“Filmarme en la intimidad es una de mis fantasías” – GENTE Online
 

“Filmarme en la intimidad es una de mis fantasías”

Actualidad
Actualidad

Luz, cámara, ¡acción…! Sabrina (25) mira el grabador e improvisa un monólogo: “Ya sé. Vas a preguntarme por mi trabajo como para romper el hielo y, a los dos segundos de charla, empezamos con mi vida privada: qué clase de hombres me gustan, para cuándo los hijos y la boda, cuáles son mis armas de seducción y mis fantasías… Te propongo algo: para evitarte el trabajo, te lo cuento yo”.

–Es una propuesta difícil de rechazar.
–Por supuesto. Bueno. Me encantan los hombres que saben ser sutiles, los que saben mirar, los que te acarician sin tocarte, los que te sorprenden, los que saben respetar los tiempos lentos, los amantes del cine francés, los artistas, los que se animan y se arriesgan a vivir sus pasiones. ¿Qué le vamos a hacer? ¡Soy una romántica incurable…! Y, por amor, soy capaz de cualquier cosa.

–¿Tanto…?
–Dijimos que hablaba yo...

–Pido disculpas.
–Tanto, y más. Hoy, entiendo, soy una seductora nata. La actuación te obliga: hay que saber seducir a la cámara, al director, al actor, al del casting, al público. No hay otra manera de mostrar el alma de un personaje. Hasta cuando te toca hacer de fea no podés escaparle a la seducción. En la vida también hay que saber emplear tus mejores armas para conquistar al otro: a un novio, a una amiga… En cualquier relación trato de dar y sacar lo mejor de mí. Ahora, seguro, me preguntarías si volví o no con Pepe Monje. Y yo te contesto que estoy muy bien, que Pepe es mi amor, pero no te voy a contar ningún detalle, porque no me va hablar de la persona que está a mi lado. Después, ¿qué viene…?

–¿Le soplo? Marido, hijos…
–Ah, sí. “¿Soñás con tener hijos y una linda familia?”. Pregunta infaltable. Entonces, te respondo: Sí, toda la vida deseé ser madre. Si por mí fuera, ya hubiese tenido cuatro hijos. Me emociono mucho cuando veo a mis amigas embarazadas o con sus hijos chiquitos. Me encanta quedarme a cuidarlos en sus casas para que ellas salgan con sus maridos. Soy muy gamba en eso. Y en esos momentos, que no son pocos, siento unas ganas muy fuertes de armar mi pequeño clan: marido, hijos y casa grande. Pero éste no es el momento. En la vida hay cosas que se pueden calcular, otras no. Ya voy a tener tiempo de dedicarme a eso. Mi tiempo, mi prioridad hoy, está en la actuación. Tengo la energía puesta en mi trabajo, en mis amigos, en las ganas de viajar. Tengo mucha curiosidad por trabajar en el exterior. Me hicieron ofertas para irme a México y España. Pero mi próximo proyecto es filmar los dos guiones de cine que estoy leyendo. Ahora podríamos aprovechar y hablar un poco de eso, ¿no?

–Cómo no. La escucho…
–Tocar el cielo es mi primera película comercial. Me encantó trabajar con Marcos Carnevale y Facundo Arana. Ahí interpreto a Lucía, la novia engañada de Facundo. Tuvimos muy buena química entre todos, pero mi personaje es muy chico y sólo grabé dos meses. En cambio en Amor en tránsito, la opera prima de Lucas Blanco con guión de Roberto Montini, soy una de las protagonistas. Y le puse toda la garra al personaje. Empecé con los ensayos cuatro meses antes y ahora estamos terminando las últimas tomas.

–¡Ni dormía!
–La verdad, muy poco. Yo no sé cómo hago, pero tengo la habilidad de exprimir el día a full: consigo alargar las 24 horas con la misma facilidad con que estirás un chicle. Además de lo que te conté, estaba a pleno con las grabaciones de La ley del amor por Telefe. Debo reconocer que Quique Estevanez –el productor– fue muy gentil: me acomodó los horarios para que pueda con las dos películas y seguir en la novela. Y hay más: nunca abandoné mis estudios de inglés ni el gimnasio, porque voy tres veces por semana a clases de aerobics.

–¿Cómo sería la película sobre su vida?
–(Carcajadas) ¡¿Vos creés que tengo una vida tan interesante como para que hagan una película con ella?! Me encantaría filmar. Dirigir está entre mis sueños, pero nunca basaría un guión en mi vida personal. Tendría que empezar por mi niñez, cuando me despertaba con el olor a tostadas y café con leche que preparaba mi mamá, Susana. O con la imagen familiar de las pastas de los domingos en casa: con papá, Osvaldo, en la cabecera de la mesa; mi vieja, mis cinco hermanos y yo, rodeándolo. Lo bueno de tu pregunta es que me obliga a verme desde afuera. ¿Y sabés qué veo? Que para tener 25 años conseguí muchas cosas: conservo el amor de mi familia, gané muchos amigos de verdad, logré independizarme, conocí el amor y vivo de lo que me gusta. Veo que soy feliz…

–Sería una película rosa, entonces.
–Seguro.

–Nada hot.
–Bueno, según qué parte de mi historia cuente.

–¿Por qué? ¿Usted también se filma en la intimidad?
–(Sonrisa pícara) No, nunca lo hice, aunque cada día me erotiza más la idea.

–Me sorprende.
–Sí, filmarme en la intimidad es una de mis fantasías. ¡¿Qué pareja no sueña con tener su propio video…?! (risas). En el amor me permito todo: no tengo límites ni pudor.

–Si necesita prensa, no dude en llamarme.
–¡Ni loca! Si algún día me animo, sería con alguien que ame, con quien tenga mucha confianza. Y te juro que me voy a asegurar de que ese material no llegue a Internet ni a manos de nadie.

–Una lástima…
–Yo no tengo barreras, pero para todo hay un límite… De novia con el actor Pepe Monje (hubo reconciliación) dice que por ahora ni sueña con comprometerse ni con formar una familia.

De novia con el actor Pepe Monje (hubo reconciliación) dice que por ahora ni sueña con comprometerse ni con formar una familia.

“<i>Toda la vida deseé ser madre. Si por mí fuera, ya hubiese tenido cuatro hijos. Pero éste no es el momento. En la vida hay cosas que se pueden calcular, otras no. Ya voy a tener tiempo de dedicarme a eso</i>”.

Toda la vida deseé ser madre. Si por mí fuera, ya hubiese tenido cuatro hijos. Pero éste no es el momento. En la vida hay cosas que se pueden calcular, otras no. Ya voy a tener tiempo de dedicarme a eso”.

“<i>Para tener 25 años, conseguí muchas cosas: conservo el amor de mi familia, gané muchos amigos de verdad, logré independizarme, conocí el amor y vivode lo que me gusta</i>”.

Para tener 25 años, conseguí muchas cosas: conservo el amor de mi familia, gané muchos amigos de verdad, logré independizarme, conocí el amor y vivode lo que me gusta”.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig