La inusual historia de una chef vegetariana: «Mi abuelo era carnicero» – GENTE Online
 

La inusual historia de una chef vegetariana: "Mi abuelo era carnicero"

Laura Vannelli no sólo es ultra fan de la comida saludable y pertenece a la Red de Medicina Integrativa: proclama que su propósito en la vida es “enseñarle a la gente a comer bien”.
Actualidad
Actualidad

Laura Viviana Vannelli (59) recuerda que en algún momento fue una niña de nueve años que se crió en una casa que tenía en el fondo una huerta y “animales que se mataban para comer, como gallinas, pollos y conejos".

"A mí la carne me dejó de gustar antes de cumplir diez años, cuando desde un ombú al que me había trepado con mis primos, vi cómo le golpeaban la cabeza a una vaca para matarla”, reflexiona la creadora del restó Mattinata y menciona cómo tomó su decisión su familia: Me enteré de grande de que me dieron carne dentro de las salsas diciéndome que no tenía carne. Mi mamá no se daba cuenta de que me podía dar otra cosa, o suplementos”.

Pasaron los años. De los veinte a los veinticinco trabajó como maestra jardinera. “Descubrí que mis alumnos no sabían que las zanahorias tienen hojas verdes, o que los rabanitos crecen en la tierra. En todos los jardines donde trabajé tuve una huerta. A fin de año, todos los padres me agradecían que los chicos comieran verduras y tomaran jugos y agua naturales, y no gaseosas. Todo es cuestión de educación”, afirma sin titubear la mujer que hoy le enseña a la gente a comer bien a través de cursos y seminarios. Sin embargo no siempre fue ésa su vocación.

En el 2009 –hace sólo doce años– tenía una empresa de diseño, hasta que a su hermana le detectaron un tumor benigno que debía ser operado. Rememorando ese duro momento, Vannelli cuenta: “Cuando la estaban interviniendo nos avisaron que el tiempo necesario se iba a extender a catorce horas, porque le explotó el meningioma y se le enredó en el nervio óptico…"

"En ese momento me fui a un parque, hice cuatro saludos al Sol y le dije al Universo que si salvaba a mi hermana yo dejaba mi empresa de diseño y me dedicaba a enseñarle a la gente a comer bien. Y así fue. Pasó la operación y yo arranqué dando cursos ad honorem. Me contacté con médicos, con nutricionistas, y seguí estudiando. Y desde hace seis años estoy en este espacio que hoy es Mattinata (Catamarca 2188, Martínez). Se llama así porque el restaurante es un amanecer, un despertar, y yo siento que siempre estuve en la búsqueda de despertar conciencia”.

Yo fui ultra vegana, ultra raw vegana y ultra macrobiótica, y hoy me alimento escuchando a mi cuerpo. Mi heladera y mi despensa no se parecen a la del argentino promedio. Entre otras cosas, en casa siempre hay algas, vegetales crudos o al vapor, quinoa, pastas sin gluten, postres sin azúcar, jugos verdes, huevo, aceite de coco, agua de mar isotónica, chía y aceite de oliva y de girasol en crudo

LOS DIEZ CONSEJOS IMPRESCINDIBLES DE LAURA
1) Organizar la compra sabiendo qué voy a cocinar en la semana. De esta forma compro sólo lo que voy a usar, sin malgastar mi dinero.
2) Consumir jugos verdes. Están llenos de clorofila y vitamina C.
3) Realizar alguna actividad física que me guste y me permita conectar con mi cuerpo.
4) ¡No olvidarse de los alimentos con probióticos! Promueven la salud y el crecimiento de nuestras bacterias intestinales buenas, nos ayudan a sintetizar vitaminas, a absorber nutrientes y a proteger el sistema inmune.
5) Consumir alimentos ricos en fibras (vegetales y frutas), alimentos antioxidantes, y verduras y frutas (sobre todo las de color rojo).
6) Tomarse cinco minutos por día para respirar profundo y pensar en intenciones positivas que me ayuden a crecer.
7) Elegir tener una buena salud comiendo menos enlatados y procesados, y consumiendo más comida basada en las plantas.
8) Al levantarme, agradecer mi nuevo día y disfrutar de lo que vaya a hacer.
9) Leer las etiquetas de lo que compro.
10) Tomar el jugo de un limón con agua tibia, que ayuda a limpiar la toxicidad acumulada durante la noche.

Creo que esto hay que llevarlo desde el amor y la comprensión. Yo estoy en contra de la guerra de los veganos activistas contra los carnívoros, porque entiendo que a cada uno le llega su momento, y que no todos quieren o pueden ser veganos. Porque un vegano necesita suplementos y, al que no los puede pagar, ya no le rinde. Sería bárbaro que el Gobierno pueda sustentar a los que quieran ser veganos, porque la no matanza es muy respetable

SU RECETA MÁS ESPECIAL: Roll de berenjena con crema de cajú, tomate, pesto y brotes de alfalfa.

Ingredientes
l Berenjenas, cantidad necesaria. Tener en cuenta que de una berenjena se sacan unas 6 láminas.
l 1 palta en cubitos.
l Tomates secos rehidratados.
l 1 taza de castañas de cajú.
l Vinagre y agua, cantidad necesaria.
l Sal marina o rosada a gusto.
l Especias a gusto: pimentón ahumado, ajo, pimienta, eneldo, limón y cebolla de verdeo.

Preparación:
l Cortar las berenjenas con mandolina y grillarlas. Reservar.
l Crema de castañas: Colocar una taza de castañas de cajú en agua con vinagre para lavarlas durante 20 minutos. Luego de su limpieza, descartar el líquido, enjuagar las castañas y colocar en agua mineral o purificada para rehidratarlas durante 2 o 3 horas. Pasado ese tiempo, descartar el agua, enjuagar nuevamente y llevar las castañas a una licuadora, cubriéndolas hasta la mitad de su volumen con agua nueva. Agregar una pizca de sal y condimentar con la especia elegida. La consistencia debe ser igual a la de un queso untable.
l Para el armado, tomar una lámina de berenjena, colocar en un extremo una cucharada de crema de cajú, agregarle un trocito de palta y tomate rehidratado. Una vez terminado el rollito, acomodar los involtini, cubrir el plato con una salsa de tomate y especias que nos guste, y decorar con pesto y brotes.
Ingredientes
l Berenjenas, cantidad necesaria. Tener en cuenta que de una berenjena se sacan unas 6 láminas.
l 1 palta en cubitos.
l Tomates secos rehidratados.
l 1 taza de castañas de cajú.
l Vinagre y agua, cantidad necesaria.
l Sal marina o rosada a gusto.
l Especias a gusto: pimentón ahumado, ajo, pimienta, eneldo, limón y cebolla de verdeo.

Fotos: Alejandro Carra.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig