La top model que se viene – GENTE Online
 

La top model que se viene

Actualidad
Actualidad

Dieciséis años, todos vividos en las calles de Castelar, en el oeste del conurbano bonaerense. Padres profesionales, hermanos en la universidad y amigos del barrio: Yessica Toscanini llevaba un vida tranquila, normal, el típico medio tono de una chica clase media que va por su título secundario de Perito Mercantil y evalúa qué carrera seguir. Pero algo se interpuso en ese desarrollo monocorde y sin sobresaltos: ella misma, o mejor, su belleza. Y entonces alguien la vio y le propuso hacer un scouting en la agencia de Pancho Dotto y su destino pegó un volantazo. "Pasó todo tan de golpe", dice Yessica y agrega: "Yo me miraba en el espejo y no veía una futura modelo. De verdad, no pensaba que este pudiera ser un camino para mí. De todas formas, no me lo tomo con ansiedad. Vengo de un mundo muy diferente, muy hogareño, y todo esto lo encaro con calma, no tengo en la cabeza esa cosa superobsesiva de ser una top. Que vayan surgiendo las cosas y ya veremos. Claro que sueño con viajar y trabajar afuera".

Alberto, su papá, es diseñador industrial. Beatriz, su mamá, es cosmetóloga. "…y mi asesora principal. Me enseñó todo lo que sé sobre maquillaje y estética. Es mi fan número uno", dice.

Cuatro hermanos, dos varones, dos mujeres, todos mayores y, sí, un novio, Luciano, con quien ya cumplió once meses y va por el año con ese nervio entre ingenuo y adolescente, pero siempre febril. "No sé qué le voy a regalar. ¡Estoy tan nerviosa con ese tema…! No puedo creer que voy a cumplir un año con él, es mi primer novio, el primero de verdad".

Dice que cuando en el living de su casa, junto a su mamá o alguna de sus hermanas, miraba el desfile de Giordano, le parecía inalcanzable. Dice que no se quiere quedar con lo que le da su figura y que por eso va a seguir estudiando. Dice que le encantaría seguir biología marina o también psicología de los animales, pero cuenta que esta carrera no se estudia en la Argentina y Sudáfrica o Canadá le quedan demasiado lejos. Dice, finalmente, que le encantaría hacer el camino que ya hizo Dolores Barreiro, "no por top, sino por cómo logró compaginar su vida profesional con su vida íntima, por cómo hizo carrera sin descuidar su familia", dice.

Es la cara de la firma Wanama y una de las más fulgurantes chicas Dotto. Es difícil no pensarla dentro de esa categoría un poco aprisionante que conocen como "promesa". De todas formas, Yessica, a sus 16, con su metro setenta y cinco, y sus deslumbrantes 85-60-90, es algo muy parecido a eso: una promesa que, de a poco, parece ir cumpliéndose.

por Alejandro Seselovsky
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sofía Delger
(agradecemos a Class Life y Wanama)

Yessica es una de las promesas de Dotto Models; deslumbró con su figura en el verano esteño. Una top en potencia.

Yessica es una de las promesas de Dotto Models; deslumbró con su figura en el verano esteño. Una top en potencia.

Yo me miraba en el espejo y no veía una futura modelo, no pensaba que este pudiera ser un camino para mi. Vengo de un mundo muy diferente, muy hogareño…"">

"Yo me miraba en el espejo y no veía una futura modelo, no pensaba que este pudiera ser un camino para mi. Vengo de un mundo muy diferente, muy hogareño…"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig