“Hoy, en nuestra casa, manda mi hija” – GENTE Online
 

“Hoy, en nuestra casa, manda mi hija”

Actualidad
Actualidad

No es casual que su nuevo disco –todavía en producción– se llame Días felices. No sólo no es casual: es la mejor manera de definir, en apenas dos palabras, lo que piensa, siente y goza Cristian Castro, que pasó diez días en Buenos Aires “por dos motivos: porque quise que mi mujer (Valeria Liberman) y mi hija (Simone) estuvieran con su familia, y para darle los últimos toques a mi disco”, dice.

–Cuando habla de su disco, Cristian, parece iluminarse. ¿Por qué?
–Porque es uno de los trabajos más tiernos de mi carrera.

–Bueno, a los otros no les falta ternura…
–Es cierto. Pero en Días felices está la primera canción que le dediqué a mi hija.

–Estrella, marido y padre. Como estrella tiene experiencia, pero… ¿cómo se siente debutando en los otros dos roles?
–¡Feliz! Absolutamente feliz. Sé que no digo nada nuevo, pero tener un hijo es algo increíble…

–¿Cómo es Simone?
–Se porta bien, pero a veces llora, y entonces es imposible dormir. Pero no me quejo, al contrario. Me encanta levantarme de la cama y calmarla. Al principio, con Valeria nos volvíamos locos.

–¿Por qué?
–Hacíamos de todo para demostrarle cuánto la queremos. Hasta que un día me levanté y, de un tirón, escribí Días felices, el tema principal del disco, que resume lo que Valeria y yo sentimos por Simone.

–¿Para casarse con Valeria se convirtió al judaísmo?
–Sí. Creo que lo mejor es que toda la familia tenga la misma religión. Convertirme me ayudó a convivir mejor con mi mujer…

–Pero… ¿le resultó tan fácil pasar de un culto al otro? Porque no es una decisión sencilla…
–Convertirme me tomó unos tres meses, y Valeria estuvo junto a mí durante todo el proceso. Fue una experiencia maravillosa. Descubrí que la historia judía es bellísima, apasionante. Es más: les recomiendo a todos leer la Cábala, porque van a descubrir cosas increíbles.

–Después del nacimiento de Simone, ¿cambió su relación con Valeria? ¿Se enfrió la pasión, por ejemplo?
–¡No! Seguimos tan apasionados como siempre, como desde el principio. Ella está más cansada, porque se dedica full time a Simone. Decirte que la relación está diez puntos sería muy presuntuoso, pero te juro que está nueve setenta y cinco. Ni un centésimo menos.

–¿Cuándo sale el disco?
–El 15 de noviembre. Después, gira de promoción, arrancando por España y, por fin, de vuelta a México para reencontrarme con mi madre (Verónica Castro) y mi padre para celebrar con ellos y con este disco mis diez años de carrera. Pero quiero volver a la Argentina lo más pronto posible…

–Tema espinoso, Cristian: ¿es cierto que su madre se opuso a la relación suya con Valeria?
–De ninguna manera. Eso fue un invento de algunos periodistas.

–Por favor, no me conteste con una respuesta de casete… Se habló mucho del enfrentamiento entre ellas…
–Te juro que se llevan muy bien. No te niego que a mi madre todavía le cuesta aceptar que es abuela, porque es muy coqueta. Pero cuando está con Simone y la beba le sonríe… ¡se desarma!

–Los ídolos casados y padres, a veces, suelen perder la idolatría de sus fans. ¿Tiene miedo de ese riesgo?
–No. Valeria y Simone son lo más importante de mi vida. Me dan estabilidad emocional, y eso me ayuda a crear más y mejor. Te confieso algo: si mi vida personal no estuviera bien, en armonía, no podría subir a un escenario ni grabar un disco.

–¿Por qué?
–Porque la soledad es el peor estado del hombre. Ruego que mi mujer y mi hija jamás dejen de quererme, porque me derrumbaría.

–¿Quieren tener más hijos?
–Me gustaría tener cinco: dos varones y tres mujeres. No quiero que Simone sea hija única. Padecí la falta de muchos hermanos.

–¿Qué otras cosas le faltaron, Cristian? ¿Qué cosas no permitiría que le faltaran a Simone?
–Que jamás dejara de disfrutarme como padre. Yo nunca supe qué era no tener padre, y me fue muy difícil enfrentar el mundo. Justamente esa carencia me da más fuerza para ser un buen padre. Si puedo, un padre perfecto. Ahora es mi turno. Ahora quiero para mi hija y para los hijos que vengan, amor, calidez, inspiración, seguridad.

–¿Se arrepiente de algo?
–Sí: de los errores que cometí por ser impulsivo e inseguro.

–Por ejemplo, ¿de su casamiento con Gabriela Bó?
–Sí, sin duda.

–Cambio de tema: ¿cómo va a pasar las fiestas ahora, ya convertido al judaísmo?
–Las esperaremos en la casa de Punta del Este que tiene la familia de Valeria, y las celebraremos con el rito de Jánuca, la fiesta de las luces, que es más o menos para la misma fecha que la Navidad de los cristianos. Y, por supuesto, también celebraremos el Año Nuevo. Cambiar de religión no significa cerrarse a todo.

–¿Cuál es su fiesta favorita?
–Mi cumpleaños. Me gusta pasarlo con mis amigos en México, en un lugar llamado Valle de Bravo, que es muy mágico y lleno de espíritu.

–Pregunta confidencial: ahora que las noches son para calmar el llanto de Simone, ¿cuál es la hora de la pasión con Valeria?
–¡La mañana! Me gusta mucho, porque la mañana encierra algo muy fuerte. Pero, al fin y al cabo, nos adaptamos al horario que Simone nos deja libre. Porque ahora, en nuestra casa, manda mi hija…

… y según él, “<i>en el mejor momento de mi vida, porque mi mujer y mi hija me dan la estabilidad emocional que necesito para seguir creando</i>”.

… y según él, “en el mejor momento de mi vida, porque mi mujer y mi hija me dan la estabilidad emocional que necesito para seguir creando”.

Cristian, Valeria y la beba Simone durante su fugaz paso por Buenos Aires, donde él terminó su disco Días felices y Valeria visitó a su familia. “<i>El nombre del disco y del mejor tema están dedicados a Simone, mi hija, que me cambió la vida. Tanto que, cuando llora de noche, me encanta levantarme y acunarla</i>”.

Cristian, Valeria y la beba Simone durante su fugaz paso por Buenos Aires, donde él terminó su disco Días felices y Valeria visitó a su familia. “El nombre del disco y del mejor tema están dedicados a Simone, mi hija, que me cambió la vida. Tanto que, cuando llora de noche, me encanta levantarme y acunarla”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig