«La próxima vez, me caso para toda la vida» – GENTE Online
 

"La próxima vez, me caso para toda la vida"

Actualidad
Actualidad

El viernes 2 de abril, Araceli llegó a Canal 13 en su camioneta negra. Tenía
una reunión formal con su ex marido Adrián Suar, gerente de programación, para
hablar del nuevo ciclo que ella produce y conducirá, Monotemática. Si se quiere
algo normal, natural, antes de empezar un programa nuevo. Pero, la realidad fue
que la entrada de la señora González detuvo los relojes y las respiraciones.
Estaba divina. Impresionante. Elegantísima, producida para matar. Cientos de
hombres contuvieron los piropos que se les escapaban. Uno solo se animó y
susurró a los oídos de Suar: "Como siga así de divina, en dos meses tu ex mujer
estará de novia".
Habrá que ver la cara que puso Suar, quien supo decir que de
su mujer le gustaban "su delantera, su defensa y el mediocampo". Y abundó: "Sus
piernas son mejores que las de Bati".

Los días de Araceli sin Suar, definitivamente sin Suar, con papeles firmados y
todo, son casi una continuación de los que ya vivía desde hace dos años cuando
decidieron separarse. Con algunos detalles. Ella está más triste, sensibilizada,
pendiente de sus hijos (Flopy y Tomás) y sufriendo mucho, según dicen los pocos
que la ven, por las supuestas peleas en lo económico con el dueño de Pol-ka,
padre de Toto y su ex para siempre.
La mantiene activa su nueva condición de productora de su propio programa que
saldrá por Canal 13, Monotemática. Sólo intercambia opiniones con su secretaria
y representante, Esther Beggega, y Celina Lecouna, quien también produce el
programa. Viaja seguido al Paraguay, donde conducirá un programa de
entretenimientos en un canal local, y eso la preocupa porque la mantiene lejos
de Toto, a quien quiere acompañar más en este momento. Entrena tres veces por
semana, mira rigurosamente las tareas escolares de los chicos, controla la
construcción de su nueva casa familiar -cerca de la que alquila- en el country
Highland. La nueva es grande y confortable y está construida según las reglas
del feng shui. Mucha luz, fuentes de agua en todos lados, una distribución de
los muebles que no impidan el paso de las buenas energías y una enorme cascada
en la puerta. Renunció a tener un súper jardín para poder cultivar una huerta
enorme. Quiere comer sus propias verduras y hortalizas, cosechar hierbas
aromáticas y también las flores que requiere la deco del feng shui.

Una vez por semana come con un grupo de amigas nuevas, que conoció cuando se
mudó, tras la separación. Todas son madres de compañeros de jardín de Tomás. Son
ellas las que la escucharon decir que siempre supo que todo sería complicado en
su matrimonio con Suar: "Durante diez años estuvimos unidos por un amor enorme.
Nos queríamos muchísimo porque de lo contrario hubiese sido imposible convivir
en un medio tan complicado como en el que nos movíamos. Desde afuera las cosas
parecían idílicas, pero…"

Suena golpeada pero está entera, y sólo por eso puede reflexionar: "Puertas
adentro teníamos miedos, llorábamos, pataleábamos, reíamos, peleábamos y nos
reconciliábamos. Nos elegíamos todos los días. En las parejas siempre hay una
lucha de poderes y nosotros intentábamos que no fuera exagerada, sino un motor
para seguir adelante, pero…"

Araceli siempre tuvo una relación muy cercana a su madre y en este momento no
hace otra cosa que consultarla y pedirle que vaya a su casa. Su madre fue la
compañera elegida para un larguísimo viaje a Europa la primera vez que se separó
de Adrián. A su regreso, Ara, por sugerencia de su madre, le propuso a Adrián
una terapia para intentar salvar algo de aquel amor que los flechó cuando hacían
La Banda del Golden Rocket. La terapia y algunos ataques de celos de Adrián por
la aparición de un mexicano con ansias de conquista, llevaron a la pareja a
vivir juntos y a planear casamiento formal. Ahora, una vez más, es mamá Rosita
la que escucha las penas de Araceli. Está muy fastidiada porque dicen que él
estaba agotado de sus excesivos gastos con la tarjeta de crédito y ella está
dispuesta a decirle a quien quiera escucharla: "Jamás tuve extensiones de las
tarjetas de Adrián Kirzner. Nuestras peores peleas siempre surgieron de mentiras
que decían sobre nosotros y ahora pretenden que nos peleemos por los bienes
gananciales".

En los momentos más duros de su vida, Ara siempre tiene brotes de herpes, dolor
de estómago, orzuelos, estresazos. Esta vez, ante la posibilidad de firmar
papeles que darán el final de los finales, ella decidió prevenir antes que
curar. Fue a un médico que le recomendó hacer yoga y meditación de manera
sistemática para sobrellevar la ansiedad y el dolor. Además, se hace masajes
reductores y relajantes y visita con frecuencia a una dermatóloga. Una de sus
íntimas desde la infancia en Ramos Mejía le regaló dos libros iniciáticos de
Deepak Chopra, a quien ya conocía de otras épocas difíciles, pero ahora se metió
en ellos con más atención. También lee a Osho -gurú y filósofo de la India- y le
aseguró a una amiga que fue en uno de sus libros en los que aprendió lo
siguiente: "Cuando uno se siente mal y atraviesa momentos de transición debe
quedarse quieto. Eso es lo que hacen los animales cuando están enfermos, se
quedan quietos hasta volver a sentirse bien. La ansiedad desespera y la angustia
no deja vivir el momento. Necesito estar con la cabeza libre y el corazón
dispuesto a enamorarse como la primera vez porque la próxima vez, sí me caso
para toda la vida".

Consta en el archivo, testigo inapelable, que Araceli ya dijo esta frase muchas
veces. Es un buen deseo.

Araceli está divina. Nunca pierde su estilo ni su belleza. Este año hará televisión en Canal 13 y un programa de entretenimientos en Paraguay. Todo sin descuidar a sus hijos, Tomás y Flopy, a los que adora.

Araceli está divina. Nunca pierde su estilo ni su belleza. Este año hará televisión en Canal 13 y un programa de entretenimientos en Paraguay. Todo sin descuidar a sus hijos, Tomás y Flopy, a los que adora.

En las parejas siempre hay una lucha de poderes y nosotros intentábamos que no fuera exagerada, sino un motor para seguir adelante, pero…"">

"En las parejas siempre hay una lucha de poderes y nosotros intentábamos que no fuera exagerada, sino un motor para seguir adelante, pero…"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig