“Javier es mi primer novio, mi único amor” – GENTE Online
 

“Javier es mi primer novio, mi único amor”

Actualidad
Actualidad

Sólo tiene 16 años, pero hace mucho que dejó los ositos de peluche y las cosas típicas de una adolescente. A Romanela Amato la vida le está pasando demasiado rápido. Y ella lo sabe y se hace cargo: “Empecé a trabajar a los trece. Abandoné el secundario porque los viajes me impedían seguir una cursada normal y tuve que rendir tercero libre. Después, en cierta forma, dejé mi casa de Paraná, Entre Ríos, y me vine a vivir sola a Buenos Aires. Enseguida llegaron las campañas en el exterior y… ¡acá estoy ahora! Hasta dando explicaciones de mi vida privada”, dice entre risas, y lista para posar frente a la cámara como toda una experta.

Su gran bautismo de fuego fue hace un año, cuando debutó en Punta del Este en el desfile de Roberto Giordano. “A pesar de que tenía el permiso de mis papás –Gustavo y Lucrecia, quien también fue modelo–, cuando Roberto dijo que tenía sólo 15 años todos empezaron a buscarme. ¡Para la prensa era la nueva lolita! No me quedó otra que agarrar mis cosas y salir corriendo del lugar, porque no estaba preparada para tanta exposición”, reconoce hoy.

Después se ganó un nuevo rótulo: el de “la sucesora de Valeria Mazza”. No fueron pocos los que compararon el parecido físico entre la teen y la top. Y eso de que las dos sean oriundas de Paraná ayudó –y mucho– a la hora de las coincidencias. Desde entonces, los teléfonos de Mayger Models –la agencia que maneja su carrera–, no pararon de sonar… Romanela fue la cara mundial de Nivea, firmó un jugoso contrato con la firma mexicana Telmex y hasta se subió al escenario de los MTV Video Music Awards para premiar al mismísimo Robbie Williams.

Ahora es el celular de esta chica de 1,69 de altura y 83-59-88 de curvas el que no tiene paz. “Cuando aparece ‘número desconocido’ o ‘privado’, ni respondo”, confía. Sin embargo, doce meses atrás hubo una llamada que sí atendió. Del otro lado de la línea, Javier Saviola (25), a quien había conocido en un boliche de Puerto Madero, la invitaba a salir: “Nos cruzamos cinco meses antes del Mundial, y al otro día me llamó. Yo estaba viviendo un momento muy difícil, porque mis papás se estaban separando. Necesitaba tener al lado a alguien que me escuchara y me contuviera, y justo apareció Javi. De entrada la relación fue sólo de amigos.Nunca antes había tenido novio, y estaba con esas dudas y miedos típicos de una chica de 15. Y él andaba muy concentrado en lo que se venía: el Mundial de Alemania”.

El romance arrancó sin anuncios de ningún tipo, y lograron mantenerlo oculto hasta semanas atrás, cuando fueron juntos al torneo de tenis de Conde de Godó, en Barcelona, y se besaron públicamente en el palco. Los chicos se ganaron la tapa de los medios españoles. Y aquí el revuelo no fue menor. “No puedo creer la trascendencia que le dieron; con Javier todavía estamos muy sorprendidos”, asegura la novia de Saviola.

–¿Planearon esa presentación en público?
–¡Te juro que no! Es más: ésta no es la primera vez que salimos juntos a ver un espectáculo. El tema fue que como justo esa semana se estaba hablando tanto del pase de Javier, un fotógrafo nos nos sacó una foto en el momento en que nos estábamos dando un beso.

–¿Después de eso, qué…?
–¡Un caos! Porque salimos en la tapa de Marca (el diario deportivo de mayor tirada de España), la foto llegó a todos los medios argentinos y comenzaron a decirse un montón de pavadas. Que yo estaba con él por la fama o por la plata… Estupideces. Mi celular no paraba de sonar. Mis amigos y familiares llamaban para preguntar si todo lo que se decía era verdad.

–¿Tus papás sabían de esta relación?
–Claro que sabían, porque yo les cuento todo. A ellos también les sorprendió la repercusión. Todavía no lo conocen a Javi personalmente, pero ya llegará el momento. Igual, ellos me apoyan en todo: “Si sos feliz y estás enamorada, dale para adelante”, me dicen.

–¿Qué cosas te enamoraron de Javier?
–Primero, su humildad. Porque por lo general los famosos te pasan por al lado y ni te miran. Y él es todo lo contrario. Es como cualquier chico de barrio, un tipo común y sencillo. Y después, me encanta que sea un caballero, una persona atenta y romántica.

–¿Cuestasostener la relación a la distancia?
–Y sí… ¡Vivimos hablando por celular y por Internet! A la que más le cuesta es a mí: trato de entender que la cosa es así, y aguanto. Sé que él no va a dejar el fútbol por mí, ni yo voy a dejar mi carrera para ser “la novia o la mujer de…”. También sueño con tener una familia, ser madre, pero antes quiero ser una profesional reconocida.

–Se dijo que estabas pensando en irte a vivir a España con él. ¿Es cierto?
–Por ahora no. Porque tengo muy en claro lo que quiero, y si bien mi novio está en Europa, yo tengo una profesión acá. Si se da la chance de seguir mi carrera afuera, mucho mejor. Si no, me tengo que quedar a trabajar en el país, o donde me toque. Igual sé que nuestra relación está firme.

–Hace poco Carolina, la esposa de Diego Simeone, nos confesó que un día el Cholo le dijo: “Elegí: o tu trabajo como modelo o nuestra relación”. ¿Vos qué harías si Saviola te planteara lo mismo?
–Seguro que me decidiría por él, pero cuando tenga mi carrera hecha. Hoy, por amor, no voy a dejar mi profesión: eso lo tengo muy claro. Quiero trascender y hacer mi futuro como Romanela Amato. Javier es mi primer novio, mi único amor. Lo adoro, pero todo lleva su tiempo, y él sabe lo mucho que me gusta mi trabajo.

–¿Ya lo hablaron?
–Sí, porque tanto él como yo empezamos nuestras carreras de muy chicos. El a los 16 y yo a los 13. Por eso nos entendemos y respetamos. Claro que nos extrañamos y queremos compartir más tiempo. Sin embargo, también esto sirve para que la relación madure. Yo sé que por más que Javi se vaya a jugar a la China, siempre vamos a estar juntos.

A los 13 años ya trabajaba de modelo. Romanela infarta con sus 83-59-88 de curvas. Dice que apunta a tener una carrera tan exitosa como la de Valeria Mazza –entrerriana como ella–, con quien muchos la comparan.

A los 13 años ya trabajaba de modelo. Romanela infarta con sus 83-59-88 de curvas. Dice que apunta a tener una carrera tan exitosa como la de Valeria Mazza –entrerriana como ella–, con quien muchos la comparan.

“<I>Cuando conocí a Javier, estaba pasando un momento muy difícil: mis papás se estaban separando y necesitaba tener al lado a alguien que me escuchara y me contuviera</i>”.

Cuando conocí a Javier, estaba pasando un momento muy difícil: mis papás se estaban separando y necesitaba tener al lado a alguien que me escuchara y me contuviera”.

“<i>De Javi me enamoró su humildad. Es como cualquier chico de barrio, un tipo común y sencillo. Me encanta que sea un caballero, una persona atenta y romántica</i>”.

De Javi me enamoró su humildad. Es como cualquier chico de barrio, un tipo común y sencillo. Me encanta que sea un caballero, una persona atenta y romántica”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig