Las agitadas vacaciones del Sr. y la Sra. Pitt – GENTE Online
 

Las agitadas vacaciones del Sr. y la Sra. Pitt

Actualidad
Actualidad

Que este amor es pura adrenalina nadie lo puede negar. Sobre todo para Brad, que venía de un matrimonio de lo más normal y previsible con Jennifer Aniston en las apacibles colinas de Hollywood. Hasta que llegó ella y… bueno… todo cambió. Ella es Angelina, hija del veterano actor Jon Voight, dos matrimonios –con Johnny Lee Miller y con Billy Bob Thornton–, mucha película exitosa, mucha belleza, mucha andanza por los países más conflictivos del mundo rescatando chicos huérfanos, su cargo de embajadora de Buena Voluntad del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, y toda una vida urgente, bah. Algo que a Brad –gran actor, sí, pero evidentemente aburrido en Hollywood– conquistó.

START ME UP. Desde que Brad Pitt (42) conoció a Angelina Jolie (30) en octubre de 2004, durante el rodaje de Mr. & Mrs. Smith, su vida dio un veloz giro de 180 grados. En pocos meses el actor disolvió su matrimonio de cuatro años y medio (se repartieron 109 millones de dólares y varias propiedades), blanqueó un romance más que intenso con Jolie, recorrió el mundo con ella, adoptó como propios a los dos chiquitos (Maddox, de 4 años, y Zahara, de uno) que ya pertenecían a la actriz, la dejó embarazada de gemelos (serán sus primeros hijos biológicos), la acompañó al Foro Económico Mundial de Davos, siguieron recorriendo el mundo y planean casarse en breve. Pura velocidad. Pura adrenalina, bah.

EUROPA’S TOUR. Por estos días, la repentina familia Pitt se encuentra en plenas vacaciones. Veloces, por cierto. En la última semana fueron unos días en Londres, otros en Munich, una breve escala en Austria para visitar la muestra del pintor Egon Schiele –por iniciativa de ella, claro– en el Museo Albertina de Viena, y después, una semanita en París. Todo este itinerario a bordo de una avioneta alquilada que Brad y su profesor de vuelo se encargaron de pilotear por los cielos de Europa. Es que el protagonista de El club de la pelea está concentrado en acumular las doscientas horas de vuelo para obtener la licencia de piloto privado (algo que Angelina la intrépida ya tiene, por supuesto). Y entonces volaron hasta la capital francesa.

UN AMOR EN PARIS. Una vez allí hicieron –como corresponde– shopping en las exclusívisimas tiendas de la Rue de Rivoli y visitaron la Torre Eiffel –como también corresponde–… Hicieron paseos de turistas comunes y corrientes, bah. Mamá Angelina llevó al pequeño Maddox a dar unas vueltas en la calesita del parque Trocadero y después papá Brad lo llevó a jugar con los autos a control remoto por las callecitas locales. Y también, claro, hubo museo. Musée D’Orsay, más precisamente. Una tarde dedicada a los pintores impresionistas y a la colección de muebles art déco. Todo ello enfundados en unos abrigos largos y negros como para pasar lo más inadvertidos posible en medio de los visitantes y las obras de arte. Cosa un tanto imposible cuando se es la actriz más linda de Hollywood y el galán más seductor del planeta, bah.

CASATE CONMIGO. Ahora que el divorcio ya salió y que los millones y las propiedades quedaron razonablemente divididos entre el protagonista de Doce monos y la actriz de Friends, Brad Pitt es un hombre otra vez libre como para volver al altar. Y todo indica que ello ocurrirá dentro de bastante poco. Los rumores más fuertes hablan de una boda íntima en el lujoso hotel Villa d’Este, frente al exclusivo Lago di Como, al norte de Italia, recomendación del actor George Clooney, colega y amigo de Pitt y quien tiene ahí cerca su mansión. Pero todos los detalles relativos a la boda son especulaciones. Lo cierto es que por estos días Angelina está embarazada de seis meses, por lo que el casamiento no se podría posponer mucho más, a menos que hayan decidido dejarlo para después del parto. Bah (último bah, aclaramos): con ellos nunca se sabe.

Los Pitt (Angelina, Brad, Maddox y Zahara), cargando pochoclo y un copo de azúcar a la salida del Musée D’Orsay. El actor ya les dio su apellido a los hijos adoptivos de Jolie.

Los Pitt (Angelina, Brad, Maddox y Zahara), cargando pochoclo y un copo de azúcar a la salida del Musée D’Orsay. El actor ya les dio su apellido a los hijos adoptivos de Jolie.

Basta que el mayor de los chicos pida para que mamá y papá (“daddy”, ya lo llama a Pitt) concedan. Con Brad, carreras de autitos a control remoto por una cortada parisina.

Basta que el mayor de los chicos pida para que mamá y papá (“daddy”, ya lo llama a Pitt) concedan. Con Brad, carreras de autitos a control remoto por una cortada parisina.

Angelina con Maddox a upa. Faltan sólo tres meses para que Jolie dé a luz a los gemelos Pitt. ¿A quién saldrán? ¿Serán los chicos más lindos del mundo?

Angelina con Maddox a upa. Faltan sólo tres meses para que Jolie dé a luz a los gemelos Pitt. ¿A quién saldrán? ¿Serán los chicos más lindos del mundo?

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig