La noche más loca de Mardel – GENTE Online
 

La noche más loca de Mardel

Actualidad
Actualidad

Ya tenía su propio reality, su programa por la pantalla de América, su obra teatral (probablemente estrenada al salir esta edición), ¡incluso una marca familiar que lo sigue a cada paso! Pues bien: a Ricardo Fort (41) tan sólo le faltaba organizar una fiesta con su sello personal para saberse una verdadera celebridad. Y... “one, two, three...”... ¡lo hizo! El lunes 18 desplegó su excéntrico glamour en una celebración diferente, que contó con 350 invitados. Entre ellos muchos son amigos recientes, relaciones surgidas a partir del estallido de su fama.

En su primera Fortfest, a modo de inauguración de la casona de dos plantas que alquiló para pasar su verano en Mar del Plata, el millonario midió su poder de atracción popular. Esa noche la calle Alsina (tranquila hasta la ebullición del mundo Fort), en el selecto barrio Los Troncos, contuvo entre vallas a cerca de 700 curiosos, que se acercaron a espiar más de cerca el enigmático mundo del hombre del momento. La sala de juegos con mesa de pool, el living comedor de casi cien metros cuadrados, todo el parque y hasta la piscina fueron copados por el bullicio de la reunión. La única zona “No admittance” fue la planta alta de la propiedad, donde se ubican las once habitaciones en suite que desde diciembre disfruta (además de los mellizos del anfitrión) su comité de compañía permanente, formado por amigos y empleados de seguridad. Cada cuarto tiene su vestidor exclusivo y fue equipado especialmente con plasma, equipo de dvd y música.

En la entrada al evento, performers vestidos de época (pelucas blancas y abanicos incluidos) fueron los encargados de recibir a las celebridades invitadas. Sobre la alfombra roja desfilaron Reina Reech, Daniela Cardone, Aníbal Pachano, Adabel Guerrero y María Eugenia Ritó. Además, integrantes del elenco de Fortuna (la comedia donde Fort actúa, amén de dirigir y producir), entre ellos Carolina Papaleo, quien festejó su cumpleaños acompañada por su madre, Irma Roy, y su hijo, Matías, Claudia Fernández junto a su esposo, Leonel Delménico, Anabel Cherubito, Adriana Salgueiro y Adrián Caballero. Pero la verdadera reina de la fiesta hizo su ingreso triunfal cerca de la medianoche. Graciela Alfano llegó especialmente desde Buenos Aires, sabiendo desde antes de su embarque en el avión privado de Fort que ni su ex, Matías Alé, ni la nueva y joven novia de éste, Silvina Escudero, estaban en la lista de los bienvenidos al festejo.

A modo de venganza frente a la notoriedad que sumó últimamente la morocha –una de las más nombradas en lo que va del verano en Mardel–, Grace aseguró presencia y comportamiento como para atraer todas las miradas de los presentes y también de algunos de los ausentes. Aunque se dedicó a captar una en particular... A la hora del brindis, Alfano ya estaba entre los brazos de Gabriel Del Grosso, un modelo de 27 años que el verano pasado tuvo entre sus affaires a Celina Rucci. Sin ningún reparo, exhibieron entre fogosos besos el inicio del romance. Sorprendidos por la apasionada situación, los concurrentes no duraron en tomar sus propias fotos con sus celulares, puerta de salida asegurada para propagar la noticia hasta el mismísimo Alé & Cía.

A las cuatro de la mañana, cada vez más hot, los besos pasaron a más en la piscina. Siguiendo la ocurrencia de Richard, quien en compañía de Claudia Fernández (Virginia Gallardo, su novia, prefirió no mojarse el vestido) inauguró la zambullida. Pronto, batallando contra el calor de la noche y apaciguando el alcohol de las venas, la fiesta siguió en el agua. Alfano, con cambio de vestuario pensado con anterioridad, apareció de pronto en bikini e improvisó un acqua dance, con su reciente conquista como partenaire de una coreografía cada vez más subida de tono, al son del famoso hit que popularizó el millonario, I know you want me. Todo terminó con las primeras luces del día, creemos... Y con el sol, Richard adelantó: “¡Se vienen muchas fiestas más! Y todas al estilo Hollywood”. Esta historia continuará. Bendito tú eres. Ricardo, de impecable blanco, posa con sus chicas: Virginia Gallardo, su novia, Graciela Alfano, que llegó en el avión privado del millonario, Carolina Papaleo, Rocío Marengo y Daniela Cardone.

Bendito tú eres. Ricardo, de impecable blanco, posa con sus chicas: Virginia Gallardo, su novia, Graciela Alfano, que llegó en el avión privado del millonario, Carolina Papaleo, Rocío Marengo y Daniela Cardone.

A la hora del brindis, Fort homenajeó a Carolina Papaleo –la protagonista de Fortuna, su obra no estrenada al momento de la fiesta– por su cumpleaños número 41.

A la hora del brindis, Fort homenajeó a Carolina Papaleo –la protagonista de Fortuna, su obra no estrenada al momento de la fiesta– por su cumpleaños número 41.

Fort y Claudia Fernández inauguran la piscina: ¡y todos los siguen! La fiesta fue organizada por Roots, con catering de Sushi Club y Zoe. Smirnoff y Brahma se encargaron de las bebidas. También hubo medialunas de Fonte D’Oro, café de Cabrales, helados Gianelli y golosinas (¿cuáles si no?) de Felfort.

Fort y Claudia Fernández inauguran la piscina: ¡y todos los siguen! La fiesta fue organizada por Roots, con catering de Sushi Club y Zoe. Smirnoff y Brahma se encargaron de las bebidas. También hubo medialunas de Fonte D’Oro, café de Cabrales, helados Gianelli y golosinas (¿cuáles si no?) de Felfort.

Graciela Alfano ocupó el pico de rating de la noche cuando se mostró encendida con el modelo Gabriel Del Grosso –quien el año pasado habría tenido un <i>touch</i> con Celina Rucci–. Luego de los besos, celebrados por Fort y compañía, la pareja jugó al <i>striptease</i> en la piscina, donde siguieron los arrumacos, cada vez más hot. “<i>¡Es para Alé que lo mira por tevé!</i>”, gritaban los testigos

Graciela Alfano ocupó el pico de rating de la noche cuando se mostró encendida con el modelo Gabriel Del Grosso –quien el año pasado habría tenido un touch con Celina Rucci–. Luego de los besos, celebrados por Fort y compañía, la pareja jugó al striptease en la piscina, donde siguieron los arrumacos, cada vez más hot. “¡Es para Alé que lo mira por tevé!”, gritaban los testigos

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig