“Hoy las divas de Hollywood reemplazan a las top models” – GENTE Online
 

“Hoy las divas de Hollywood reemplazan a las top models”

Actualidad
Actualidad

Ella mira la cámara como siempre. Adopta cada postura con la suficiencia de quien ha recorrido una y mil veces la pasarela. Juega un personaje seductor con la naturalidad de quien se ha parado frente a la lente de los mejores fotógrafos del mundo sin intimidarse. Siendo ella.

Ella es Valeria Mazza (34). Sólo que hoy, la madre de Balthazar (6), Tiziano (3) y Benicio (14 meses) compite mano a mano con la top. Y es más, parece estar ganando ese partido. Pero enseguida corregirá: “Sólo parece”, dirá cuando empezamos a hablar de cómo ha cambiado su vida con esto de apostar decididamente a la familia que ha decidido construir con Alejandro Gravier.

–Ultimamente se te ve más madraza que trabajando…

–Y sí, estoy ocupándome mucho de mi familia, de mis chicos, eso me tiene muy entretenida. También sigo trabajando, pero con tiempos muy organizados: desarrollo los productos de VM Beauty, escribo mi columna para la revista de Clarín, y cada dos meses viajo a compromisos muy puntuales, pero sin los chicos. Es como defender mi territorio. Trato de mantener abiertas las puertas que tanto me costó abrir en el mercado internacional. Pese a que hace dieciséis años que empecé a viajar, es algo que me sigue gustando y me divierte, así que me organizo, pero con otros ritmos

–Y cuando viajás, ¿qué pasa con los chicos?
–Es siempre por pocos días. En ese caso vienen los abuelos a casa, así que ellos están chochos, felices de la vida.

–Cada tanto suena tu nombre relacionado a la tele…
–Es que en algún momento voy a volver. Lo que pasa es que hoy me sacaría esa libertad que estoy disfrutando tanto. La tele implica una exposición muy grande y siento que ahora no tengo ganas de eso. Se ha vuelto bastante sanguinaria, todo el mundo habla y opina, y a mí no me preocupa, pero pienso en los chicos. Siento que ese momento ya va a llegar. Pensá que el bebé recién tiene 14 meses.

–Antes hablabas de defender tu territorio. ¿Cómo le cae a tu ego, a tu parte más vanidosa, que la top model pierda protagonismo?
–Yo siento que el día a día ya lo pasé, ¿entendés? Estoy muy bien donde estoy. Yo elegí dar un paso al costado, elegí apostar por mi familia, elegí quitarle tiempo a la modelo y dárselo a mis chicos. Para mí, la vida familiar siempre estuvo por encima de lo profesional. En mi carrera siento que logré mucho más de lo que pensaba. Pero a la hora del balance, me enorgullece mucho más la familia que formé que la carrera de modelo.

–O sea, ¿no estás pendiente del cartel de la top?
–Mi ego ya lo tengo satisfecho. No necesito que me digan que soy linda durante todo el día.

–Bueno, cuando sos Valeria Mazza es fácil…
–No, me refiero a que no necesito la adulación permanente para dormir tranquila. Lo único que me interesa es pasar por el cuarto de mis hijos y ver que duermen en paz. De hecho, hoy disfruto más que cuando trabajaba todo el día.

–¿Qué ha pasado con las top models que ahora las grandes marcas se han volcado a las actrices de Hollywood? Hojeás una revista como Vogue, y ves que los diseñadores han escogido como modelos a Uma Thurman, Demi Moore, Penelope Cruz…
–Es cierto. Creo que en los 90 las supermodelos ocuparon todo el mercado, e invadieron un espacio que hasta ese momento era de las estrellas de cine. Recién a comienzos del nuevo siglo esta tendencia comenzó a cambiar…

–¿Por qué?
–Porque también cambió la moda. Hasta ahí todo era glamour, muy femenino y muy sexy. Luego comenzó a imponerse una moda más andrógina, más unisex si querés, y yo siento como que la moda empezaba a apagarse. Y lo que manda es el negocio. En cuanto los números no acompañaron, había que buscar un factor que impulsara nuevamente las ventas y ahí es donde las actrices desplazan a las top models. Las grandes marcas buscaron figuras que, de antemano, tienen un vínculo con la gente.

–El fenómeno se nota, además, por el hecho de que hace tiempo que no surge una top de esas que trascienden el mundo de la moda. En esa elite, el último nombre que se me ocurre es la brasileña Gisele Bündchen…
–Totalmente, ella fue la última, y mediáticamente la ayudó mucho su relación con Leonardo Di Caprio. Luego hubo un boom de chicas rusas, pero que no llegan a ser conocidas por el público en general. Ojo, a su vez todo esto es muy lógico, porque la moda es cambio: todo va y viene, son etapas, y ahora les toca el turno a las actrices. Hoy las divas de Hollywood reemplazan a las top models.

–Siguiendo en el mundo de las top, ¿cómo se vivió desde adentro la masacre mediática que padeció Kate Moss a partir de su adicción a la cocaína?
–Una cosa son los medios y otra cosa lo que puede pensar cada uno. En general el mundo de la moda la bancó. De hecho, después del escándalo, ha tenido un resurgimiento. Si hubo marcas que cancelaron el contrato es porque consideran que no es bueno relacionar su imagen con alguien que genera polémicas y escándalos. En este negocio, una modelo es básicamente una imagen. Así que el cliente que te elige quiere dar tal imagen y no otra. Y lo mismo pasa al revés: yo también tengo la posibilidad de elegir con quién quiero trabajar y a quién quiero asociar mi cara. No por casualidad yo no hago publicidad ni de alcohol ni de cigarrillos.

–Bueno, para terminar, contáme el método de Valeria Mazza hoy: ¿cómo hacés para estar así después de tres partos?
–Aunque soy de cuidarme, con los embarazos siempre me relajo un poco. En el último engordé 18 kilos. Ahora ya estoy bien, aunque unos kilos arriba que en el 96, cuando estaba en todas las pasarelas.

–¿Qué hacés? ¿Cómo te cuidás?
–Siempre me ayudó mucho mi afición al deporte. Así como de chica practicaba natación, ahora juego al tenis cuatro veces por semana con profesor. Además hago gimnasia: salgo a correr dos veces por semana y hago un poco de abdominales.

–¿Dieta?
–Como sano: carnes en general, con verdura, ensalada…

–O sea, ni hablar de una milanesa con fritas, ¿no?
–¡¿Cómo adivinaste?! Me apasionan. En casa, todos los sábados comemos milanesas, pero en lugar de puré yo las acompaño con ensalada. Así como me ves, me doy mis gustos.

Valeria y su estilo característico para enfrentar al fotógrafo en el estudio de GENTE. En estos días viajó a Barcelona y Madrid.

Valeria y su estilo característico para enfrentar al fotógrafo en el estudio de GENTE. En estos días viajó a Barcelona y Madrid.

“<i>No me hace falta la adulación  permanente para dormir tranquila. De hecho, hoy disfruto más que cuando trabajaba todo el día</i>”

No me hace falta la adulación permanente para dormir tranquila. De hecho, hoy disfruto más que cuando trabajaba todo el día

“<i>Con los embarazos siempre me relajo un poco. En el último engordé 18 kilos. Ahora estoy bien, aunque unos kilos arriba que en el 96, cuando estaba en todas las pasarelas</i>”

Con los embarazos siempre me relajo un poco. En el último engordé 18 kilos. Ahora estoy bien, aunque unos kilos arriba que en el 96, cuando estaba en todas las pasarelas

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig