Ahora leyendo
La autopsia de George Floyd arrojó un dato inesperado

La autopsia de George Floyd arrojó un dato inesperado

Redacción Gente

El médico forense local reveló una afección en el cuerpo del afroamericano asesinado por Derek Chauvin, el policía blanco.

George Floyd y la agradesión que lo llevó a la muerte.

Si bien la muerte de George Floyd, como se suponía (y pudo verse a través de la desgarradora filmación en la que el hoy ex agente Derek Chauvin lo retiene en el suelo, con su rodilla, hasta quitarle la vida), se debió a un paro cardiopulmonar, o la detención de su corazón, producto de asfixia, una nuevo dato revela algo inesperado: el afroamericano de 46 años recientemente había dado positivo en el test de COVID-19.

Así lo determinaron los resultados finales de la autopsia publicados por el doctor Andrew Baker, médico forense en jefe del condado de Hennepin, perteneciente al estado de Minnesota, donde se desarrolló el hecho. Su conclusión: “homicidio, como consecuencia de la sumisión, la restricción y la compresión del cuello”.

Derek Chauvin detenido.

La autopsia del condado, además confirma que Floyd tenía varios moretones y cortes en la cabeza, cara, boca, hombros, brazos y piernas, pero no encontró evidencias de que esas heridas lo hubiera matado directamente.

También agrega que tenía una enfermedad cardíaca y antecedentes de hipertensión arterial. Un informe preliminar de toxicología encontró niveles moderados de fentanilo (analgésico) y metanfetamina (psicoestimulante).

Floy había dejado de vivir el 25 de mayo, al sur de la ciudad de Minneapolis, estado de Minnesota, luego de que Derek Chauvin mantuviera su rodilla en el lado derecho de su cuello durante 8 minutos y 46 segundos (según la denuncia penal contra Chauvin, 2’53” de ese tiempo transcurrieron después de que Floyd dejara de responder).

Los homenajes a Floyd donde fue asesinado.

El hecho dio inicio a una ola de protestas en contra del racismo, que desencadenó en hechos de violencia (reclamos, saqueos, incendios) en los Estados Unidos y la declaración del estado de sitio en cuarenta de sus ciudades (entre ellas su capital, Washington DC).

Puede interesarte

Además, obligó al presidente Donald Trump a refugiarse en el bunker de la Casa Blanca, abriendo un nuevo desafío social en el país ya más castigado por infectados y muertos a raíz del coronavirus.

Ir Arriba