La historia del cura sanador que buscan canonizar: misas de sanación y una obra de ayuda social que fue vital para La Matanza – GENTE Online
 

La historia del cura sanador que buscan canonizar: misas de sanación y una obra de ayuda social que fue vital para La Matanza

Padre Mario el cura sanador de La Matanza
Esta mañana el Arzobispado de Buenos Aires anunciará el inicio del proceso de canonización del padre Mario Pantaleo, quien recibía a unas 3000 personas por día que querían ser sanadas.
Actualidad
Actualidad

José Mario Pantaleo nació el 1 de agosto de 1915 en Pistoia, Italia. En 1924 él y su familia emprendían viaje hacia Argentina en busca de un mejor futuro. Es ordenado sacerdote en 1944 en la Catedral de Matera (Italia), y en 1948 se muda de manera definitiva al país, cumpliendo su misión sacerdotal en la provincia de Santa Fe hasta 1957. El Padre Mario falleció en la ciudad de Buenos
Aires el 19 de agosto de 1992.

Pantaleo comenzó a ser conocido por su capacidad para diagnosticar y aliviar el sufrimiento físico y psíquico de las personas luego de trasladarse a la Ciudad. A fines de los años ‘60 se instala en González Catán, en el Gran Buenos Aires, donde junto a colaboradores y amigos, inician la construcción de una iglesia y una obra de ayuda social para la comunidad del barrio.

En este marco, el Arzobispado de Buenos Aires comunicó que se iniciará de manera formal el proceso de Canonización del sacerdote italiano que falleció hace 29 años y que en vida fue conocido por sus milagros de sanación.

La Congregación para las Causas de los Santos, con sede en el Vaticano, declaró que no encuentra obstáculos, para dar apertura a la Causa de Canonización, y así, oficializarán el proceso canónico este martes a partir de las 11 de la mañana.

Obra del Padre Mario

La 'Obra del Padre Mario', conocida antes como 'Obra Cristo Caminante', responde a la comunidad
del barrio y a sus necesidades. Comenzó por los dos extremos del ciclo vital, una guardería para
los niños del barrio que quedaban solos cuando sus padres salían a trabajar o a buscar trabajo y un encuentro permanente con los ancianos del barrio.

Entre 1976 y 1992, se construyen gran parte de los 15.000 m2 actuales. Además de las escuelas, pusieron en marcha la Policlínica Cristo Caminante, la Escuela Laboral para Discapacitados Santa Inés, el Centro de Atención para Mayores, y un Polideportivo, entre otros.

La 'Obra del Padre Mario' ha desarrollado vínculos de amor y compromiso en la comunidad de González Catán, cuenta con más de 1.000 padrinos que acompañan a más de 600 ahijados a lo largo de su infancia y adolescencia.

En los últimos 26 años, la Obra ha acompañado a más de 68 mil alumnos de jardín a universidad, asistido a 5250 personas con discapacidad y cuidado de 3800 adultos mayores. Generando un trabajo que deja más de 41.000 beneficiarios directos e indirectos.

Testimonios de apadrinados

Braian Asin, 34 años

Braian Asin actualmente es profesor de la Escuela Primaria de la OPM, padece de esclerodermia. "Cuando tenía 3 años me querían amputar una pierna, después de una fractura porque creían que tenía cáncer. Mis papás fueron a ver al Padre Mario, que ya había ayudado a mi hermano asmático, y les dijo que me llevarán al médico y que no dejarán que me corten la pierna que me iba a curar", relató Asin.

"El Padre me atendió y de a poco comencé a mejorar y a tener avances asombrosos por la enfermedad que padezco. En la Obra conocí a mi mujer y me casé", recordó Braian, uno de los tantos apadrinados por la 'Obra del Padre Mario' que hoy esperan el anunció oficial del proceso de su canonización, para que se lo pueda considerar oficialmente siervo de Dios y se le puedan imprimir estampitas para que la gente le pida un milagro.

Silvina Salvatierra, 54 años

Silvina Salvatierra tiene distrofia muscular progresiva generalizada Werdnig-Hoffmann tipo II, y el Padre Mario la acompañó en vida desde el día que la conoció. "El Padre Mario en mi vida fue un antes y un después. Un antes porque de pequeña mi madre iba a verlo día tras día, porque los médicos le dijeron que nunca iba a caminar por mi discapacidad física", cuenta Salvatierra.

"Pese a todos los pronósticos médicos que indicaban que no podía tener familia, quedé embarazada. Los médicos me dijeron que tenía que abortar a mi hijo porque corría riesgo mi vida", relata Silvina, lo que se convertiría luego en uno de los milagros que se le adjudican al cura italiano.

"Una amiga me acompañó al mausoleo para visitar al Padre Mario a quien había conocido cuando era chica. En ese lugar sentí su compañía pese a que ya no estaba físicamente, y me fui con la sonrisa más amplia que podía tener para decirle al obstetra mi decisión de continuar con el embarazo", confesó la madre de Alejo, quien nació con buena salud el 22 de marzo de 2000.

Y agregó: "Después cuándo terminé de estudiar, hice el profesorado de pintura y me capacité en la Obra, y tuve la posibilidad de ingresar a ella y desenvolverme profesionalmente, y a través de mi desempeño laboral poder vivir de una manera digna, tanto yo como mi hijo. Ambos seguimos perteneciendo a la Obra".

Respecto a la noticia que el Arzobispado hará sobre el Padre Mario, Silvina expuso: "Mi salud actual, porque recuerdo cuando él pasaba sus manos por mi cuerpo, hasta mis piernas, esa parte la sigo sintiendo bien. Entonces en mi vida es todo. Es ser un ser humano digno, eso es para mí el Padre Mario".

Proceso de canonización

Luego de años de espera y de investigación, finalmente se comenzará formalmente un proceso que no se sabe cuánto tiempo demorará y que debería conducir a la denominación primero, de beato y luego, de santo del Padre Mario.

Según contó a GENTE el Padre Daniel Medina, los milagros que ocurrieron durante las misas de sanación llenan 11 tomos con historias y relatos de beneficiarios de las gracias de este sacerdote, además de otras pruebas que fueron presentadas ante el Vaticano. Los colaboradores de Pantaleo indican que recibía unas 3000 personas a diario que querían ser sanadas.

Respecto al proceso de canonización, manifestó: "La causa esta avanzada porque se ha estudiado durante tres años antes de iniciarla y nosotros creemos que es una causa con mucho fundamento, el padre tiene fama de santidad entre la gente desde siempre y fue alguien pobre dedicado a los enfermos y mas necesitados".

Aunque, todavía no se puede hablar de milagros, ya que el Tribunal debe analizarlo primero, uno de los requisitos de este proceso solo toma en cuenta aquellos ocurridos después de su muerte, el anunció que hará el Arzobispado habilitaría que a Mario se lo considere oficialmente un "Siervo de Dios", como también imprimir estampitas con su imagen para que la gente le pueda rezar pidiendo gracias y milagros.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig