Ahora leyendo
Fanny Mandelbaum, víctima de una pornoextorsión: “Me dijeron que tenían fotos mías viendo porno y…”

Fanny Mandelbaum, víctima de una pornoextorsión: “Me dijeron que tenían fotos mías viendo porno y…”

Avatar

Debido al mayor uso de dispositivos electrónicos, aprovechando la situación de encierro y jugando con el miedo a ser observado, los ciberatacantes encuentran terreno fértil para salir a cazar. Cómo protegernos.

Me llegan mails intimándome a pagar a cambio de no mostrar videos”, dijo Fanny Mandelbaum, entre risas. Entrevistada en Los Ángeles de la Mañana, contó que le habían pedido U$2500 en bitcoins a cambio de mantener en reserva su información. “Tenemos imágenes tuyas masturbándote”, la amenazaron. La periodista declaró que no ve porno y por eso notó enseguida que se trataba de una estafa. También Yanina Latorre reconoció haber recibido este tipo de ciberamenazas. Y no son las únicas, ya que millones de personas son abordadas a diario por ciberdelincuentes que usan diversas herramientas de extorsión.

“En tiempos de pandemia, cada vez más son las horas que pasamos conectados a internet”, dice Marcelo Temperini, abogado especializado en delito informático y ciberdelincuencia. Como consecuencia del mayor uso de dispositivos y aplicaciones, se multiplican los ataques recibidos porque, como dice el especialista, “los ciberdelincuentes nunca descansan”.

“Hay varias modalidades de ciberdelito”, explica Diego Migliorisi, abogado y fundador de la Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen. “Las dos más comunes, desde hace un tiempo son sextorsión y ciberextorsión. La primera comienza con una situación de seducción a través de Facebook o Instagram, en la que se propone practicar sexting. Unos minutos después de cortar extorsionan pidiendo transferencia a cambio de no divulgar esa información”, explica el experto y aclara que la mayor cantidad de consultas y denuncias que reciben en la asociación tiene que ver con esta modalidad de delito.

“Hay otra opción -en auge en estos días- que tiene que ver con un hackeo de cuentas masivo ocurrido durante 2019. El usuario recibe un mail cuyo “asunto” muestra una clave obtenida tras ese hackeo en el que se filtraron claves de muchos usuarios”, comenta Migliorisi y sigue: “Lo que está haciendo el delincuente es enviar mails masivos con la clave en el asunto y un texto que dice que conocen a fondo al usuario que es extorsionado”.

La mayoría de los mails de ciberextorsión enviados durante los últimos días están escritos en inglés y por eso desde la Asociación Argentina de Lucha Contra el Ciberdelito creen que los ataques llegan del extranjero.

Millones de usuarios fueron sorprendidos en los últimos días con este tipo de ciberextorsión. Y quedan impactados al leer la contraseña -que no necesariamente actual, pero sí estuvo vinculada en algún momento a esa dirección de mail- y la amenaza de publicar material material obtenido del teléfono de la computadora. Hay quienes lo dejan pasar, otros que intentan averiguar qué tan cierto puede ser y algunos incautos caen en la estafa. “Juegan con el faactor psicológico”, sentencia Migliorisi al tiempo que reconoce que las consultas aumentaron más del 30 por ciento durante el último mes.

Tips de protección

  1. Asegurate de que tus dispositivos móviles están actualizados con las últimas versiones de sus sistemas operativos. Adicionalmente, revisá que tus aplicaciones también se encuentren actualizadas. Cuanto más actualizado te encuentres, menos problemas de seguridad tendrán tus sistemas
  2. Revisá con mucha atención los correos electrónicos o mensajes que recibís. Muchas veces, detrás de falsas promociones, descuentos o bonos, se encuentra un sitio malicioso que sólo busca recolectar datos personales de forma fraudulenta. En Internet se aplica el mismo sentido que en la vida real: “nada es gratis”.
  3. Intentá utilizar, siempre que sea posible, el doble factor de autenticación (2FA). Esto significa que al momento de ingresar a un sistema, aparte de tu contraseña, deberá ingresar algún código extra que podrá llegarte vía SMS o a través de alguna app de autenticación. De esta forma, si alguien obtuviera tu contraseña, igualmente no podría ingresar a tus cuentas (funciona en Instagram, Facebook, Twitter, Gmail, etc)
  4. Cuidá tus datos personales. Los datos son el motor del negocio en Internet. Cuanto más datos nuestros tiene una empresa, más poder económico le damos. Y cuanto más sensibles sean dichos datos, más valor tienen los mismos (por ejemplo, nuestra ubicación, datos de salud, etc.). Chequeá siempre el cumplimiento de las normativas vigentes en protección de datos personales y evitar dar permiso a recursos o datos excesivos a las aplicaciones que usemos.
  5. Cuidá a los más chicos. Es común que en tiempos de pandemia, la tecnología pasa a cumplir una especie de rol de “chupete electrónico”. Los chicos suelen ser víctimas mucho más vulnerables, porque tienden a confiar en todo lo que sucede en internet, facilitando el acercamiento virtual de delincuentes con finalidades sexuales. En algunos países ya se han reportado casos de delincuentes sexuales acosando menores de edad en Tik-Tok, una de las apps de moda.
Cuidar los datos es fundamental.
Cuidar los datos es fundamental.
Ir Arriba