“La gente me hace sentir que soy un galán sin fecha de vencimiento” – GENTE Online
 

“La gente me hace sentir que soy un galán sin fecha de vencimiento”

Actualidad
Actualidad

Te juro que estoy en mi mejor momento como galán, je”, dice Carlín Calvo mientras pide disculpas porque debe iniciar el regreso desde Pinamar al comando de su 4x4. Hacia allí había viajado para pasar la Semana Santa junto a su familia, léase su mujer, Carina Gallucci, y sus hijos Facundo (8) y Abril, que acaba de cumplir dos años. Y cuenta, antes de comenzar el regreso, que hacía más de un año que no se tomaba un descanso –sin trabajo de por medio– con los suyos.

Me hizo muy bien, me reí mucho. ¿Qué más puedo pretender a esta altura de mi vida de hombre correcto y padre de familia ejemplar?”, bromea y sonríe, recordando a aquel galancito incorregible de los 80’. Cinco horas después, esquivando cortes de ruta, continúa la charla con GENTE.

–¿Cuántos años cumplió el 21 de febrero?
–49.

–¿Perdón?
–Sí, sí, 49. Vos poné eso. Soy un padre y marido muy jovencito. ¿Sabés qué me hace sentir la gente? Que soy un galán sin fecha de vencimiento. Me lo dicen permanentemente. Y yo me debo a mi público. Además, a los de mi edad les va a dar bronca que diga eso.

–¿Y se la banca como galán, o después anda quejándose por los rincones?
–Me la re banco. Estoy totalmente recuperado de los problemas físicos que tuve. Sólo me falta un detalle. Anotá, porque es primicia: el 29 de abril me opero de la mano izquierda, para recuperar la movilidad de antes. El médico me dijo que voy a mejorar en un 80 por ciento. Yo subí la apuesta y le prometí que iba a llegar al 90.

–¿Por qué vuelve a la tevé?
–Porque es mi debilidad, igual que el teatro. Me encanta ver el rating minuto a minuto. Lo llevo en la sangre. Y quiero ganar siempre, eh. El que te diga que no, está mintiendo. Y la oportunidad que me dio Adrián Suar para formar parte del a segunda temporada de Mujeres de nadie no la podía dejar pasar. Interpreto a un médico cirujano, que luego de sufrir un accidente con su auto, queda imposibilitado para usar una de sus manos y se dedica a ser el jefe de un hospital. Como verás, tiene mucho que ver conmigo.

–Va a hacer de galán maduro, entonces.
–No, nene, de galán. ¿No te dije que la gente me dice que no tengo fecha de vencimiento? Se va a enojar el público con vos si me tratás de madurito, eh.

–¿Y con Pablo Rago en la obra de teatro Extraña pareja, cómo le fue?
–Muy bien. Bah, al principio bárbaro en las boleterías, pero mal en la relación. No teníamos la misma sintonía, nos llevábamos para la m…, de cortocircuito en cortocircuito. Nos peleábamos porque no nos soportábamos más. No nos dábamos cuenta de que ya no éramos Pablito y Carlín. Así estuvimos durante un año, que nos terminó sirviendo para afianzarnos. Cada uno se dio cuenta de lo que debía dar y, mágicamente, todo empezó a funcionar como en el pasado. La llegada de Anabel Cherubito a la vida de Pablito también sumó para bien. Ahora somos una dupla imbatible. Y seguimos dos meses más de gira por el Gran Buenos Aires.

–¿Arriesgó demasiado o se sintió cómodo trabajando en el teatro junto a su mujer?
–Je, ésa fue una idea de Pablo. Casi lo mato. No, che, hablo en joda, pero no sabíamos cómo iba a resultar. Siempre corrés el riesgo de que digan: “Trabaja gracias al marido”. Pero no fue el caso. Carina me demostró que es una muy buena actriz. Yo ya lo sabía, pero... siempre hay que demostrar, y el público la recibió muy bien.

–¿Y sus hijos lo van a ver al teatro? ¿Van a seguir sus pasos?
–La nena, Abril, es una estrella, una especie de diva que siempre sonríe, pase lo que pase. Y Facu me recitaba los textos de Extraña pareja durante el verano. Un fenómeno... Se los sabe de memoria. –¿Entonces nos asegura una verdadera dinastía Calvo para el futuro? –¿Por qué no? Con Carlín a la cabeza. Total, somos todos muy jovencitos, je. Carlín, Carina, Facundo y Abril en el parador CR. Siempre que pueden, se hacen una escapada a la casa que construyeron en el barrio Pinamar Chico.

Carlín, Carina, Facundo y Abril en el parador CR. Siempre que pueden, se hacen una escapada a la casa que construyeron en el barrio Pinamar Chico.

Calvo junto a su hija Abril: “Es  una especie de diva que siempre sonríe, pase lo que pase”.

Calvo junto a su hija Abril: “Es una especie de diva que siempre sonríe, pase lo que pase”.

Con Facundo, que en mayo cumplirá nueve años: “Me recita de memoria los textos de Extraña pareja. Un fenómeno...”.

Con Facundo, que en mayo cumplirá nueve años: “Me recita de memoria los textos de Extraña pareja. Un fenómeno...”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig