“Hago control mental para no perder el rumbo en medio de tanta frivolidad” – GENTE Online
 

“Hago control mental para no perder el rumbo en medio de tanta frivolidad”

Actualidad
Actualidad

Rubia, explosiva, de piernas interminables (altura: 1,76) y medidas envidiables: 90-60-89. Belén Rodríguez nació en Mina Clavero, Córdoba, hace 21 años. A los 17 dejó su lugar natal para instalarse en Buenos Aires y probar suerte como modelo. Le fue bien. Atributos no le faltan, aunque dice que todavía extraña a su familia y a sus amigos.

–A los 17 dejaste tu casa. Tan chiquita…
–Extrañaba muchísimo, todavía extraño. Cada tres días volvía a Córdoba. Es más, a veces me planteaba si quería seguir en la moda. Yo vivía en un departamento con otras modelos y estaba todo bien, pero extrañaba mi casa. Si no hubiera sido por la contención y el apoyo de mi familia, me hubiera vuelto. Mi papá me metía en el ómnibus y me mandaba de vuelta a Buenos Aires para que no abandonara. Somos cinco hermanos: mi mellizo Emanuel, Noel, Gala y Santi, el más chiquito, que tiene cuatro años, y es al que más extrañaba. Pero mi casa es sagrada. Ahora, voy por lo menos una vez por mes a verlos.

–¿Cómo hizo para tranquilizar tanta angustia?
–Me puse de novia hace tres años con Gonzalo García Cullía. El es mi cable a tierra y me contiene un montón. Es empresario y tiene doce años más que yo.

–¿Cómo la trató el mundo fashion?
–Este medio es difícil, complicado. Yo sólo lo tomo como un trabajo. Hago control mental para no perder el rumbo en medio de tanta frivolidad. Nunca hay que olvidar lo espiritual, que es una parte muy importante de la vida.

–¿Cómo se llega al éxito?
–Hay un poco de suerte y otro tanto de hacer las cosas bien. Además, depende de lo que sea el éxito para cada uno. Para mí, lo importante es mantener los pilares y no dejarse llevar por los pececitos de colores. Hay muchos que te traicionan por nada, y eso me parece tremendo. Primero están los principios y después todo lo demás. Yo, por ejemplo, no le serrucharía el piso a nadie. Prefiero mantener una relación amistosa con una chica que competir de manera desleal. Soy una persona poco conflictiva, no me gusta pelear y tengo muchas amigas dentro del medio.

–¿Cómo hace para mantener las ganas de ser modelo y no morir en el intento?
–Yo adoro este trabajo, me apasiona. Por supuesto hay cosas que no me gustan, como le debe pasar a todo el mundo. Me harta la competencia; yo no soy para nada competitiva. Y tanta frivolidad me desgasta. Pero creo que si uno se concentra en el trabajo, es genial.

–¿Cómo ve su futuro laboral?
–A diferencia de muchas, yo no sueño con instalarme afuera. Prefiero viajar, hacer el trabajo puntual y volver. ¿Lo que más me gusta? Las fotos y la pasarela.

–¿Y la televisión?
–Sí, la tele me encanta. Me gustaría hacer ficción con Marcelo Tinelli o con Adrián Suar. Para eso tomo clases de locución y de oratoria. Además me encanta diseñar y quiero poner mi propio negocio de ropa.

–Pide poco. Además de altruista, ambiciosa. Una rara combinación…
–Es que no hay que quedarse con una sola cosa. La profesión de modelo es corta y hay que aprovechar el tiempo. Quiero seguir estudiando para crecer en la vida.

–¿Le dan los tiempos con tanta actividad?
–Este trabajo no es para nada rutinario, así que voy organizando mi agenda día a día. Y yo no participo de la otra parte de este negocio. No estoy en todos los cócteles y no me gusta vivir de fiesta en fiesta. Hago mi trabajo y me voy a casa.

–¿Su cuerpo es un regalo de la naturaleza o mucho trabajo en el gimnasio?
–Hay algo de genética y también trabajo de gimnasio. Me levanto temprano todos los días para hacer mi rutina de actividad física. No sigo una dieta, porque no necesito adelgazar, pero no como porquerías.

Mientras habla, Belén Rodríguez –flamante incorporación de la agencia Multitalent– se acomoda la vincha y no deja de mover las manos y esas piernas que no terminan nunca...

Asegura que no le gusta ir a las fiestas y eventos del circuito de la moda. “<i>Trabajo y vuelvo a casa</i>”. Sí adora la pasarela y las fotos.

Asegura que no le gusta ir a las fiestas y eventos del circuito de la moda. “Trabajo y vuelvo a casa”. Sí adora la pasarela y las fotos.

“<i>Si no hubiera sido por la contención y el apoyo de mi familia, me hubiera vuelto. Mi papá me metía en el ómnibus y me mandaba de vuelta a Buenos Aires para que no abandonara</i>”

Si no hubiera sido por la contención y el apoyo de mi familia, me hubiera vuelto. Mi papá me metía en el ómnibus y me mandaba de vuelta a Buenos Aires para que no abandonara

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig