“La vida de Carlos es la política. Con suerte, Máximo y yo venimos en segundo lugar” – GENTE Online
 

“La vida de Carlos es la política. Con suerte, Máximo y yo venimos en segundo lugar”

Actualidad
Actualidad

Sus íntimos cuentan que Cecilia estalló de tristeza, que venía sufriendo demasiado, que está excesivamente delgada, frágil, y cada día más sola. Y que no aguantó más. Por eso abrió las puertas de su alma, de su intimidad: “Tenía grandes expectativas en esta relación, pero estoy viendo con mayor claridad la realidad. Y me produce un vacío, un dolor ver a Máximo sin su papá. En los matrimonios hay procesos, todos pasan por momentos de crisis. No sabría decirte si ésta es una, pero evidentemente estamos separados”. Con estas palabras, llorando ante miles de telespectadores, Cecilia Bolocco (40) definió su actualidad matrimonial el último jueves en el programa de la televisión chilena Mucho Lucho, que conduce Luis Jara. Allí, con lágrimas en los ojos, reconoció: “Me hace falta Carlos…”. Y así amplió su confesión:

- “Estoy especialmente sensible. En un comienzo yo sí dejé todo para acompañarlo, y lo he seguido acompañando... He sido yo la que he viajado todas estas veces a estar con él. Siempre soy la que tiene que ceder. Pero decidí regresar a lo mío, a lo que me gusta, a estar de vuelta con la gente que siento que me ha entregado tanto. Carlos me ha hecho falta, y supongo que él lo sabe”.

-“Lo amo, lo respeto muchísimo, pero en definitiva su vida es la política y con suerte yo vengo después, en segundo lugar. Y ahí también Máximo, con suerte en segundo lugar”.

- “Quiero una vida más acompañada. Vivir con mi pareja en el mismo techo, gatear con Máximo, jugar, tirarnos a la piscina, jugar a la pelota, una vida normal”.

- “Tenemos un hijo, y ya terminó la campaña. Ahora tiene el cumpleaños de Máximo (el 19 de noviembre) y dijo que iba a venir. Espero que lo haga”.

- “Para Carlos lo primero es su trabajo, su entrega. Es lo que le da sentido a su vida y su existencia. Sólo el día que esté bajo tierra va a dejar de luchar por lo que cree. Yo partí con todas las expectativas del mundo. Los dos nos enamoramos. Pero ahora estamos viviendo una vida muy singular, y en ese sentido sí estamos separados, pero no porque no nos amamos. Si algún día me voy a separar de él o no voy a poder seguir así como ahora, aún está por verse…”.

- “Me hubiera gustado que todo fuera diferente, que él se hubiera dedicado a dar las miles de charlas que siempre le proponen en distintas partes del mundo, que se hubiera mantenido como el estadista que fue y que logró grandes cosas. Pero ésta es su opción y contra eso no puedo luchar”.

WEEKEND SOLITARIO. Otra vez sin compañía pasó los últimos días Cecilia Bolocco en Chile. El viernes trabajó hasta tarde en su propia empresa, Bolocco Producciones, instalada en un imponente edificio en la zona de El Bosque, en Santiago. Luego se recluyó a descansar en su departamento del barrio Las Condes. Sus íntimos aseguran que espera una señal de Carlos Menem (75). “Cecilia es súper regalona y necesita, mucho más de lo que podría parecer, apoyo y cariño”, dijo su amigo, Benjamín García Huidobro.

La diva chilena también está algo contrariada porque su programa, La Noche de Cecilia, arrancó con problemas y escaso éxito en el rating, pero ella es optimista y sigue luchando para conquistar la franja de los miércoles. Sus amigos explican que sólo le falta el apoyo de su hombre. Mientras tanto, Bolocco se aferra a la ternura de su hijo Máximo y al afecto incondicional de su familia.

Hace apenas un mes, le confesaba a GENTE: “Nuestro amor es indestructible, ya ha superado muchos obstáculos que lo prueban. Me da mucha fuerza saber que tengo a mi lado a un hombre grande que quiere que yo siga creciendo, que se entusiasma por mis logros, que está orgulloso de lo que hago. Y él sabe que en mí tiene una compañera que lo entiende”.

Cecilia es consciente de que su vida personal y profesional atraviesa momentos complicados. Y para colmo, su regreso a la televisión chilena coincidió con la campaña política de su marido, Carlos Menem, senador electo por la minoría en La Rioja. Esto les significó a ambos varias semanas sin verse. Cecilia en Santiago con su hijo Máximo, que cumplirá dos años el 19 de noviembre, y Menem, a distancia, en Anillaco.

AMOR CON FRONTERAS.
Se casaron el 26 de mayo de 2001 en medio de una gran fiesta popular que se realizó en el Polideportivo de La Rioja. En las elecciones presidenciales de 2003, el ex presidente se impuso a Kirchner, pero finalmente decidió no presentarse al ballottage. Hoy no son pocos los que sostienen que ahora que perdió los comicios en La Rioja –aunque igual será senador– a manos del gobernador, Angel Maza, la crisis de pareja alcanzó su punto más difícil.

Sin embargo, a él en La Rioja se lo nota tranquilo y de buen ánimo. “Aunque ahora hablan muchos a los que les gustaría verme retirado”, insiste ante un grupo de amigos. Desde hace tiempo vive de reunión en reunión, intentando organizar el futuro de su vida política. “A los que me dan como un muerto político les digo que gozo de muy buena salud”, vuelve a la carga, y levanta la apuesta: “Voy a hacer política hasta mi último aliento. Los que dicen que no voy a asumir como senador están locos. ¡A mí me votaron miles de riojanos! Tengo un compromiso con ellos”.

Pregunta clave: ¿qué dijo sobre la separación que anunció Cecilia Bolocco? Respuesta para sus íntimos: “Que los medios digan lo que quieran. Sólo Cecilia y yo comprendemos lo que nos pasa. Ella y Máximo saben que los amo”.

El jueves 27 de octubre, Bolocco confesó entre lágrimas que estaba separada de Carlos Menem en el programa Mucho Lucho de la televisión chilena, que conduce Luis Jara. “<i>Quiero una vida más acompañada. Vivir con mi pareja en el mismo techo, gatear con Máximo, algo normal</i>”, explicó.

El jueves 27 de octubre, Bolocco confesó entre lágrimas que estaba separada de Carlos Menem en el programa Mucho Lucho de la televisión chilena, que conduce Luis Jara. “Quiero una vida más acompañada. Vivir con mi pareja en el mismo techo, gatear con Máximo, algo normal”, explicó.

En Buenos Aires, el día que anunciaron la boda.

En Buenos Aires, el día que anunciaron la boda.

Máximo Saúl fue bautizado el 19 de enero de 2004 en Zapallar, a 170 kilómetros al oeste de Santiago de Chile.

Máximo Saúl fue bautizado el 19 de enero de 2004 en Zapallar, a 170 kilómetros al oeste de Santiago de Chile.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig