“Hoy no podría entregar mi cuerpo y mi corazón a otro hombre” – GENTE Online
 

“Hoy no podría entregar mi cuerpo y mi corazón a otro hombre”

Actualidad
Actualidad

Estoy juntando el corazón en pedacitos”, confiesa Evelyn von Brocke (45), la periodista de Bendita, el programa que conduce Beto Casella por Canal 9, aceptando que transita el momento más difícil de su vida. “Es que aunque a muchas no les guste, yo me casé para toda la vida, y Fabián era el hombre que elegí para siempre. No me da pudor admitirlo. Ahora estoy separada y no me gusta, pero me estoy adaptando de a poco mientras sumo cambios a mi vida. Por ejemplo, abrí mi cuenta de Twitter (@VonBrockeEvelyn), y reemplacé el pijama, que era mi compañero después del divorcio, por un camisón sexy”, explica después de su agotadora clase de gym, siempre muy bien aconsejada por su entrenador personal, Bruno Calvagni, quien la exigió a fondo el domingo, sin importarle la lluvia que arreciaba por la tarde en las Barrancas de Belgrano: una hora a puro trote, sentadillas y ejercicios para mantener las curvas en muy buena forma. A saber, la panelista, después de la separación, ocurrida como sabemos en enero, bajó varios kilos –no diremos cuántos, por caballerosidad– y luce delgada y más turgente que en el pasado, más allá de que la ruptura, que le pesa, y cómo.

–¿Tan triste estás o, como dice Chiche Gelblung, “te sacaste al plomo de encima”?
–Chiche es muy gracioso e inteligente, pero no la estoy pasando bien. Por supuesto que estoy mejor que hace medio año, cuando me separé. Era para toda la vida y acá me ves. Sola.

––Perdón, pero después de que se te vinculara al ex de Patricia Miccio, Beto Vijnovsky, ahora el chisme dice que salís con Roberto Livingston, fan de las motos, integrante del grupo motoquero Los Piyus, de Capilla del Señor.
–Todas mentiras, inventos... Cuando salga con un señor lo voy a decir. Ahora no estoy en condiciones de empezar una relación. Hoy no podría entregar mi cuerpo y mi corazón a otro hombre. ¿Para qué te voy a mentir...?

––¿Fabián Doman, tu ex, nunca te engañó? ¿No te dio indicios de que estaba con otra? ¿No era mujeriego?
–No, para nada. Si no tenía tiempo... Se levantaba a las cuatro y media para hacer su programa, volvía a casa, dormía un rato y salía otra vez para el canal. Lo veías siempre adentro de la tele. Eramos muy compañeros. Muy de hacer todo juntos. Excepto las cuestiones de laburo. Yo nunca hice portación de apellido. Todo lo que conseguí fue por mis cualidades periodísticas.

––¿Y ahora te sentís decepcionada?
–No. Yo lo que digo es que siempre tuve vocación de matrimonio y pensé que era para toda la vida. Todo lo que hice fue en función de eso. Pero si falta el amor, no se puede seguir. Te quiero aclarar que de mi lado no falta.

––El dice que tuvieron varias charlas, como que te lo anticipó, pero que vos no fuiste haciendo el duelo antes de separarse, y él sí...
–Mirá. No voy a entrar en detalles, porque son parte de mi intimidad, pero lo que él me comunicó en su oportunidad no era concreto. A veces los hombres utilizan un mecanismo, rara habilidad, para que la mochila la cargue el otro. No cuento quién tomó la decisión. Pero los hombres agarran el bolso con cualquier argumento.

––¿Faltó pasión, sexo quizá?
–No, para nada. Si en enero de este año nos fuimos solos a Turquía y la pasamos muy pero muy bien. Preguntale a Fabián si no fue así.

––El dice precisamente que en enero, en Pinamar, tomó la decisión de separarse.
–Lo de Pinamar fue antes. ¿Para qué fue a Turquía conmigo entonces? Te aseguro que a solas no la pasó nada mal. Por lo menos no me lo demostró. Dio la sensación de haber disfrutado mucho.

––¿Ahora tenés más propuestas amorosas que antes?
–Siempre las tuve, y se las contaba a Fabián.

––¿Y él qué decía?
–Se reía mucho. Yo no tenía ojos para nadie, y menos en el trabajo. Jamás mezclé lo laboral con lo afectivo. Además, no funciono en parejas ocasionales. Necesito tener un sentimiento para comenzar algo con un hombre.

––¿Te sentís muy sola?
–Hay un concepto de que es fácil separarse, pero te puedo asegurar que no, al contrario. Yo la pasé re mal... Ahora sigo elaborando el duelo. Están mis hijos –por quienes doy la vida–, mis amigas y amigos.

––¿Qué recuerdos tenés de él?
–Los mejores. Nos conocimos en Alemania, en un viaje de trabajo. Tardó un año en conquistarme. Recuerdo que me dijo: “Yo con vos me voy a casar”, comiendo un sándwich con mayonesa. Yo odiaba la mayonesa en los sándwiches y pensé: “Este está loco”. Y me enamoré, me cautivó, me obnubiló. Soñamos un futuro juntos... Todavía no lo puedo creer.

––¿Qué sentís cuando pide a gritos que te pongas de novia?
–Me da tristeza verlo tan poco caballero, cuando hasta hace muy poco lo era.

––¿Cuánto te dolió saber que salió con otra mujer?
–Bastante, pero me lo guardo.

––Criticaste que Carolina Nuin, la mujer con la que sale tu ex, tuviera varias fotos en bikini, mostrando sus virtudes físicas.
–Está bien hasta que tenés 35 años, pero a los 40, si de cinco fotos que subís cuatro son en bikini, evidentemente tenés una mentalidad un poco liberal.

––¿Te arrepentís de algo?
–De nada. Siempre fui una mujer de su casa al trabajo y del trabajo a su casa. Salté de la niñez a la adultez sin red, y eso me curtió. Hoy soy una mujer que sufre, pero muy fuerte, y con mucho amor para dar.

Domingo por la tarde, bajo una lluvia intensa. Evelyn trota por las Barrancas de Belgrano, bajo la atenta mirada de su entrenador personal, Bruno Calvagni. Desde su ruptura, se la ve más delgada y sexy.

Domingo por la tarde, bajo una lluvia intensa. Evelyn trota por las Barrancas de Belgrano, bajo la atenta mirada de su entrenador personal, Bruno Calvagni. Desde su ruptura, se la ve más delgada y sexy.

Fabián y Evelyn en el hotel Alvear en noviembre, donde él formó parte de la Tapa de los Personajes del Año de GENTE 2012. Ella estaba radiante y él feliz por la distinción. Fue la última foto juntos en un evento. Dos meses después se separaban.

Fabián y Evelyn en el hotel Alvear en noviembre, donde él formó parte de la Tapa de los Personajes del Año de GENTE 2012. Ella estaba radiante y él feliz por la distinción. Fue la última foto juntos en un evento. Dos meses después se separaban.

Evelyn mira fijo a los ojos de Bruno, su entrenador personal, quien le indica los ejercicios a seguir para perder kilos y ganar salud. En poco tiempo, la periodista logró  excelentes resultados y se ve más sexy que cuando estaba casada con Doman.

Evelyn mira fijo a los ojos de Bruno, su entrenador personal, quien le indica los ejercicios a seguir para perder kilos y ganar salud. En poco tiempo, la periodista logró excelentes resultados y se ve más sexy que cuando estaba casada con Doman.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig