Ahora leyendo
Habló Sara, la mujer de 83 años que fue imputada por tomar sol: “Me sentí maltratada como si fuera una vieja de cuarta”

Habló Sara, la mujer de 83 años que fue imputada por tomar sol: “Me sentí maltratada como si fuera una vieja de cuarta”

Redacción Gente

La mujer defendió su actitud y avisó que, si consigue un permiso, volverá al mismo lugar. 

Sara (83) salió a tomar sol en Palermo, lo que que derivó en un operativo policial para persuadirla de que regresara a su domicilio y una imputación por infringir la cuarentena.

En  medio de la cuarentena por COVID-19 que ya lleva 33 días desde que fue decretada por el presidente Alberto Fernández, se viven distintas situaciones que la rompen y que no dejan de sorprender: ya hubo quienes se juntaron a jugar a las bochas, quienes fueron de pesca y quienes organizaron un “campeonato de truco” en un boliche por la madrugada, y ayer una de las grandes protagonistas fue Sara, una mujer de 83 años que salió a tomar sol en Palermo. Lo que derivó en un operativo policial para persuadirla de que regresara a su domicilio.

En diálogo con Marcelo Bonelli y Guillermo Lobo en Arriba ArgentinosSara, la mujer en cuestión, defendió su actitud y avisó que, si consigue un permiso, volverá al mismo lugar. 

Estoy muy disgustada. Yo respeto toda la cuarentena, me pongo mi barbijo, salgo con guantes de goma para no tocar los botones de la casa, no toco ni la puerta ni el ascensor ni nada, me cuido muchísimo”, arrancó. 

“No conocen, no saben lo que es el Parque Tres de Febrero, pero porque no van nunca. No lo usa nadie. Es enorme, entonces jamás estás pegado a nadie, ellos se me paraban a mí y ellos apestan. Una estaba sin barbijo, que no sé quién era. Yo no apesto porque no estoy entre la gente como ellos, ellos están entre las multitudes tratando con delincuentes, como normalmente tratan los policías, no tratan con gente normal y del montón. Van a la cárcel, se juntan con la tropa de ellos nada más, ellos me pueden pasar coronavirus a mí, no yo ellos”, se descargó contra la policía. 

“Me sentí maltratada, como si fuera una vieja de cuarta. ¿Para qué voy a usar barbijo si no tengo nadie en 32 km de parque? La mayoría de mis vecinos tienen balcón, está clausurada toda la parte de arriba de la terraza, el gimnasio, la pileta, todo clausurado, nadie puede ir arriba, ¿a dónde voy a ir a tomar sol? Tengo 32 km enfrente, los he tenido toda mi vida. No le hago mal a nadie, ellos a mí se me acercaron de una manera espantosa y la gorda que estaba ahí no me dejaba entrar”, profundizó al respecto. 

“Tendrían que cumplir sus funciones en Plaza Italia, donde se aglomeran montones de personas, y ahí no hay policía poniendo ningún orden”, agregó indignada. 

“Ya había ido con mi marido y había tenido un incidente porque él estaba caminando, él necesita caminar, pero él obedece esas estupideces, yo no. No le hago caso con el sol, no le hago caso a nadie con el sol”, recordó. 

“Ahora, como es la segunda vez que me pasa y no quiero que se me acerque más esa gentuza, que está toda contaminada.Son trabajadores que están a costa nuestra haciendo nada. Patrullar un jardín donde no hay nadie no es trabajar, es simular, trabajar es ir a donde está la gente agolpada, como en Plaza Italia”, volvió a la carga contra el personal policial. 

El presidente es otro idiota, que está rodeado de pavotes igual que él, y ninguno tiene barbijo, el presidente es el primero en dar el mal ejemplo“, apuntó también contra el jefe de Estado. 

“Los rayos ultravioletas hasta se aconsejan para el coronavirus, son positivos, el sol es natural y hace bien a la osteoporsis. No soy rebelde, uso barbijo, uso guantes, no toco una sola cosa dentro de mi propia casa, distingo hasta el guante de la izquierda al de la derecha, los pongo en distintas bolsitas, porque con el de la izquierda agarro la silla y no toco más nada”, concluyó. 

Ir Arriba