Las mujeres con más Glam – GENTE Online
 

Las mujeres con más Glam

Actualidad
Actualidad

Susana
Sólo uso vestidos que me hagan sentir sexy

En el Olimpo glam, Susana Giménez es la gran diva nacional. En la red carpet siempre marca tendencia: elige diseñadores internacionales como Cavalli, Versace, Donna Karan, Dolce & Gabbana y Vera Wang. En su casa de Barrio Parque posa con los modelos preferidos de su colección privada y abre su guardarropa para GENTE.

La moda pasa, el estilo permanece.”
Cocó Chanel

Me visto según mis caprichos. No sigo la moda al pie de la letra. Siempre estoy en tema y sé todo lo que se usa, obvio, pero tengo mi estilo bien definido. Amo los diseñadores como Roberto Cavalli, Vera Wang, Donna Karan, Loris Azzaro, Marc Jacobs, los Dolce & Gabbana, John Galliano. Porque todos ellos resaltan la feminidad y las formas de la mujer con sus diseños… Yo sólo uso vestidos que me hagan sentir sexy. Me gustan los buenos escotes, los tajos marcados, el animal print, las piedras y los brillos, los zapatos altísimos siempre, las carteras en todas sus formas”, anticipa Susana en el oasis de su casa en Barrio Parque. Puertas adentro: mucho leopardo, muebles de firma, cuadros, esculturas…

Su colección privada de vestidos, tapados, carteras, zapatos, botas y accesorios se reparte en cuatro vestidores, más ordenados que los guardarropas de los duques de Windsor, Eduardo VIII y Wallis Simpson, emblemas fashion y del buen vivir en el siglo XX.

Una frase: “Priorizo el glamour a la comodidad. Si el vestido es brutal y me incomoda, me lo banco y punto”. Icono: “No hay ninguna mujer a quien tenga como referente”. Joyas y accesorios: “Me encantan, son infaltables en mi look. Nunca salgo sin un buen reloj (entre sus preferidos, un Rolex de oro, edición limitada con brillantes) y un anillo grande”. Shopping: “Para mí es como un relax, y en cualquier parte del mundo. Pero no me guío por algo específico. Elijo al azar, nada es premeditado. Si encuentro un vestido que me sorprende, lo compro y chau”. Diseñadores locales: “Hay muchos que me gustan. De hecho, en el primer programa de esta temporada, que es la número veinte, me vistió Carlos Di Doménico, con encajes y transparencias”. Un fetiche: los jeans. “En mi ropero son tan importantes como la ropa de alta costura”. ¿Lo principal del look? “Lo más importante de un vestido no es el vestido, sino la mujer que lo lleva”. Confesiones de vestidor de una diva sagrada.

producción: Gabriela Díaz

Valeria
Mi estilo es fresco y cero recargado

Tiene un nombre en el planeta fashion, tanto al norte como al sur del Ecuador. Desfiló para los grandes creadores de las pasarelas, y a los 35 está dedicada a su familia y a su empresa de belleza. En las fiestas y eventos, de aquí y de allá, deslumbra con su look.

Su vestidor en la casa de San Isidro –donde vive gran parte del año junto a su marido, Alejandro Gravier, y sus tres hijos varones, Balthazar, Tiziano y Benicio– es una suerte de museo de incunables de alta costura: Valentino, Armani, Versace, Cavalli, Ferré, Gaultier, Lacroix, Carolina Herrera, sólo por citar algunos de la F1 de la moda. Muchos, únicos, hechos a medida para el Festival de San Remo, para sus programas de tevé (Nessuno e perfetto, ¿Scommettiamo che? y Come sorelle, en Italia. En la Argentina, Esta noche invito yo). A los trajes hay que sumar todos los zapatos –muchos italianos–, los accesorios, las carteras… “Si este hijo que espero es mujer, se podrá dar el gusto de usar todo, y si no, quizá mis nueras”, dice la top, que está embarazada de cuatro meses.

En su look, como en su vida, es sobria, elegante, poco estridente. Claves: “Para la noche: un buen vestido, nada de apretarse toda, un buen peinado, unas buenas joyas y unos buenos zapatos”, se ríe Valeria. Es anticirugías plásticas y sostiene: “En la alta costura, las prótesis y los rellenos artificiales no están bien vistos. Me encantan los escotes, pero bien naturales”, asegura. Diseñadores preferidos: “Entre los locales, Benito Fernández me encanta. Para todos los días, Jazmín Chebar. Y de afuera, podría nombrar a muchos… Con Valentino, Cavalli y Armani, por ejemplo, tengo una amistad. Y eso aporta valor agregado. Cada vestido que tengo en mi ropero tiene una historia”. Un secreto: “Nunca, pero nunca, salgo de casa sin protector solar factor 50. Para mí, tener la piel divina es muy importante”. Una frase: “Jamás hay que sobrecargarse. Ante la duda, más vale poco”. Joyas: “Me gustan mucho y creo que, en su justa medida, terminan un look”. Un equipo perfecto: “Puede ser un jean, una camisa blanca y buenos zapatos y cartera. Para todos los días me gustan las chatitas. Si querés estar glam, hay que decirles ‘no’ a las zapatillas”.

Natalia Oreiro
Me gusta resaltar mis formas y mi figura

Adora la ropa y la moda desde su más tierna infancia. Con marca propia recién estrenada, Las Oreiro, en sociedad con su hermana, dice: “Más que las tendencias, me importa verme bien y sentirme cómoda”. Cuando viaja elige etiquetas internacionales como Miu Miu, Prada, Galliano, Gaultier, Donna Karan, Dolce & Gabbana. “Si tengo que elegir una época, los años 50”, jura.

Audaz, camaleónica, transgresora, extravagante. Natalia Oreiro (30) cambió de look y de peinado mu-chí-si-mas veces. Dice de la moda: “Es una forma de expresión y también de definir tu identidad”. Junto con su hermana, Adriana, abrieron Las Oreiro en Palermo Soho, a un par de cuadras de su casa.
Dice de su moda: “Es ideal para chicas con formas bien marcadas, mucha cadera como yo (risas)… y busto natural, también como yo. Me gusta resaltar mis formas y mi figura”.
Claves: “Para la noche, amo el estilo años 50: cinturas mínimas, faldas tubo, bustiers armados, muy Rita Hayworth”. Color preferido: “Mmmm, el rojo, desde siempre” (tiene un Valentino con piedras en el escote, que compró en Milán). Como pocas, se anima a los tonos estridentes: violeta, fucsia, amarillo, verde. De compras: cuando viaja, gasta tanto en las grandes tiendas como en la calle y en mercados de pulgas.
¿Marcas? Gaultier, Dolce & Gabbana, Galliano (como el vestido blanco que lució en los últimos premios Martín Fierro), Donna Karan.
¿Debilidad? Los zapatos: Miu Miu, Jimmy Schoo, Prada, Gucci.
Un ícono: Bettie Page, una leyenda pin up.
Una frase: Dos. “Jamás me pongo algo que no me quede cómodo” y “Jamás uso piel de animales”. Perfeccionista y obsesiva hasta en el detalle más ínfimo, Oreiro dice: “Nunca dejo la lencería librada al azar. Me gustan los corpiños armados, con lunares, animal print, encaje”.
Accesorios: “Cuanto más originales, mejor”. “Amo desde siempre el color negro y los escotes”, dice Su en la escalinata de su casa. Vestido con herraje de Donna Karan y zapatos Cavalli.

“Amo desde siempre el color negro y los escotes”, dice Su en la escalinata de su casa. Vestido con herraje de Donna Karan y zapatos Cavalli.

Tiene un nombre en el planeta fashion, tanto al norte como al sur del Ecuador. Desfiló para los grandes creadores de las pasarelas, y a los 35 está dedicada a su familia y a su empresa de belleza. En las fiestas y eventos, de aquí y de allá, deslumbra con su look.

Tiene un nombre en el planeta fashion, tanto al norte como al sur del Ecuador. Desfiló para los grandes creadores de las pasarelas, y a los 35 está dedicada a su familia y a su empresa de belleza. En las fiestas y eventos, de aquí y de allá, deslumbra con su look.

El argentino Pablo Battaglia le hizo este vestido a medida: muselina de seda, con el bustier bordado en cristales y piedras. “Amo los diseños con cola”, dice la actriz y cantante.

El argentino Pablo Battaglia le hizo este vestido a medida: muselina de seda, con el bustier bordado en cristales y piedras. “Amo los diseños con cola”, dice la actriz y cantante.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig