Grecia vuelve a celebrar una boda real después de 57 años: el príncipe Philippos de Grecia se casó con Nina Flohr en Atenas – GENTE Online
 

Grecia vuelve a celebrar una boda real después de 57 años: el príncipe Philippos de Grecia se casó con Nina Flohr en Atenas

El príncipe Philippos de Grecia, hijo del ex rey de Grecia Constantino y Ana María de Grecia, contrajo matrimonio con la heredera y empresaria de aviones, Nina Flohr, este sábado en Atenas.
Internacional
Internacional

Después de medio siglo volvió a celebrarse una boda real en Atenas. El príncipe Philippos de Grecia, hijo del ex rey de Grecia Constantino y Ana María de Grecia, celebró su casamiento junto a Nina Flohr, en la catedral metropolitana. 

Grecia es considerada una república desde el año 1973 cuando se firmó un referéndum que abolió la monarquía,  luego de que en el año 1967 los reyes fueran obligados a exiliarse por no condenar el golpe militar sucedido en aquella época.  Así Constantino debió vivir durante 46 años en el exterior junto a su familia. Philippos es el último hijo del rey y el único que ha podido celebrar su casamiento en sus tierras de origen. 

Su prometida, hoy en día con el título de princesa de Grecia y Dinamarca, es una heredera y empresaria suiza de aviones privados. La pareja se conoció en el año 2018, dando su primera aparición en público  en la boda de la princesa Eugenia de York y Jack Brooksbank. 

En diciembre de 2020 Philippos y Nina se casaron por civil en la exclusiva estación de esquí helvética de Saint-Moritz, y con escasos invitados debido a la pandemia. Según lo trascendido por la prensa griega la celebración religiosa del sábado tuvo mayor número de invitados con amigos y familiares, e incluso algunos famosos.

La novia y dueña de la compañía Vista Jet, vistió un majestuoso vestido de corte princesa con escote barco y un gran lazo bajo el pecho, diseñado por Chanel, al igual que ya hizo en la ceremonia civil, que complementó con un velo XL. Coronó el conjunto con la delicada tiara Antique Corsage, al igual que ya hicieron sus cuñadas en sus respectivas bodas. Se trata de una elegante pieza creada para la reina Victoria de Suecia, que heredó Ingrid de Dinamarca, la abuela del contrayente.

A pesar de las disputas que pudo tener el pasado la sociedad con sus antiguos reyes quien fue ovacionado sorpresivamente a la entrada de la iglesia fue el rey Constantino de 81 años de edad. El mismo llegó al lugar en silla de ruedas acompañado por su mujer y se emocionó al escuchar gritos y vitoreos de apoyo en un día tan especial para la familia real.

Más información en gente.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig