La trágica vida de Joe Biden: la muerte de su hijo Beau, las adicciones de Hunter y un accidente que le cambió la vida – GENTE Online
 

La trágica vida de Joe Biden: la muerte de su hijo Beau, las adicciones de Hunter y un accidente que le cambió la vida

Es reconocido como el político norteamericano con una carrera más extensa hacia la Casa Blanca. Su carrera política de casi medio siglo está atravesada por el dolor y la esperanza.

Con un ajustado resultado -menos de 5 millones de diferencia en un electorado de más de 140 millones de personas- el partido demócrata vuelve a la Casa Blanca. Las elecciones en Estados Unidos marcaron un récord: tanto el ganador, Joe Biden (77) como su contrincante, Donald Trump (74) tuvieron una cantidad record de votos.

Biden llega a la presidencia con un largo recorrido en política. El 20 de noviembre cumple 48 años, dos meses más tarde se convertirá en el 46º presidente de los Estados Unidos. A muchos les preocupa su salud mental, a otros la gran responsabilidad que tiene de reconstruir la unidad del país. Eligió para esa misión a Kamala Harris (56), que será la primera mujer en llegar a la vicepresidencia de la democracia que ya tiene 244 años ininterrumpidos.

Joe, Jill, Hunter, Ashley & Beau.

La carrera de Biden se vio atravesada por fuertes momentos emocionales en su vida personal. Creció en Pensilvania, estudió derecho en la Universidad de Delaware y justo antes de su 30º cumpleaños, fue elegido senador por Delaware. Ese mismo año un accidente cambió su vida para siempre.

En 1966 había contraído matrimonio con Neilia Hunter. A los largo de los 6 años que duró el matrimonio, la pareja tuvo tres hijos: Beau, Hunter y Naomi. En 1972, antes de Navidad y de que el político jurara como senador, un accidente automovilístico acabó con la vida de su esposa y de su hija menor que sólo tenía 13 meses. Hunter y Beau, que también iban en el auto que fue embestido por un camión, lograron recuperarse de las lesiones.

Biden logró sobreponerse al dolor. Y juró a su cargo en el Congreso desde el hospital en el que se recuperaba Beau, que por entonces tenía sólo dos años. Además hizo el sacrificio de viajar a diario el trayecto entre Delaware y Washington para conjugar su carrera política con su vida familiar: era imperante cuidar a los pequeños que acababan de perder a su madre.

"'Papá, pensamos que deberíamos casarnos con Jill', escuchar eso todavía me hace sonreír", recordó Jill hace un tiempo al compartir una imagen de los dos hijos mayores de Joe que enseguida la "adoptaron" como madre.

Cinco años más tarde Joe se casó con Jill Tracy Jacobs (69), su actual esposa, con quien tuvo a su cuarta hija: Ashley. Jill enseguida se convirtió en "madre de tres". "'Este es tu bebé', les dije a Beau y Hunter. Y con eso, la llamaron Ashley. Una hermana a la que adoraron desde que nació" recordó un 8 junio al saludar por el cumpleaños a su única hija.

Con este collage de fotos, de cuando nació su hija Ashley, Jill recordó cómo los hijos mayores de Joe celebraron el nacimiento de tu pequeña hermana.
Joe Biden y su hija Ashley

Muchos años después, durante su segundo período como vicepresidente (secundó en sus dos mandatos a Barack Obama (59). Debió enfrentarse nuevamente con la muerte. Esta vez, fue la de su hijo Beau, diagnosticado en 2013 con cáncer cerebral. Muchos esperaban que el primógenito de Biden siguiera los pasos de su padre.

Tenía 46 años cuando murió, el 30 de mayo de 2015, luego de luchar durante dos años contra la enfermedad. Dos años más tarde Biden escribió "Promise me, Dad" (Prometémelo, papá). El libro es una reflexión en torno al impacto de perder un hijo y expone el dolor no sólo de Joe sino de toda la familia. Allí, el actual presidente electo de los Estados Unidos confiesa que la muerte de su hijo tuvo mucho peso en la decisión de no postularse como presidente en 2016.

Beau y Hunt con su pequeña hermana Ahsley en una foto del álbum familiar de Joe Biden.

Allí, Biden explicó que cuando el diagnóstico de Beau era irreversible y su muerte inminente, su hijo le aseguró que todo iba a estar bien. "Me dijo: 'Papá, sé que me amas más que nadie en el mundo, pero prometeme que estarás bien. Yo estaré bien, papá”, cuenta Joe en su libro.

La partida del hijo mayor atravesó a toda la familia Biden. Incluso a su hermano Hunter, que en 2013 hacía sido expulsado de la Reserva de la Marina luego de haber dado positivo por cocaína en un test de drogas. Él mismo reconoció en una entrevista con The New Yorker que lleva décadas peleando contra la adicción a las drogas y el alcohol.

En 2016 se separó de su esposa Kathleen Buhle, con quien se casó en 1993 y tuvo tres hijos: Naomi, Finnegan y Maisy. El detonante no fueron los problemas de adicción sino la infidelidad. Kathleen no pudo superar que Hunter tuviera una aventura con Hallie, la viuda de su hermano mayor. Esa pareja tampoco funcionó pero en 2019 Hunter volvió a casarse. Esta vez, con una cineasta sudafricana llamada Melissa Cohen. Meses antes debió enfrentar una demanda por paternidad: una joven de Arkansas señalaba que Hunter Biden era el padre de su hijo.

Joe ha declarado que Jill es el amor de su vida y que ella fue quien lo rescató del más profundo dolor en su vida.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig