La gala aniversario – GENTE Online
 

La gala aniversario

Actualidad
Actualidad

–Querida, le llevé tu librito a Ambar…
–¿Ya se lo leyeron? ¿Le gustó…?
–No, no, porque Juanita se fue de viaje y estuvo con Juan, el papá. Pero ya tendrá oportunidad. Una de estas noches, seguro, la mamá se lo contará.
–Bueno, tenéme al tanto. Quiero saber qué le pareció…

El diálogo lo instala la señora de los almuerzos. Mirtha Legrand, claro. La que pregunta es Araceli González (el ama de casa sexy de Canal 13, flamante escritora para los lectores más pequeñitos, que le obsequió un ejemplar de Ada y los miedos a la bisnieta de la diva). El encuentro sucede en el salón principal de La Mansión del Four Seasons, donde GENTE festeja sus 41 años de vida con la tradicional gala. Los invitados, de lujo: las 26 mujeres top de la televisión –actrices, conductoras, entertainers– y nuestros héroes del tenis, David Nalbandian y José Acasuso.

CON EL GLAMOUR DE AYER… Tras el portón de hierro forjado de Cerrito 1441, Félix Alzaga Unzué y Elenita Peña, vestidos con la elegancia y la sobriedad que siempre caracterizó a las familias de la high, recibían a sus invitados más ilustres. Corría el año 1920 y el estanciero inauguraba su principesca mansión, esa que le encargó cuatro años atrás, sin reparar en gasto alguno, al arquitecto Roberto Prentice. Inspirada en los châteaux franceses de la región del Loire, la exquisita propiedad abría sus puertas por primera vez a la alta sociedad porteña. Hoy, 86 años más tarde, La Mansión (que ahora pertenece al hotel Four Seasons) vuelve a lucir al máximo todo su esplendor. Las fiestas más exclusivas y glamorosas de Buenos Aires se celebran ahí. Como la de los 40 años de GENTE. O la que hizo Mick Jagger en febrero, cuando vino de gira con los Rolling Stones y festejó sus dos River junto a 30 íntimos. Y como ahora…

LUZ, MUSICA Y ACCION.
Para conservar el lujo original de la arquitectura (mármoles, boiserie de roble de Eslavonia, molduras recargadas doradas a la hoja), Sergio Lacroix se ocupó de darle un estilo propio a la déco. Entonces, cubrió la escalera principal con una alfombra de 50 metros color marfil y guardas negras en sus laterales. Colocó 500 hojas tropicales verdes y 100 flores exóticas en las barandas. Armó tres grandes livings con sillones negros y mesas cuadradas del mismo color, intervenidas con grandes cintas plateadas, verde agua y marfil. Los centros de mesa: esferas de cristal con mini-orquídeas blancas sobre una base de césped inglés. Germán Santangelo, de Prina, iluminó la fachada de La Mansión con 60 mil watts. Proyectó, a la vez, un cartel gigante con el logo de GENTE sobre las escalinatas del lobby con cinco robots inteligentes de última generación. En los tres salones donde se realizó la gala, instaló 100 spots de haz concentrado. La música –sonó sobre todo chill out– también estuvo a su cargo.

LARGA DISTANCIA. Yendo y viniendo, con el celular pegado a su oreja, está Mónica Ayos. Muy compenetrada, la mejor amiga de Natalia La Monita Oreiro en Sos mi vida, la tira éxito del canal que maneja Adrián Suar, habla y habla sin parar. No hace falta preguntarle con quién. Se sabe que el amor de su vida (Diego Olivera, el papá de su hija Victoria) reside en México desde hace meses y de alguna forma hay que mantener tanta pasión más allá de las distancias. “¡Ay! ¡Cuánto lo extraño!”, se queja Moni con cara de sufrida. “Encima, ya me voy para San Luis a filmar la película de Renán. Por un buen tiempo no vamos a vernos”, se lamenta.

DESNUDOS, ¿SI O NO?
En eso pasa Beatriz (la mamá de Luisana Lopilato) y le cambia de tema. Ayos, entonces, se despide de la melancolía. Así, el diálogo:
Beatriz: ¿Es verdad que te vas a desnudar en el teatro?
Mónica: Y… sí. El personaje de Doña Flor lo requiere.
Beatriz: ¡Qué osada! Me parece genial. Además, tenés con qué…
Luisana: Yo soy tan vergonzosa que no podría. Te admiro.
Mónica: Bueno, muchas gracias.
Luisana: No, de nada…

SUSHI Y CONFIDENCIAS
. No llegaron todas. Pero Romina Gaetani (primera en pisar la carpet) consigue un par de cómplices para visitar el sector de los sushi. Julieta Ortega y Mariana Fabbiani se le suman. Y, entre degustación y degustación, se las escucha comentar:
Estoy estudiando canto. El año que viene quiero dedicarme a eso. Por ahora sólo me animo a hacerlo en la ducha. Mientras, escribo canciones en un cuaderno. Letras con historias que me emocionan y sensibilizan…”, murmura Gaetani mientras se sirve otro roll de salmón.

Yo me puedo comer esa fuente entera y no consigo engordar ni un gramo”, confía Fabbiani con los palitos en la mano.

El año que viene no quiero hacer tele. Voy a quedarme en casa para cuidar y mimar a Benito”, lanza Julieta Ortega refiriéndose a su hijo de 11 meses.

Parece que a la hija de Palito le va tan bien que ni siquiera se molestó en cobrar unos cheques que la esperan en Miami por su participación en Carlitos Way, la película que protagonizaron Al Pacino y Sean Penn en los noventa.

MANJARES. El chef del
Four Seasons, Matthias Zumstein, preparó un menú para todos los gustos: selección de canapés, crocante de eneldo con salmón ahumado, ensalada de vegetales, croquetas de risotto milanese, grisines con jamón crudo, shot de ostras con mango, satay de lomo con salsa de maní, fiambres, quesos y ensaladas, brochetas caprese, endibias con pato y queso azul, pepino con yogur y menta... También montó dos estaciones: la asiática (con sushi a la vista, pollo con maní y leche de coco servido con arroz asiático) y la mexicana (con selección de cebiches y cono de tortilla con ensalada de gambas). Los dulces, superelogiados, incluyeron bombones y trufas, mini-pastelería, paté de fruits, sorpresa de chocolate caliente y estación de granite a la vista. Mientras los invitados eligen algún manjar, 35 mozos ofrecen champagne Chandon Cuvée Reserve Chardonnay, vinos Terrazas Reserva Merlot y Terrazas Chardonnay, de la bodega Terrazas de los Andes), aguas, gaseosas y jugos de frutas.

LOS HEROES DE LA DAVIS.
Benditos sean entre todas las mujeres. La frase, ideal para David Nalbandian y José Chucho Acasuso. Inseparables, los héroes de la Copa Davis cuentan el día después del histórico triunfo ante Australia. “A las seis de la mañana ya empezaron a llamarme al celular y no paró nunca más”, comenta Acasuso. Nalbandian –que vino acompañado por el corredor de rally Marcos Ligato–, le pasa la receta anti-acoso: “Yo me fui a jugar al fútbol a una quinta y dejé el celu en el auto todo el día. ¡Cuando volví, tenía 40 mensajes! Todavía no los pude responder”.

AUSENTE CON AVISO. Gabriela Toscano es la única Ama de casa desesperada que no llega ni llegará. Avisó, claro, que faltaría a la cita. Una afección en los riñones la alejó por tres días de las grabaciones y también de la gala. Tenía listo el vestido de Sathya, sabía qué peinado y maquillaje usaría, pero el médico le exigió reposo.

HERMANOS Y CONCUBINOS
. Millie Stegmann, la única mujer que llega del brazo de un hombre. “Juan Segundo, mi hermano”, lo presenta a todos. Se sientan juntos. Charlan entre ellos. Se ríen.

–¡Qué compinches son…! –les arroja Virginia Lago al pasar.
–Es que tenemos mucho en común –cuenta Millie–. Somos los dos de Boca, de Tauro. Nos llevamos un año: yo nací el 3 de mayo y él el 4. Nos apasionan la tierra y la naturaleza, nos reconocemos cabezaduras y tercos, honestos, vulnerables, un poco celosos y sensibles. Por algo estamos pensando en irnos a vivir juntos…
–¿Van a poder? –pregunta la actriz de Montecristo.
–Nos entendemos con una mirada. Nuestro concubinato no tendría por qué funcionar mal.
(N. de la R. Millie es soltera, hace más de un año largo que se separó de su último novio, Víctor Tevah –productor de Pol-ka–. Juan es ex marido de la periodista María Belén Aramburu, con quien tuvo dos hijos, Bautista y Conrado).

NO ME RETEN, SOY PEÑA.Perdón, perdón, perdón…”, suplica a las once de la noche Florencia Peña, corriendo por las escalinatas del hall principal. “Es tardísimo, lo sé. Pero comprendan: entre Casados con hijos en la televisión, Sweet Charity en el teatro, un marido en mi casa, un hijo que pide ver a su madre de vez en cuando y estos compromisos, siempre llego tarde a todos lados. ¡No me reten, please!”. Una vez disculpada, algo más tranquila, confía: “Me va tan bien en todo, estoy tan plena y feliz, que tengo miedo de que se me caiga una maceta en la cabeza y se corte la racha”.
–Nena, no digas eso. Vos te merecés todo lo que te pasa –la reta Carola Reyna, quien la oye al pasar.
–Gracias. Vos porque me querés... ¿Y Boy? ¿Me hacés el favor de mandarle un beso al bombón de tu marido?
–Prometo, pero siempre y cuando vos me jures que nos juntamos a comer.
–¿Cuándo, dónde, cómo…? Ahora no tengo tiempo. Y si me lo hago, ponéle la firma que llego dos horas después.

VACUNADA.
Diálogo entre Paola Krum y Ernestina Pais:
Paola: De tanto ver tu campaña contra la rubéola, ayer fui y me vacuné. Bicho que anda dando vueltas por Buenos Aires, me lo agarro…
Ernestina: Supongo que no lo dirás por el bombón que tenés al lado…
Paola: Ja, ja, ja… No, claro que no. Con Joaquín (Furriel) estamos bárbaro. Es un divino. Incluso estamos pensando en mudarnos. Pero no te voy a contar mucho más, porque esto está lleno de periodistas…

CLICK, FOTO. Las chicas de El tiempo no para están instaladas en los sillones franceses del hall principal, recostadas, como en su casa. Belén Blanco arma unos cigarrillos. Muerta de risa, aclara: “Tranquilos, chicos, que este pasto es sólo tabaco. Y las carcajadas son porque… Porque Valentina…”. La frase la termina Bassi: “Es que trajimos la cámara digital para tener nuestra propia versión de la fiesta y nos tentamos. Parecemos cholulas…”.

EL COLMO DE UNA ACTRIZ. La pregunta fue dirigida a las damas éxito de la televisión: “¿Qué las irrita más de la popularidad?”. Aquí, las respuestas…
Belén Blanco: “Que vengan a hacerme una nota y ni sepan quién soy. Hace años que actúo. Si no me conocen, que se metan en Internet y averigüen”.
Erica Rivas: “Que una revista titule: ‘Erica Rivas jura que adora a Rodrigo de la Serna’. Obviedad. ¿Cómo no lo voy a querer si hace siete años que estamos juntos?”.
Isabel Macedo: “Que me pregunten por mis ex, mis actuales y futuros amores. ¿Por qué le importará tanto a la gente la vida privada de los otros?”.
Celeste Cid: “Que me ofrezcan papeles aburridos o dramáticos por mi imagen angelical. Yo puedo hacer cualquier papel, y creo que lo demuestro”.
Romina Ricci: “Que me pregunten qué tal es trabajar con Fito. Es obvio que si acabo de filmar una segunda película con él (¿De quién es el portaligas?), nos llevamos bárbaro”.

ADIOS, ADIOS.
La Señora está al partir. Millie Stegmann la despide y le pregunta por su nieta: “Juanita y Ambar se van a instalar en Chile. Estoy un poco triste, pero Santiago queda cerca: me tomaré un avión o se lo tomarán ellas. Igual, sé que las voy a extrañar mucho”, le cuenta Mirtha Legrand. David Nalbandian y José Acasuso le piden una foto. Encantada, posa junto a los héroes de la Davis. Tras el flash, el rubio pide: “¡Esta me la mandan a casa, que la quiero poner en un cuadrito!”. Rápida de reflejos, Mirtha aprovecha para invitarlos a sus almuerzos y felicitarlos.

EL NEGRO: UN MAESTRO. Yo te amo, Negrito. Sos un loco hermoso”, le dice Nacha Guevara a Rubén Rada. Con cuarenta años de carrera, eminencia total del candombe uruguayo, e invitado de luxe con su banda para ponerle un poco de baile a la gala, El Negro llega y se hace notar. Por su peinado cuidadosamente despeinado, por su look bien caribeño, por esa cara redonda, por ese carisma. Tras el último disparo de la cámara, tras la tapa de los 41 años de GENTE, Rada se pone en acción.

Entonces, show, show y show. El Negro, al micrófono, comienza con lo mejor de su repertorio. Canta La mana, canta Capullito de Alelí, canta Flowers in the night (del nuevo disco de Ritchie Silver), canta Amándote (de Jaime Roos), canta Cuando yo me muera… Y ellas, todas, bailan. Nacha, Millie, Mónica Ayos, Viviana Saccone, Gaetani y Pais lo rodean al meno de sus caderas…
Poco después, esta confesión. “¿Por qué tanto éxito con las mujeres? Lo mío es muy simple: tengo buena onda, ¡y no me creo el rey!”. Rada, ha dicho.

Y la fiesta, la gala anual aniversario recién comienza.

Paola Krum, Natalia Oreiro, Araceli González, Celeste Cid,  Mirtha Legrand, David Nalbandian, Florencia Peña.

Paola Krum, Natalia Oreiro, Araceli González, Celeste Cid, Mirtha Legrand, David Nalbandian, Florencia Peña.

Romina Ricci, Nacha Guevara,  Luisana Lopilato, Mercedes Morán, José Acasuso, Valentina Bassi, Romina Gaetani y Viviana Saccone De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo: Julieta Ortega, Jorgelina Aruzzi, Carola Reyna, Isabel Macedo, Millie Stegmann, Andrea Bonelli, Ernestina Pais, Mariana Fabbiani, Andrea Pietra, Erica Rivas, Mónica Ayos, Virginia Lago y Belén Blanco.

Romina Ricci, Nacha Guevara, Luisana Lopilato, Mercedes Morán, José Acasuso, Valentina Bassi, Romina Gaetani y Viviana Saccone De izquierda a derecha y de arriba hacia abajo: Julieta Ortega, Jorgelina Aruzzi, Carola Reyna, Isabel Macedo, Millie Stegmann, Andrea Bonelli, Ernestina Pais, Mariana Fabbiani, Andrea Pietra, Erica Rivas, Mónica Ayos, Virginia Lago y Belén Blanco.

Julieta Ortega, Jorgelina Aruzzi, Carola Reyna, Isabel Macedo, Mariana Fabiani, Andrea Pietra y Erica Rivas.

Julieta Ortega, Jorgelina Aruzzi, Carola Reyna, Isabel Macedo, Mariana Fabiani, Andrea Pietra y Erica Rivas.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig