Fanático del Seleccionado… y de los afectos – GENTE Online
 

Fanático del Seleccionado... y de los afectos

Actualidad
Actualidad

Veo el partido de mañana –cuenta–, también el próximo –el 21 de junio, ante Irán en Belo Horizonte–, y luego viajo a Porto Alegre, cuando nos toque contra Nigeria. De entrar a octavos, debo quedarme en Buenos Aires. Claro, no me dan las fechas. ShowMatch me sale al aire. Pero si avanzamos, ¡no pararé de seguir al Seleccionado hasta donde lleguemos!”, le adelanta –descalzo, pisando las blancas arenas– Marcelo Hugo (54) a GENTE su esperado, anhelado, soñado, próximo mes deportivo. “Porque a mí no sólo me gusta ver a este Seleccionado: también le tengo fe”, se anticipa ya con su tatuado torso al descubierto, mirando de reojo a Juanita, que hace cinco minutos se atrevió a las frescas aguas de San Conrado, dos kilómetros al sur de Leblon y dieciséis al sur del Copacabana Palace, donde Tinelli se alojó en familia y con amigos.

–¿Cuánta fe, Marcelo?
–Mucha.

–¿Al punto de animarse a anticipar una promesa si regresamos al Obelisco cargando la copa de oro?
–Mis promesas las gasté a cuenta con San Lorenzo, si consigue la otra copa, la Libertadores de América.

–¿Cuáles han sido?
–De ir caminando a Roma para abajo, la que quieras. “Cubrí Argentina 1978 dando una mano en los estudios de radio Rivadavia –retoma el bolivarense la cuestión mundialista–. El primero al que viajé fue Italia 90, continué con Estados Unidos 94, Francia 98, me salteé Corea del Sur/Japón 2002, volví en Alemania 2006 y falté de Sudáfrica 2010. Brasil no podía perdérmelo”, reconoce quien contaba con diecinueve entradas para el enfrentamiento ante Bosnia Herzegovina, pero decidió canjearlas –agregando la diferencia monetaria– por un palco de mejor ubicación. “Argentina en el Maracaná, una Copa FIFA acá, Lionel Messi... Nos vinimos todos, para disfrutar en familia y con afectos un momento tan lindo”, define apasionado.

–¿La familia le salió tan fan del fútbol como usted?
–Francisco sí. Entre la PlayStation y lo que ve por la tele y sigue, te aseguro, hoy sabe más que yo.

–En la postal que descubrimos alrededor, entre selfies y carcajadas, faltan Guillermina y Lorenzo. ¿Dónde y cómo andan ellos?
–Bien, perfectos. Se quedaron en el hotel. Igual que Lolo deberá hacerlo a la hora del partido.

–¿En unos años no le reprochará que no lo llevó al estadio?
–¿Te parece? Apenas cumple dos meses.

–¿Si sale fanático como Francisco?
–Quizá (risas).

–Disculpe, se viene Juanita a buscarlo para nadar.
–Y no puedo resistirme a acompañarla. Te dije: vine a disfrutar con afectos un momento tan lindo.

Así fue el arribo –en vuelo privado– del número uno de la televisión nacional en la mañana del viernes. Se alojó en el Copacabana Palace, del centro carioca, junto a Guille, el pequeño Lorenzo y una comitiva de amigos.

Así fue el arribo –en vuelo privado– del número uno de la televisión nacional en la mañana del viernes. Se alojó en el Copacabana Palace, del centro carioca, junto a Guille, el pequeño Lorenzo y una comitiva de amigos.

Desde el palco para veinte personas (eran diecinueve, incluyendo a su amigo Hernán de Laurente y los productores Federico Hoppe y Pablo Prada, arribados a último momento), Marcelo hinchó sin descanso por Argentina. El tanto de Leo Messi lo llenó de emoción. También compartió el partido con Guille y lo comentó con Francisco.

Desde el palco para veinte personas (eran diecinueve, incluyendo a su amigo Hernán de Laurente y los productores Federico Hoppe y Pablo Prada, arribados a último momento), Marcelo hinchó sin descanso por Argentina. El tanto de Leo Messi lo llenó de emoción. También compartió el partido con Guille y lo comentó con Francisco.

De almuerzo con Guillermina Valdés y Lorenzo. Luego fue a la playa, junto a Francisco, Juana, Candelaria y Micaela.

De almuerzo con Guillermina Valdés y Lorenzo. Luego fue a la playa, junto a Francisco, Juana, Candelaria y Micaela.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig