujeres, buscaron otros horizontes: Ruth (37) decidió ponerse un comercio, Edith (31) optó por la docencia, e Ingrid (27) voló mucho más lejos todavía; la única que heredó los ojos celestes mar de mamá recorrió 1.200 kilómetros para convertirse en una de las mujeres más deseada de la Argentina.

Y acá está, instalada en Buenos Aires desde hace diez años, todavía con su tonada provinciana, con sus 89-61-91 de curvas, con su carrera de top model y vedette al mismo tiempo. Ingrid dice que nada de lo que hoy le pasa fue premeditado, y le hecha la culpa al destino cuando recuerda sus primeros pasos en el mundo fashion y en el teatro de revistas. Pero se hace cargo del lugar que hoy ocupa: "Todo me pasó sin querer, pero soy consciente de que mi trabajo pasa por la seducción… Me hago cargo y lo exploto porque es lo que me da de comer", reconoce mientras toma una gaseosa light.

Grudke, está dispuesta a hablar de todo. Pero vamos por partes…

CURVAS PELIGROSAS. Es dueña de uno de los cuerpos más envidiados del país. Sin embargo, se sabe, la primera vez que se subió a una pasarela tenía nueve kilos de más. Ella asegura: "No sufría por eso. Estar rellenita me dio de comer un buen tiempo también. Antes tenía más de todo: lolas, cola, y eso me sirvió para hacer catálogos de ropa interior porque todas las modelos eran hiperflacas. Yo, en cambio, sin hacerme lolas, usaba 95 de corpiño".

-Ya que estuviste de los dos lados: ¿quiénes gustan más, las pulposas o las hiperflacas?
-Hoy gusta todo lo que parezca saludable. Las pulposas, con muchas lolas, fueron. Además, con la devaluación, las operaciones están tan caras que prefieren volver a los corpiños push-up. Igualmente, en mis planes no figuran las cirugías. Y las chicas hiperflacas también fueron: se dieron cuenta que dan impresión, dan enfermas, y estar enfermo no es muy sexy que digamos…

-¿Por qué adelgazaste entonces?
-Porque tenía demasiado músculos, pero para lograrlo hice lo contrario a todas: dejé de hacer gimnasia. Yo hacía mucho deporte: natación, basquet, de todo. Era puro músculo, no sabés lo que me costó adelgazar los brazos y las piernas. Hice una dieta hipocalórica con Silvina Dumont que aún hoy cumplo. Comés seis veces al día y está buenísimo porque no te privás de nada. El peor error que podés cometer con tu cuerpo es comer una vez al día, pensando que no te hará engordar.

-¿Y hoy te tenés que cuidar?
-Antes que nada te aclaro que lo mío es genético: todos mis hermanos son altos, flacos. Pero me cuido. Me cuido muchísimo la piel, me quito el maquillaje todos los días, uso cremas hidratantes, y una o dos veces al mes voy a la cosmetóloga para hacerme limpieza de cutis y me pongo máscaras nutritivas. También voy a un gimnasio que me queda al lado de casa: dos veces por semana hago una rutina que mezcla aeróbic con aparatos.

SEDUCTORA NATA. Los hombres la eligen no sólo por su físico; ella es dueña de un carisma al que le sabe mezclar ingenuidad adolescente (para hablar) con aires mujer fatal (a la hora de actuar).

-¿Cómo le cae a tu novio que los hombres se ratoneen con vos?
-Luis (Roca, su apellido) no se hace mucho problema. Pensá que lo conozco hace seis años y llevamos cuatro conviviendo.

-Pero supongo que tus admiradores se las deben ingeniar igual, ¿o no?
-Y, sí. Cuando no está, sí. Muchas veces me han piropeado o me han llamado para invitarme a salir.

-¿Nunca te invitaron con una botella de champagne o te enviaron un ramo de flores con tarjeta incluída al camarín?
-Se me han tirado lances, pero reconozco que jamás se gastaron en hacerme regalos. Estoy esperando todavía que eso pase… (Ríe con fuerza). La verdad, nunca me ocurrió. ¿Será por la crisis económica?, quién sabe…

-Casados o solteros: ¿quiénes te encaran más?
-No pregunto el estado civil, supongo que habrá de todo. Lo que más me sorprende es que hay hombres a los que no les importa que esté en pareja. Quizá sea eso lo que les da más seguridad porque creen que no les vas a exigir ningún tipo de compromiso…

-¿Alguna de las propuestas que te hicieron llegó a tentarte?
-No, ninguna. A todos les he dicho que no. Primero, porque soy fiel por naturaleza. Segundo, porque Luis no se lo merece.

SU HOMBRE. No tiene pensado casarse ni tener hijos con él, por ahora. Pero asegura que Luis Roca es "el hombre", su hombre.

-¿Tan enamorada estás?
-Súper. ¿Sabés por qué estoy tan segura? Porque en seis años jamás intenté ni se me ocurrió cambiarlo en nada. Porque todavía lo admiro, lo respeto y lo quiero por lo que es. Tiene una sinceridad escalofriante; es capaz de decirle cualquier cosa a cualquiera. Además, todavía mantenemos la química.

-¿Te referís a cómo se llevan en la cama?
-A eso y a todo. Es un buen amigo, es un buen compañero, es un buen amante. Además, todavía me llama y sonrío. Lo veo y me ilumino. El amor es bastante misterioso, algunos dicen que es para siempre, otros aseguran que se acaba, que sólo dura un tiempo. De verdad, todavía no tengo respuesta para eso. Si algún día cambia algo entre nosotros, tanto de mi lado como de el de él, tengo la seguridad de que no habrá terceros en discordia; que nuestra relación se habrá de cortar porque entre nosotros la cosa no dará para más.

-Nunca un sí y un no…
-Sí, claro. Tenemos nuestras peleítas, cómo no. Pero siempre por pavadas. Por ejemplo, él es súper ordenado. Yo soy muy pulcra, pero acostumbro a trasladar el placard sobre mi cama y eso lo pone medio loco. Llega y encuentra una bota en la cocina, un pulóver en el sillón, los pantalones en el baño y obviamente algo me dice. Pero nunca fue algo agresivo, ni chocante… Y espero que nunca pase.

MUJER FATAL. Esa es la fama que se hizo, sin embargo a la hora de tratar a los hombres, Grudke se reconoce como la más ingenua.

-¿Y vos, alguna vez, te animaste a encarar a un hombre?
-Sí, al único hombre que me animé a encarar es a mi novio. Cuando lo conocí me dijo que yo le gustaba pero que él nunca iba a darme el primer beso porque quería estar seguro de que era importante también para mí. Como al mes, después de compartir, cenas, helados y cines, le agarré la cara con las dos manos y le di un beso en la boca. Imaginate, él no la podía creer. Y yo tampoco, estaba colorada de la vergüenza.

-¿Te hicieron sufrir alguna vez por amor?
-(Piensa)…No. Nunca sufrí por amor.

-Y vos, ¿los hiciste llorar?
-(Piensa)…Sí, creo que sí. Sin querer, he hecho sufrir a más de un hombre por amor. Como no sabía cómo decirles que no me gustaban más, inventaba alguna pelea para cortar. Entonces, el pobre pibe no entendía nada: insistía y volvía a rebotar. Ves, no tengo mucha maldad…

por: Mariana Montini
fotos: Santiago Turienzo.
producción: Sofía Delger y Sergio Barbaro.
peinó: Juan Manuel para Roberto Giordano.
(agradecemos a Charles Calfun, La Aurora, Breeder's, Sibyl Vane, Galga y Red Pluss).

Es una de las mujeres que más ratonean. Con medidas perfectas (89-61-91) y ojos celestes mar, Grudke logró conquistar el mundo fashion y posicionarse en el teatro de revistas. Ahora, quiere ser actriz y sueña con llegar al cine.

Es una de las mujeres que más ratonean. Con medidas perfectas (89-61-91) y ojos celestes mar, Grudke logró conquistar el mundo fashion y posicionarse en el teatro de revistas. Ahora, quiere ser actriz y sueña con llegar al cine.

Hay hombres a los que no les importa que esté en pareja. Quizá sea eso lo que les da más seguridad porque creen que no les vas a exigir ningún tipo de compromiso…"">

"Hay hombres a los que no les importa que esté en pareja. Quizá sea eso lo que les da más seguridad porque creen que no les vas a exigir ningún tipo de compromiso…"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig