La reina Máxima cumple 51 años y se esperan grandes festejos en Holanda – GENTE Online
 

La reina Máxima cumple 51 años y se esperan grandes festejos en Holanda

Máxima Zorreguieta se encuentra de festejo en los Países Bajos, recibiendo muestras de afecto del mundo entero, algo poco usal en los monarcas. 
Actualidad
Actualidad

La reina Máxima de los Países Bajos se encuentra festejando su cumpleaños número 51. La cuenta oficial de la Casa Real de Holanda decidió dedicarle unas dulces palabras a la argentina que se ha hecho querer por sus integrantes y el pueblo durante sus 20 años en la corona. 

“La Reina Máxima celebra hoy su 51 cumpleaños. ¡Felíz cumpleaños!”, le dijo la casa real a la argentina. Si bien, los saludos siempre son una cortesía muchos son los medios internacionales que se preguntan, “¿Por qué la reina Máxima de Holanda es de las más queridas en el mundo?”. 

Según la revista especializada en casas reales Vanitatis los motivos son tres. El primero de ellos es su simpatía natural. Las expresiones de Máxima Zorreguieta al público son muy estudiadas porque consiguen siempre transmitir un aire de felicidad con su sonrisa. Algo que es poco habitual ver en la realeza debido a los protocolos, incluso al lado de su marido sus personalidades suelen contrastar notoriamente. 

El segundo de ellos es su empatía. La argentina está siempre al tanto de las problemáticas sociales del país en el que reina y son constantes las imágenes que se conocen de ella cerca de los “desprotegidos”. 

Pero también ha logrado con este don ganarse la amistad y confianza de grandes personas de la corona, algo inusual ya que los problemas personales parecen querer ser eximidos de las personas que integran la realeza. En una entrevista Charlène de Mónaco, explicó que Máxima había sido su mejor apoyo cuando las cosas no iban bien y los rumores de una posible separación afectaron a su matrimonio con Alberto II. Desde entonces, las dos soberanas guardan una increíble relación. 

Por último, debido a sus raíces latinas suele ser muy pasional. Nunca antes se había visto llorar a una reina de emoción en una boda, como ocurrió con Máxima en el casamiento de Victoria de Suecia con Daniel Westling  o recientemente en el funeral por los fallecidos en el accidente de avión de Ucrania en el que viajaban más de cien holandeses. 


Y por otro lado a sus 51 años y en parte por tener jóvenes hijas se anima a aventurarse cada vez que puede. En su viaje a Brasil la reina fue vista “bailando” samba o al menos tirando algunos pasitos. Y luego no se perdió la oportunidad de probar saltar sobre una cama elástica en Utrecht. Así anima a otras personas de su misma edad a seguir divirtiéndose y a romper un poco los protocolos.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig