Ivana Figueiras muestra su pancita de 4 meses – GENTE Online
 

Ivana Figueiras muestra su pancita de 4 meses

Actualidad
Actualidad

Una estatua de Devi, diosa hindú de la fertilidad, corona la entrada de la casa en la que vive junto a su mamá y su hija Juana (7). “¡Ojo! Dicen que tiene poderes”, bromea Ivana Figueiras (28), embarazada de cuatro meses y medio, en pareja con el modelo Tomás Guarracino (25). Invita a “ponerse cómodos” y “tomar algo”. La mesa de la cocina ofrece una amplia variedad de gaseosas, sándwiches, medialunas y masitas.

“Recién ahora puedo comer, porque los primeros tres meses me sentí medio mal y no tenía hambre”. ¿Antojos? “¡Por suerte, ninguno! Lo que sí tengo es más sueño que de costumbre, y me siento hinchada”, cuenta la modelo y empresaria, dueña de la marca de lencería Pompavana. Antes de arrancar con la primera toma fotográfica, envuelta en un kimono de su autoría, lanza: “No entiendo a las embarazadas que se ven sexys. Lo leo en muchas notas, pero a mí no me pasa. Es fuerte ver cómo te cambia el cuerpo”.

–¿Cómo te sienta la dulce espera?
–¡Me siento gorda! Y no me gusta nada que me toquen la panza. Es más: las panzas de embarazada siempre me dieron mucha impresión. Es muy lindo igual... ¡pero la ropa te va quedando chica! Por nueve meses estás en constante transformación. Trato de disfrutarlo, pero no me siento en mi mejor momento.

–¿Qué diferencias notás con tu primer embarazo?
–Aunque fue una sorpresa, esta vez lo vivo con mucha tranquilidad. Cuando tuve a Juana acababa de cumplir los veinte. Tenía muchos miedos, y lo hacía todo más trágico. No sabía lo que venía y sentía que tenía que estar más con el padre.

–¿Te pesan los mandatos sociales?
–Antes sí. Pero hace rato que me dejaron de importar. Porque ves a tu alrededor tantas parejas que están hace mil años juntos y se engañan o son infelices. Por eso creo que uno tiene que buscar la felicidad como pueda, sin juzgar y tratando de hacer el propio camino, sin mirar al resto. Obviamente que es algo difícil, pero intento ponerlo en práctica. No me interesa el qué dirán.

“¡Por suerte no tengo antojos! Aunque sí más sueño que de costumbre, y me siento hinchada”, cuenta Ivana, ex de Sebastián Ortega y dueña de la firma de lencería Pompavana.

“¡Por suerte no tengo antojos! Aunque sí más sueño que de costumbre, y me siento hinchada”, cuenta Ivana, ex de Sebastián Ortega y dueña de la firma de lencería Pompavana.

“¡Me siento gorda! Y no me gusta nada que me toquen la panza. Es más: las panzas de embarazada siempre me dieron mucha impresión”

“¡Me siento gorda! Y no me gusta nada que me toquen la panza. Es más: las panzas de embarazada siempre me dieron mucha impresión”

En mayo tuvo su primera cita con el modelo Tomás Guarracino en la cancha de River. Desde entonces –aunque él vive en Nueva York– son inseparables. A los tres meses se enteraron de que estaban embarazados. Esperan para fines de abril una beba, a la que llamarán Cala.

En mayo tuvo su primera cita con el modelo Tomás Guarracino en la cancha de River. Desde entonces –aunque él vive en Nueva York– son inseparables. A los tres meses se enteraron de que estaban embarazados. Esperan para fines de abril una beba, a la que llamarán Cala.

“Los dos embarazos que tuve no los busqué... y el que busqué durante todo un año... (con Sebastián Ortega) no se dio. A veces, cuando no pasa es porque así tiene que ser”

“Los dos embarazos que tuve no los busqué... y el que busqué durante todo un año... (con Sebastián Ortega) no se dio. A veces, cuando no pasa es porque así tiene que ser”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig