Hace un año, una bala policial casi lo mata en un partido de fútbol… …Hoy busca una nueva vida en las canchas – GENTE Online
 

Hace un año, una bala policial casi lo mata en un partido de fútbol... ...Hoy busca una nueva vida en las canchas

Actualidad
Actualidad

"El cuerpo me quemaba, el dolor era insoportable, no podía respirar”. Es el recuerdo más intenso que tiene Carlos Azcurra (28). Pasó un año de aquella tarde de septiembre. Corrían 32 minutos del gran clásico del fútbol mendocino, en pleno Nacional B. Un tercer gol de Godoy Cruz lapidó las chances de San Martín y disparó la barbarie: barrabravas exaltados –cuándo no– se propusieron impedir una goleada mayor con pedradas, golpes y corridas, a lo que siguió la respuesta policial con gases y balas de goma. En medio de ese caos, el agente Marcial Maldonado descargó –a apenas 20 centímetros de distancia– 17 perdigones de goma sobre el cuerpo de Azcurra. El primer parte médico rezaba: “Fracturas costales derechas, desgarro en el pulmón derecho, en el lóbulo inferior y en el músculo diafragma. Además padece contusión hepática”. Azcurra estuvo ocho días en terapia intensiva y varios más internado. Y hace apenas un mes, los médicos le confirmaron que nunca más podrá jugar al fútbol profesional, porque ha perdido el 30 por ciento de su capacidad pulmonar.

Pasó un año, decíamos. El domingo 16 de septiembre se juega un partido del Torneo A de la Liga Mendocina de Fútbol. Talleres le hace tres goles a El Algarrobal, equipo que ahora dirige el mismo hombre que fuera víctima de aquella tragedia. “Esto va a llevar tiempo todavía nos falta mucho. Sólo fue un partido”, dirá el flamante DT después del debut. Un rato más tarde, ya relajado en el living de la casa paterna, donde vive con sus tres hermanos solteros, conversa con GENTE. Bosteza luego de cada frase y aclara: “Disculpen, no es sueño. Recién me estoy relajando. Hoy fue un día complicado, anoche pensé mucho...”.

–¿Cuál fue su sentimiento cuando el árbitro pitó el inicio del partido?
–Nostalgia, una gran nostalgia por sentir que ya no volveré a estar dentro de una cancha. Yo soñaba con retirarme como jugador de San Martín, que es donde me formé, pero bueno... me estoy acostumbrando al nuevo rol.

–A un año de la tragedia que pudo costarle la vida, ¿tiene su propia conclusión de quiénes fueron los culpables?
–La verdad, todavía no encuentro una explicación a lo que pasó…(hace un largo silencio). Cuando tomé conciencia de que había sido un balazo me puse muy mal; no sabía qué me esperaba.

–¿Cuándo fue consciente de la gravedad de lo sucedido?
–No puedo precisarlo, pero fue durísimo. Cuando estaba en terapia intensiva, me sentía realmente mal. No podía moverme, estaba enchufado por todos lados: me conectaron dos sondas al pulmón derecho y, por adelante, una gran operación en toda mi panza.

–El agente Marcial Maldonado le mandó una carta a sus padres, donde se disculpó por lo sucedido…
–Nunca leí esa carta y tampoco sé si lo hicieron mis padres. Después de lo vivido no me detengo a pensar en lo que siento por esa persona, no tengo ningún sentimiento por él. Ya no tiene sentido. (Nota: el agente fue reincorporado a la policía y la carátula de la causa que se le sigue, cambió de Homicidio en grado de tentativa a Lesiones culposas.)

No me pagaron ni una aspirina”. Carlos Azcurra habla pausado, su tono de voz es tenue, hace pausas, ríe poco, es atento. Su madre, Fanny, acerca un mate y, en breves palabras, nos dice qué siente por el hombre que casi le quita la vida a su hijo: “Leí la carta y me pareció un manotazo de ahogado. Se trata de un hombre con más de 20 años de servicio que actuó como un novato”. Después de tomar el mate, Carlos no puede ocultar su dolor por la falta de asistencia de los gobiernos provincial, nacional y de su club, San Martín de Mendoza, que lo dejó libre en junio de este año. “Ni el gobierno, ni el club, me pagaron una sola aspirina”, dice con cierto enojo Azcurra.

–¿Y cómo pagó el proceso de rehabilitación que tuvo en Buenos Aires?
–Todo, hasta el último centavo, lo cubrió Futbolistas Argentinos Agremiados. Es el día de hoy que continúan asistiéndome económicamente. San Martín; no sólo me dejó libre, sino que me debe mucho dinero, por una plata “en negro” que arreglamos todos los jugadores.

–Pero el gobernador Julio Cobos se reunió con usted…
–Tuve una reunión con el gobernador, pero fue sólo eso, un encuentro que no llegó a nada. Aquí nadie dijo: “Vamos a ocuparnos de indemnizar a Carlos Azcurra para su rehabilitación…”. El único que perdió aquí fui yo: perdí mi trabajo, mi carrera y mis sueños como futbolista...

–Quizás estén esperando el juicio...
–Mis abogados harán juicio penal y civil al Estado, pero ellos no deberían esperar a que sea así. Igualmente, trato de estar al margen de todo. Debo pensar en cosas que me hagan bien.

–¿Por eso aceptó dirigir al equipo del lugar donde nació?
–Necesitaba volver a estar en actividad. Los dirigentes del club sabían de mi situación y por eso me lo ofrecieron. Dudé varios días, pero finalmente acepté.

–Y también es una ayuda económica...
–No, no cobro sueldo por este trabajo. El Algarrobal es un equipo muy humilde, pero estoy decidido a que mis jugadores pongan toda su predisposición y exigencia, a pesar de que el suyo sea un juego muy amateur. Ojalá lo logremos.

–¿Cree que es posible ser feliz sin volver a jugar al fútbol?
–Sí, aunque me va a costar. Hoy me daban ganas de meterme en la cancha, pero de a poquito iré perdiendo ese impulso. Además tengo el amor incondicional de mi familia y algo es claro: aquí no murió nadie, estoy vivo, la vida continúa.

Azcurra es asistido tras sufrir el impacto de los 17 perdigones de goma que lo hirieron en su hígado y volaron parte de sus pulmones.

Azcurra es asistido tras sufrir el impacto de los 17 perdigones de goma que lo hirieron en su hígado y volaron parte de sus pulmones.

Carlos Azcurra, ex jugador, hoy DT, hace su debut dirigiendo al equipo de su pueblo, El Algarrobal, en la liga mendocina.

Carlos Azcurra, ex jugador, hoy DT, hace su debut dirigiendo al equipo de su pueblo, El Algarrobal, en la liga mendocina.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig