Goldy, el álbum de su infancia en Villa Cañás – GENTE Online
 

Goldy, el álbum de su infancia en Villa Cañás

La vida de pueblo marcó la infancia de los hermanos Martínez Suárez.

Semblanza familiar. A principios del siglo XX, el andaluz José Martínez era dueño de una librería en Villa Cañás, provincia de Santa Fe. Su esposa, Rosa Suárez, trabajaba como maestra en la Escuela No 178, la única de la localidad en la que nacieron y crecieron los tres hijos del matrimonio: José, Rosa María –más tarde conocida como Mirtha Legrand– y María Aurelia –cuyo nombre artístico sería Silvia Legrand–. El mayor nacióel 2 de octubre de 1925 y las gemelas el 23 de febrero de 1927. Unidos y amantes de sus raíces, los hermanos siempre volvían al terruño, anclado en sus almas al punto de que el poema que describe esos años de la infancia fue elegido por Goldy para felicitar a su gemela cuando se cumplieron 50 años de los míticos almuerzos.

Tiempo compartido. María Aurelia siempre fue conocida como Goldy. Mirtha Legrand contó una vez de dónde venía el apodo: “Somos gemelas. Ella me cGomía todo en la panza de mi mamá; por eso me dicen ‘Chiquita’: nací con un kilo y 200 gramos; ella era la gordita, la ‘Goldy’. Éramos tan idénticas de chicas que papá nos sentaba a cada una en una rodilla y nos decía: ‘¿Quién es? ¿Mi chiquita o mi gordita?’”. Vivieron en Villa Cañás hasta 1934. Entonces las mellizas tenían 7 años y su madre decidió mudarse a Rosario, para que sus tres hijos accedieran a una mejor educación. Las inscribió en el Colegio María Auxiliadora. José, el padre, se quedó en el pueblo, atendiendo el negocio familiar. Instaladas en Rosario, donde vivieron dos años, las gemelas comenzaron a tomar clases de actuación en el Teatro Municipal.

Así se los veía siempre a los hermanos Martínez Suárez. Antes de salir de su casa en General López 576, Villa Cañás, los tres hermanos eran prolijamente arreglados. Dicen que sus niñeras –Elena y Bruna Ambrossi– competían para ver quién era el que estaba mejor vestido. Las niñas siempre querían tener el moño más grande. Una vez Goldy contó: “Mamá nos vestía a las dos iguales; éramos un dibujo”. Al igual que su hermano José y su gemela Rosa María fue bautizada en la Parroquia San José.

En la misma iglesia los tres recibieron su primera comunión. Desde pequeños disfrutaban mucho el cine: el Dante erauno de sus lugares favoritos en la ciudad. En 1937 la vida cambió para los hermanos Martínez Suárez. Don José murió sorpresivamente, a causa de una mala praxis en el hospital local, y Rosa Suárez se mudó con sus hijos a Buenos Aires. Instalados en La Paternal, concurrieron a la escuela Provincia de Mendoza. Las mujeres siguieron con sus clases de Arte en el Instituto PAADI, la Academia Gaete y el Conservatorio Nacional de Arte Escénico.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig