Ahora leyendo
El segundo incendio más devastador en la historia de California ya se llevó más de 800 mil hectáreas. Los videos y las fotos de su mayor tragedia natural del siglo

El segundo incendio más devastador en la historia de California ya se llevó más de 800 mil hectáreas. Los videos y las fotos de su mayor tragedia natural del siglo

Leo Ibáñez

En este momento hay 24 focos de incendios forestales activos en 22 condados del Oeste estadounidense y 120 mil hogares sin energía. Las temperaturas ascendieron a los 49 grados.

Los pronunciados vientos que se prevén para esta semana en distintas zonas del estado preocupan sobremanera: pueden aumentar los focos. Más de catorce mil bomberos han sido dispuestos para la emergencia.

Un infierno de 49 grados ha provocado, hasta la fecha, el segundo incendio más grande en la historia del estado. Sí, nada menos que de California: el más poblado de los Estados Unidos, con cincuenta millones de habitantes, y hoy el más preocupado a causa de la marcha del avance inusitado del fuego.

Tales vientos (de 40 a 65 kilómetros por hora) determinaron un “alerta roja” en la cordillera de la Sierra Nevada, al este de California. La baja presión tampoco contribuye a los pronósticos favorables. El humo obstaculiza el transporte por aire de las personas cercadas por las llamas.
Algunas de las viviendas atacadas por las llamas. En Creek, en el Valle Central, un operativo aéreo pudo rescatar a doscientas personas que acampaban en la zona.

Todo comenzó durante la “primera oleada”, como paradójicamente la llaman: en agosto, la época del verano norteamericano más propensa al fuego, debido al clima, que varía entre árido a subártico. Sin embargo, nadie esperaba la virulencia que impondría la “segunda oleada”, a la vez acompañada de baja presión y vientos veloces, el combo perfecto para convertir al área del Oeste norteamericano en un sitio peligrosamente apto para la multiplicación de incendios.

Ante esta situación, el principal proveedor eléctrico de la región, Pacific Gas & Electric, anunció nuevos cortes. Hoy hay más de 120 mil clientes sin electricidad.

Y así sucedió, consolidando en los últimos días un desastre natural que ya se empecinó contra ochocientas mil hectáreas de verde y bosque, dañó/destrozó cerca de cuatro mil estructuras y dejó a 120 mil hogares sin electricidad. Una cifra que puede aumentar, ya que, ante esta grave situación, el principal proveedor eléctrico de la región, Pacific Gas & Electric, anunció nuevos cortes de suministro para evitar que las líneas caídas produzcan nuevos incendios.

En este momento se está transitando la “segunda oleada”. La inicial había llegado a mediados de agosto. En aquella, los fuegos se concentraron en el norte de California. Ahora en el Centro y el Sur, con tres grandes focos en Los Ángeles, San Diego y Sierra Nevada.
Hasta la fecha, a causa del fuego, en el Oeste estadounidense perecieron no menos de siete personas y se destruyeron o dañaron cerca de cuatro mil estructuras.

Lo cierto es que, con temperaturas bastante superiores a las habituales (49 grados resulta demasiado), el estado de California teme batir su propio récord de terreno abrasado por las llamas. Porque allí no sólo preocupa saber que es la primera vez en treinta y tres años que se supera semejante superficie quemada: lo más grave para sus habitantes radica en que, según los especialistas, tales incendios podrían seguir reiterándose por otros dos meses.

Puede interesarte

Fotos: Redes sociales.

Ir Arriba