«Hoy, muchos hombres nos tienen miedo» – GENTE Online
 

"Hoy, muchos hombres nos tienen miedo"

Actualidad
Actualidad

El oro de Santo Domingo, aunque reciente, ya es historia. Las Leonas ahora
posan frente a cámara vestidas como guerreras. Lucen polleras cortas
-"exageradamente cortas", corrige Cecilia Rognoni-. La producción fotográfica se
extiende durante poco más de quince minutos, el tiempo acordado de antemano.
Soledad García, con una exquisita cadencia cordobesa, ruega: "Aflojen un poquito
que no somos modelos"
. Están de paso en Buenos Aires, su escala previa a una
nueva gira por Holanda. Dos novios esperan en el salón contiguo. Uno más está en
camino, en vuelo directo desde Rosario. Y Rognoni dice que tiene un compromiso
con Susana Giménez. "Tenemos muy poco tiempo para descansar y estar con nuestras
parejas… ¿La entrevista la hacemos por teléfono?"
, sugieren Sole García, Aye
Stepnik y Lucha Aymar. Y no aceptan un no como respuesta, claro.

Lunes 18 de agosto, comunicación telefónica con Amsterdam. Habitación 511 del
hotel Novotel.

-¿Adónde encuentran nuevos estímulos para cada torneo?
Luciana:
-El mayor es defender los colores de la Argentina. Y es lo mismo en un
Panamericano, en la Champions o en un Mundial.
Ayelén: -Queremos sumar siempre. En Santo Domingo la motivación mayor era
clasificar para las olimpíadas de Atenas 2004.
Cecilia: -Y ahora son las olimpíadas, la medalla que nos falta.
Soledad: -Teníamos que ganar todos los partidos. Queríamos mostrar nuestro mejor
nivel.
Luciana: -Pero sin sobrar a las rivales, desde la humildad.

-¿Les pesa la obligación de ganar siempre?
Luciana:
-No. Al último Mundial y a la última Champions Trophy fuimos como
favoritas y nos fue bien. La presión nos juega a favor.
Cecilia: -Sí. Salimos a ganar contra cualquiera.

-¿Qué las convierte en jugadoras diferentes, requeridas por los clubes de países
que hoy son potencia?
Ayelén:
-La diferencia está en la garra que ponemos en cada partido.
Luciana: -No nos gusta perder a nada.
Soledad: -Sentimos la camiseta de una forma diferente, sabemos lo que cuesta
integrar un seleccionado y representar al país.

-¿En qué momento las hacen sentir las mejores del mundo?
Ayelén:
-Muchas jugadoras nos toman como referentes. Cuando terminó el partido
contra República Dominicana (ganamos 25-0), algunas de las rivales salían
llorando y nos decían: "Gracias por darnos la posibilidad de jugar contra
ustedes…
".
Soledad: -Pero son muy pocas las jugadoras que reconocen públicamente los
méritos de otros equipos. Vivimos en un mundo de mujeres, tan complicadas y
envidiosas como todas… las mujeres.
Luciana: -Antes, nosotras entrábamos a jugar contra Australia y se nos ponía la
piel de gallina, y creo que eso mismo les debe pasar hoy a los equipos que
juegan contra las Leonas.
Cecilia: -¡Si después de los Panamericanos perdimos un amistoso contra Australia
y lo festejaron como si hubiesen ganado un Mundial!

-¿Qué cosas cambiaron en sus vidas con el furor de las Leonas?
Luciana:
-Hoy nos reconocen hasta los que no entienden de hockey.
Soledad: -Está bueno, pero no muero porque me miren en la calle…
Cecilia: -Ahora vivimos observadas y nos tenemos que portar bien afuera de la
cancha. De a poco, nos fuimos acostumbrando. ¡Pero mi hermana dice que salir
conmigo es un plomazo!

-Imagino que los señores hoy las ven más lindas…
Luciana:
-Es que ahora los chicos nos ven por la tele y eso genera fantasías…
Pero no creo que haya una tribuna pensando: "¡Qué buena que está Lucha Aymar!"…

-Bueno, es hora de que comience a creerlo…
Luciana:
-(Ríe). ¡Es mentira! Los chicos nos miran un poco más, pero no
exageremos.
Soledad: -Además, los que ahora se acercan, antes ni te miraban.
Cecilia: -Pero otros se inhiben, sí, hoy muchos hombres nos tienen miedo. En Mar
del Plata me encaró un chico y cuando supo quien era yo, me dijo: "Disculpá, no
te quería molestar"
, y se fue.

-¿Cómo conviven dieciséis mujeres durante las giras? Imagino un mundo de celos,
competencia, envidia…
Cecilia:
-Ya nos conocemos hasta los humores y altibajos de cada una. Sabemos
que Magui Aicega se pasa el día hablando pavadas o que Pao Vukojicic tiene un
pésimo humor…
Ayelén: -Este es un grupo espectacular. Quizá, las más perjudicadas somos Lucha
y yo, porque compartimos habitación con Sole y tenemos que soportar su cuarteto
todo el día…

-¿Es duro el hockey a nivel de selecciones?
Cecilia:
-Es muy fuerte, y nunca falta la que te pega un palazo de más… Y hay
chicas que te dicen cosas terribles.
Soledad: -Lucha es una gran insultadora.
Luciana: -(Ríe), Ceci, Sole y yo somos las que más contacto tenemos con la bocha
y por eso somos también las que más cobramos. Y cada tanto se me cae algún
insulto…

-¿Cómo resisten sus parejas tantos viajes?
Soledad:
-La paciencia de mi novio es increíble. El me conoció cuando ya estaba
en la selección, así que está acostumbrado.
Ayelén: -Nos aguantan todos los viajes, pero nos entienden y apoyan. A veces se
ponen un poquito celosos, pero nada más. Mi novio es Juan Pablo Alliani,
nombralo porque si no se pone celoso…
Luciana: -Cuando volví de Santo Domingo, apenas vi a mi novio unas horas. El me
banca las giras porque también vive en el deporte: es Sebastián Cobelli, ex
Newell's, hoy en Belgrano de Córdoba.

-¿Y usted, Rognoni?
Cecilia: -
Yo estoy sola desde hace un tiempo. Ahora vivo en Holanda y allá las
cosas son diferentes, no se acerca ni un solo tipo…

-En la cancha, ¿quién acapara todas las miradas masculinas?
Luciana:
-Magui Aicega, sin dudas. Siempre le decimos que la mitad de los chicos
que van a la cancha son sus admiradores…
Cecilia: -¡Lucha y Aye no se quedan atrás! Cuando salen se clavan unos aros
enormes, se empilchan con todo, se planchan el pelo…

-¿También se producen antes de salir a la cancha?
Cecilia:
-Imposible: la que se maquille sabe que se come una gastada general.
Algunas se ponen la pollera más cortita, pero dicen que es por comodidad…

-A partir del éxito de las Leonas han surgido en la Argentina una enorme
cantidad de directores técnicos espontáneos…
Luciana:
-(Interrumpe). ¡Ahora todos saben de hockey! Siempre aparecen los que
se las saben todas y nos dicen cómo jugar…
Ayelén: -Opinan todo el tiempo. Muchos creen que es igual al fútbol y siempre
aparece alguno que grita "off side" desde la tribuna.

-Algunos hasta las deben mandar a cabecear los córners…
Soledad:
-(Ríe). Pasa de todo, pero no te queda otra que mirarlos con cara de
"Dios mío, vos no tenés ni idea de la vida…". Pero las discusiones las dejo para
mi casa, adonde me agarro con mi mamá que sabe mucho de hockey.

Ceci, Lucha, Sole y Aye juegan frente a cámara vestidas como modernas gladiadoras. Si queremos seguir siendo las mejores del mundo, tenemos que ganar todos los torneos", coinciden.">

Ceci, Lucha, Sole y Aye juegan frente a cámara vestidas como modernas gladiadoras. "Si queremos seguir siendo las mejores del mundo, tenemos que ganar todos los torneos", coinciden.

Cecilia Rognoni, Luciana Aymar, Soledad García y Ayelén Stepnik.

Cecilia Rognoni, Luciana Aymar, Soledad García y Ayelén Stepnik.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig