". En su mejor momento profesional, la pareja está refugiadísima en el exclusivo Tortugas Country Club y aún no decidió hacer pública la noticia. Todo sobre la espera más dulce… y más secreta." /> La intimidad de los futuros padres de la nena – GENTE Online
 

La intimidad de los futuros padres de la nena

Actualidad
Actualidad

Toda una panza. Allí, inocultable, creciendo con los días, llevando en la silenciosa seguridad de su interior inalterable al bebé que Nancy Duplaá y Pablo Echarri esperan para julio. O mejor, la bebé, porque si la ecografía no miente, sí, será una nena.

"Nancy está a punto de entrar en el cuarto mes". Las palabras cayeron de la boca de Echarri, entre cables y cortinados, con Hugo Arana y Romina Ricci de testigos. Fue hace pocos días, en el piso de Teleinde.

Esta historia de noticias, confirmaciones y secretos comenzó en el exacto momento en que Echarri atendió un teléfono celular, en medio de la presentación de Resistiré, la tira diaria que protagoniza junto a Celeste Cid. La voz de Duplaá llegaba desde el otro lado de la línea, trémula, con la agitación incontenible que cualquier mujer experimenta cuando, en la intimidad de su casa y a través de un método de diagnóstico rápido, cae en la cuenta de que está embarazada. Rodeado de fotógrafos y promotores, Pablo cortó, pero ya no era el mismo que había atendido. Hugo Arana, de los primeros en enterarse, lo felicitó allí mismo. Y entonces la noticia corrió.

DE UN MUNDO A OTRO.
Que el galán que más ha explotado los encantos del barrio, que ha cultivado un sólido perfil de morocho sencillo y entrador, y que ha vindicado la humildad de su padre (un valiente canillita de Villa Dominico) haya optado para su reclusión en intimidad por el country más aristocrático y exclusivo de la Argentina es, digamos, sorpresivo. O tal vez sólo curioso. Dejémoslo en rareza. "Pablo fue al Tortugas Country Club en busca de máxima seguridad. De hecho pidió que se hicieran en exteriores la menor cantidad de tomas posibles. El año pasado alquiló una quinta en La Horqueta y se le llenó de paparazzi. Ahora, después del secuestro de su padre y de analizar el clima de inseguridad general en que vivimos, buscó algo mucho más apartado", dijo una fuente allegada a la producción de Resistiré.

En el lote más retirado del plano general, cercado por un pequeño laberinto de altísimos árboles que impiden toda visión hacia el interior, Pablo y Nancy pasan sus días y esperan, esperan, esperan. La casa, que alquiló por unos 7.500 pesos por mes, parece una pequeña fortaleza que, además de la vigilancia que ofrece el country, incluye personal de seguridad exclusivo.

Entre tantos de los apellidos más conocidos del Tortugas figuran Novillo Astrada, Blaquier, Donovan, Alvaro Alsogaray, el ministro de Seguridad y Justicia Juan José Alvarez y Graciela Borges, la socia que con referencias y avales consiguió que le abrieran las puertas a la pareja.


STOP CALORIES.
Nancy está decidida a ganar su batalla contra los hidratos de carbono. Y como el segundo trimestre del embarazo suele estar marcado por un relax de orden gastronómico que atenta contra cualquier figura, su rutina de gimnasia aeróbica asistida por un personal trainer es rigurosa. "Nancy se hizo una lipoaspiración en el abdomen y en las piernas el 30 de agosto, en el consultorio del doctor Horacio López Carlone; pero también hace un año se hizo las lolas, porque no le gustaban cómo le habían quedado después de dar de mamar a Luca. Esto no quiere decir que se haya convertido en una adicta a las cirugías, pero ella un día me dijo que se había dado cuenta de que debe vivir de la imagen y que la gente no compra a una gordita simpática como protagonista de una historia de amor…", aseguró alguien que conoce bien su historia de intervenciones y quirófanos.

Ahora es el mediodía del domingo 26. Pablo -por contrato pidió no tener escenas durante los fines de semana- y Nancy se preparan, cada uno en su auto (Peugeot 206 gris para Pablo, Isuzu Rodeo negra 4x4 para Duplaá) y por separado, para salir. "Gordi… ¿te paso la ropa?", le grita Pablo sobre el final de los preparativos. No hay respuesta.

"Con Pablo estamos felices. El se lleva excelente con Luca y no me quiero ni imaginar cómo se va a llevar con la nena. Aparte, siempre dicen que las hijas mujeres se llevan mejor con el padre. Te juro que la beba va a ser la única mujer que no me va a dar celos cuando se acerque a Pablo. Y yo estoy más que feliz, porque ya voy a tener la parejita. Además con Pablo ya estábamos soñando con tener un hijo y esta noticia fue como renacer después de un año de mucho
sufrimient
o", dijo Nancy, según Alvaro, el peluquero que le colocó sus actuales extensiones (Dupláa se había cortado el pelo para protagonizar un filme marca Pol-ka, pero declinó el papel después de conocer su embarazo).

PAPITO.
"El otro día acompañé a Nancy a realizarse unos estudios y le hicieron una ecografía. El médico nos confirmó que vamos a tener una beba. Me quiero morir, no saben lo que fue ver la imagen de tu hijo en el monitor. Fue la mejor película que vi en toda mi vida". Pablo no podía parar de hablar mientras técnicos, asistentes, actores y actrices lo miraban en un alto de la grabación. Estaban rodeados por la escenografía que utilizan para ambientar la casa de la familia Moreno, que en la ficción componen Hugo (padre) Arana, Claudia Lapacó (madre) y Romina Ricci (hermana).

Durante las noches se repite la escena: afuera, los sillones blancos de madera que quedan hundidos en la oscuridad del jardín, muchas veces junto a los juguetes que Luca (el hijo de Dupláa con Matías Martin) olvida o abandona. Adentro, Pablo y Nancy en la intimidad de la casa, encerrados para sí mismos, como cada vez que pueden, como cada vez que eligen y eligen no salir. En todo caso, que vengan los demás, por eso Elsa y don Julio (los padres de ella) y Thelma y don Antonio (los padres de él) son visitas más que habituales.

HABIA UNA VEZ…
El sabía de ella, y ella sabía de él cuando se cruzaron en el rodaje de El Desvío, la película del año 98 en la que compartieron cámara y pantalla con Gastón Pauls (ex de Nancy). No hubo allí, dicen, otra cosa que horas, largas y trabajosas, de compañerismo y profesión. El amor, su arrebato inexplicable, es algo que llegaría un tiempo después. Después, incluso, de Los Buscas, la tira de Azul televisión a la que él llegó consagrado, ella llegó consagrada y los dos terminaron consagrándose, dentro de la pantalla primero y como pareja -fuera del estricto círculo de la ficción televisiva- algo más tarde...

Lo que siguió fue una especie de camino de y hacia la consolidación. Carreras que se sostienen, que crecen, mucho cine, protagónicos aquí, allá, para este año y para el siguiente y la decisión hasta ahora inmodificable de no presentar ante la marea de los medios la noticia que les cambiará -que ya les cambió- la vida para siempre.

por Alejandro Seselovsky, Pablo Procopio, Manuel Sarabayrouse y Pilar Carioggia
fotos: Fabián Uset, Diego Soldini y C. González / J. Moreno

Nancy, en traje de baño, con su incipiente embarazo en todo su esplendor. Detrás, bajo el sol, Pablo camina en el jardín de la casa que alquilaron. Los papás están ansiosos.

Nancy, en traje de baño, con su incipiente embarazo en todo su esplendor. Detrás, bajo el sol, Pablo camina en el jardín de la casa que alquilaron. Los papás están ansiosos.

Dupláa está algo obsesionada con su figura. Sabe que un embarazo deja huellas y trabaja a full con su personal trainer para no perder imagen, además de haber pasado ya por el quirófano para hacerse una lipoescultura. Por eso Nancy, en bikini, luce orgullosa su pancita de casi cuatro meses.

Dupláa está algo obsesionada con su figura. Sabe que un embarazo deja huellas y trabaja a full con su personal trainer para no perder imagen, además de haber pasado ya por el quirófano para hacerse una lipoescultura. Por eso Nancy, en bikini, luce orgullosa su pancita de casi cuatro meses.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig