Fin de semana de amor y complicidad – GENTE Online
 

Fin de semana de amor y complicidad

Actualidad
Actualidad

Necesidad de colgar el traje de pista y llamar a los sentimientos por su nombre. Desgastar la noticia para disfrutar unas vacaciones distendidas. Y la respuesta a la presión de una mujer que quiso pasar de ser “la incondicional” a “la elegida”. Tres hipótesis, de algunas tantas posibles, ante una serie de imágenes que vuelven a sorprender después del último verano. Sea cual fuere, Marcelo Tinelli (51) decidió. “En esta etapa de mi vida me siento pleno, libre de hacer lo que quiera e incluso, cosas que antes no hacía”, declaró hace muy poco. “Cada mañana, al despertarme, soy un nuevo Marcelo”. Y tres horas antes de que el mítico 11-11-11 terminara, pisó suelo esteño de la mano de Solange “Sol” Calabró (34) y un grupo de afectos –amigos y familiares–, testigos de un nuevo reencuentro en un vínculo de 29 meses al que los cercanos califican de “intermitente”.

ITINERARIO OFICIAL. Guanahani, la chacra marítima del rey de la televisión en La Boyita –Punta del Este– ya había sido acondicionada para recibir al contingente, plan que ninguna cancelación por cenizas pudo desarticular. A las 21 horas de Uruguay, la pareja aterrizó en el aeropuerto de Laguna del Sauce en compañía de Sam –hermana de Sol– junto a su marido, Emiliano, y sus hijas, Juana y Olivia, Luciano Tirri Giugno –primo de Marcelo y ex percusionista de la formación original de Los Fabulosos Cadillacs, allí conocido como Luciano Jr.–, Sol, amiga homónima de la anfitriona, y un amigo de la pareja. Unico objetivo: distenderse al sol. Su sábado comenzó a las 13.30, tomando rumbo a La Huella en José Ignacio, donde desplegaron charla entre rabas con mayonesa de chile, chipirones a la plancha, miniaturas de pescado fritas con alcaparras y buen vino. Animados aunque escatimando demostraciones afectuosas, Marcelo y Sol fueron centro de un almuerzo que olía a oficialización y sabía a familia. “Me matan. Se asustaron de las cámaras y no se me despegan”, dijo Marcelo dos horas más tarde, al salir del restaurante con las sobrinas de Sol de la mano. Camino de Laguna Escondida, el grupo hizo un insólito alto para bailar al ritmo de David Guetta antes de regresar a casa. La comida en La Barra cerró el día. Juegos de cartas, lectura, comida casera y esporádicas bajadas a la playa completaron el fin de semana, que terminó el domingo a las 20.30 con extrema naturalidad y despistando a quienes creían que encontrarían a Marcelo en plena Creamfields.

Leé la nota completa en la revista GENTE de esta semana.Sábado 12 a las 14.05 horas, La Huella. La pareja escoltada por (izq. a der.): Olivia y Juana –sobrinas de Sol–, Luciano Giugno –primo de Marcelo–, Sol –amiga de Calabró–, Emiliano y Sam –cuñado y hermana de “la elegida”–.

Sábado 12 a las 14.05 horas, La Huella. La pareja escoltada por (izq. a der.): Olivia y Juana –sobrinas de Sol–, Luciano Giugno –primo de Marcelo–, Sol –amiga de Calabró–, Emiliano y Sam –cuñado y hermana de “la elegida”–.

Sin formalidades ni prejuicios, Marcelo y Sol de paseo por la playa esteña. Al menos en público no existieron mimos ni demostraciones afectuosas, pero sobraron las sonrisas cómplices. Fue la única salida. La pareja y sus seis invitados se alojaron en Guanahani, la chacra marítima de La Boyita.

Sin formalidades ni prejuicios, Marcelo y Sol de paseo por la playa esteña. Al menos en público no existieron mimos ni demostraciones afectuosas, pero sobraron las sonrisas cómplices. Fue la única salida. La pareja y sus seis invitados se alojaron en Guanahani, la chacra marítima de La Boyita.

Veloces y memoriosos, Marcelo y Sol completaron la lista de regalos: perfumes, dulces y algunas cremas, en una canasta en la que no podía faltar el superclásico Polo “verde” del anfitrión de ShowMatch. No dejaron de reírse ni de hablar en código.

Veloces y memoriosos, Marcelo y Sol completaron la lista de regalos: perfumes, dulces y algunas cremas, en una canasta en la que no podía faltar el superclásico Polo “verde” del anfitrión de ShowMatch. No dejaron de reírse ni de hablar en código.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig