“He vivido mil vidas en una sola” – GENTE Online
 

“He vivido mil vidas en una sola”

Actualidad
Actualidad

Intemporal. Hipnótica. Impúdicamente reversionada. Ensayos de una definición entre paneos de retratos en su living amarillo, el de la cita en Barrio Parque. A los pies de la escalera, su Vuitton de cabina. Y más allá, su grito de bienvenida. Baja preocupada por las Eliminatorias. “¿Qué pasó con Mascherano? ¡Estaba peleando con un colombiano...!”, dice tan popular. “¡Ay! ¡Y justo en esta camioneta no tengo tele!”, remata sofisticada. “¿Vamos?”, invita. Al paso ligero, una directiva: “Deolinda, no le abras a nadie por más que te jure que es mi papá”. Y entonces la señal: “¡Listos, Marce!” (al chofer, a quien aunque haya visto nacer a su nieto menor, sigue tratando de usted). “¿Qué más puedo contar que este país no sepa?”, instaura el desafío. Alza sus pies sobre el cabezal del asiento delantero, dando cuenta no sólo de su elongación sino también del inicio de nuestra charla road movie con destino Ezeiza. Sin mayores pretensiones ni la lente en debates “vintage”. Pura y ahora. Así es Susana en modo relax.

–¿Sos el ícono nacional de la felicidad?
–Creo que sí. Yo aprendí a ser feliz. La vida es tan corta y a veces tan jodida que no disfrutar es im-per-do-nable. Nunca te conformes. Pelá espíritu guerrero, así te respetan. Y buceá en tu interior. Siempre habrá algo que te hará feliz, por más humilde que sea... No sé... Caminar por una plaza o ir al bingo.

–Recorramos otros lecciones. Por ejemplo: ¿qué te enseñó Mecha?
–Cuando nació aprendí que uno está bastante más solo en el mundo de lo que supone. Pensá que nos llevamos diecisiete años... Siempre fuimos amigas, solitas las dos. Con ella aprendí a amar diferente, ¡y a tener paciencia! Porque mirá que rompe, eh... Tiene sus manías (bromea). Pero ni locas cortamos el cordón umbilical. Nada es más fuerte que nosotras. Por ahí, vamos al cine y vemos toda la película tomadas de la mano.

–Aclaranos. ¿Cuál es la verdad sobre tu relación con Joe Miranda?
–¡Lo adoro! Es un tipo educadísimo y súper gaucho. Para todo siempre tiene una solución. Cuando ve que necesito algo, enseguida está: “Dejá, yo te lo consigo... yo te lo arreglo... yo me encargo”. Eso que se dice del enfrentamiento es una boludez de los programas que necesitan llenar horas. ¿Cómo no voy a amar a Joe, si le hace tan bien a mi hija? Se ríe, se divierte... ¡Uy! (revisa su nuevo celular touch) Hoy no me llamaron. Ayer estaban recorriendo Positano, en Italia.

Leé la nota completa en la última edición de Gente. “GENTE es parte de mi historia y yo de la de ella. Salir en su portada era un ítem de currículum. Recuerdo la mañana que salió mi primera tapa: fui corriendo a comprarla... ¡Llegué antes que el kiosquero! La revista fue y es un importante testigo de la transformación de mi vida, y eso no se olvida. ¡Celebro sus 2.500!”

“GENTE es parte de mi historia y yo de la de ella. Salir en su portada era un ítem de currículum. Recuerdo la mañana que salió mi primera tapa: fui corriendo a comprarla... ¡Llegué antes que el kiosquero! La revista fue y es un importante testigo de la transformación de mi vida, y eso no se olvida. ¡Celebro sus 2.500!”

Susana al natural. Su refugio, Uruguay. Primero en Yellow Rose. Hoy en La Mary, mientras controla de cerca su nueva casa de Laguna del Sauce. Allí despliega sus placeres más básicos: “Disfruto del silencio como nunca, leo (entre otros, Memorias de un sinvergüenza de siete suelas, de Angela Becerra), tejo (petit pois, como le enseñó su abuela Cecilia) y miro series. Homeland y The Borgias me partieron la cabeza, y ahora estoy pendiente de Game of Thrones”, revela.

Susana al natural. Su refugio, Uruguay. Primero en Yellow Rose. Hoy en La Mary, mientras controla de cerca su nueva casa de Laguna del Sauce. Allí despliega sus placeres más básicos: “Disfruto del silencio como nunca, leo (entre otros, Memorias de un sinvergüenza de siete suelas, de Angela Becerra), tejo (petit pois, como le enseñó su abuela Cecilia) y miro series. Homeland y The Borgias me partieron la cabeza, y ahora estoy pendiente de Game of Thrones”, revela.

“¡Mecha y yo ni locas cortamos el cordón umbilical! Nada es más fuerte que nosotras. Por ahí, vamos al cine y vemos toda la película tomadas de la mano”

“¡Mecha y yo ni locas cortamos el cordón umbilical! Nada es más fuerte que nosotras. Por ahí, vamos al cine y vemos toda la película tomadas de la mano”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig